Especiales
Fecha de publicación: 2019-07-13

Roberto Kriete: El titán de la aviación regional

Ha sido el catalizador de la industria aeronáutica en El Salvador y ha expandido en rutas a Centroamérica. También ha logrado que Aeroman sea la principal reparadora de aviones en el continente.

Por Claudia Contreras, estrategiaynegocios.net

"Uno de mis modos de actuar en la vida es rodearme de gente que sea más inteligente yo, que trabaje más duro que yo, que esté más preparada que yo”, dijo Roberto Kriete al responder cómo lidera todas las empresas que dirige.

Kriete tomó el control de TACA cuando tenía 27 años. En los 90, impulsó la creación de un grupo que consolidó a las aerolíneas centroamericanas, con el objetivo de conectar al istmo con las principales ciudades de Estados Unidos. A principios de 2000, esa empresa -Grupo TACA- llegó a Perú y diversificó la oferta hacia Sudamérica, paso trascendental en la expansión del grupo que desembocó en una alianza con la colombiana Avianca, pacto que se concretó en 2009 y que dio origen al segundo mayor grupo aeronáutico de América Latina.

RECOMENDAMOS: "21 líderes empresariales de Centroamérica"

Lejos de verse como un hombre orquesta, el empresario salvadoreño se ve a sí mismo como un director que afina a los músicos. “Si me rodeo de gente que va a tener éxito, yo voy a tener éxito. Quiero que mi gente brille, no que se opaquen para dejarme brillar. Eso es lo que ha hecho una enorme diferencia en el nivel de talento que he logrado conseguir y que me apoya. Eso estoy haciendo en diferentes ámbitos de mi vida profesional en este momento”, dijo a Estrategia & Negocios en junio en una entrevista en San Salvador.

En este momento Roberto Kriete lleva su filosofía de trabajo a sus múltiples cargos en puestos de junta directiva, entre ellos Avianca, Aeroman y Volaris. Las primeras lo tienen como presidente, mientras que en la tercera -la más joven-, es consejero delegado, se trata de una low cost que en una década consolidó su operación en México y que ahora crece velozmente en Centroamérica.

Como líder, premia el esfuerzo y la entrega. Le conmueven las historias de colaboradores que sienten orgullo por ponerse la camiseta, que hacen suya la empresa para la que trabajan. Su último gran reto es impulsar un cambio de cultura en la centenaria Avianca, empresa de la que se asentó como presidente de la junta directiva a finales de mayo de 2019 y a la que busca imprimir su estilo.

Como líder, premia el esfuerzo y la entrega. Le conmueven las historias de colaboradores que sienten orgullo por ponerse la camiseta, que hacen suya la empresa para la que trabajan. Su último gran reto es impulsar un cambio de cultura en la centenaria Avianca. A finales de mayo de 2019 fue elegido como presidente de la junta directiva a finales de mayo de 2019, un cargo que ya había cumplido entre 2010 y 2013.

“Estoy tratando de tener a la mejor gente, que brille y que se sienta ‘parte de’... que sus familias sientan que Avianca es parte de su familia también. Es un trabajo arduo que va a tomar muchos años, rehacer una cultura toma tiempo, pero ese es el objetivo: sacarla adelante”, explicó el empresario en su primera entrevista con un medio centroamericano desde la llegada al puesto en mayo.

LEA TAMBIÉN: "20 centroamericanos innovadores y disruptivos"

Su apuesta por El Salvador

Kriete ha sido clave en la creación y desarrollo aeronáutico en El Salvador. Aeroman invierte US$15.000 por cada nuevo técnico que se suma a las filas del centro de mantenimiento y es una empresa con más de 3.000 especialistas.

La estación de reparación y revisión aeronáutico (MRO por sus siglas en inglés) ubicado en el Aeropuerto Internacional El Salvador monseñor Óscar Arnulfo Romero ya tiene su prestigio bien ganado y sigue en ascenso. El MRO atiende las flotas de American Airlines, JetBlue, Soutwest y va por más.

“El salvadoreño tiene la capacidad demostrada que puede desarmar un Airbus, y lo puede reparar a las mejores aerolíneas del mundo”, dijo el empresario en la inauguración del Hangar 6 de Aeroman, un proyecto que consolida a la empresa como la mayor reparadora del continente.

¿Por qué apostar por El Salvador? Para Kriete, la receta para romper la pobreza en este país es la generación de empleo. Es fiel creyente de la juventud por su capacidad de pensar sin límites. “Creen que todo lo pueden hacer, eso es importantísimo para ir rompiendo mitos, ir rompiendo barreras, creer que todo es posible es una fuerza especial que hay que agarrarla, dirigirla, liderarla, para ir logrando cosas que nunca creímos que podíamos hacer”, agregó.

Le gusta sentirse orgulloso de su equipo. Al referirse al nuevo hangar de Aeroman sostuvo: “El corazón de esta empresa no es el hangar, el hangar es la caja donde viene la joya. La joya son ese montón de muchachos que estamos entrenando para que tengan capacidad para trabajar para las aerolíneas más exigentes del mundo, con dignidad y salarios justos”.

Para Kriete, el modelo de éxito de Aeroman puede ser replicable en otras industrias: radicada en El Salvador, hecha por salvadoreños, con exigencias de la más alta calidad, acostumbrada a vivir al menos dos auditorías por semana, con cero no conformidades, y niveles de cumplimiento muy altos.

¿Qué le pide mejorar a El Salvador? Reducir los costos de energía y apostar por el empleo. “Debe haber condición de apoyo absoluto del Estado hacia la generación de empresas. Debe de haber visibilidad, es poder ver un kilómetro hacia adelante. No puede ser que sigas manejando si hay neblina que no te permite ver hacia adelante”.

Filantropía

En El Salvador, la Fundación Gloria Kriete premia a instituciones comprometidas a ejecutar proyectos sociales que impacten a los salvadoreños en salud, educación, desarrollo comunitario, emprendimiento, y juventud/prevención. en 2019, esta fundación cumplió 14 años.
Roberto Kriete también es director en la Asociación Ágape de El Salvador, que ejecuta programas para atender a poblaciones desprotegidas a través de programas sociales, espirituales y educativo.

Fuertes lazos en México

Roberto Kriete es uno de los fundadores y principales accionistas de la aerolínea mexicana de ultra bajo costo volaris, que el pasado 1 de junio anunció el surgimiento de una nueva filial en centroamérica. Se trata de Volaris El Salvador, nueva aerolínea de bandera nacional, la segunda en el istmo tras la creación -hace dos años- de una figura similar en Costa Rica.

Al igual que Volaris Costa Rica, su operación salvadoreña le permitirá iniciar y terminar sus vuelos en territorio salvadoreño, ampliando el potencial en vuelos regionales y conexiones hacia Norteamérica.

Kriete también es miembro del consejo directivo de Telmex, y del Instituto Carso para la salud de la Fundación Carlos Slim. Es miembro del consejo directivo de Volaris de México.

RELACIONADAS