Especiales
Fecha de publicación: 2019-07-13

Ricardo Poma: Visionario de los negocios en Centroamérica

Presidente y CEO de Grupo Poma ha sabido dar saltos cuánticos en diversos negocios e impactar positivamente en la región.

Por José Barrera, estrategiaynegocios.net

Ricardo Poma dirige uno de los conglomerados empresariales más importantes de Centroamérica, uno que ha sobrevivido y se ha fortalecido en su tercera generación ampliando horizontes no solo en sus rubros de acción, sino consolidando -con éxito- una operación que se extiende por todo el istmo y que alcanza a mercados dinámicos como República Dominicana y Colombia.

El empresario es el CEO y presidente de Grupo Poma, un grupo empresarial de origen salvadoreño que nació hace 100 años por el empuje de Bartolomé Poma, quien vio en el incipiente negocio de distribución de vehículos una oportunidad para salir adelante y que con el tiempo detonó en una fuerte empresa con varias líneas de acción, historias que han sido reflejadas en más de una ocasión en las páginas y la web de Estrategia & Negocios en sus 20 años de historia.
Ricardo, al igual que su abuelo Bartolomé y luego su padre Luis, ha sabido aprovechar las oportunidades para crear una empresa referente en el ámbito empresarial del istmo centroamericano y que ahora tiene brazos en el sector inmobiliario (Grupo Roble), automotriz (Excel), hotelero (Grupo Real) y de construcción (Grupo Solaire).

Ricardo Poma explicó que la historia del grupo se sustenta en lo que califica como “saltos cuánticos”, que a su vez se respaldan en la visión de trabajo y pasión por el desarrollo de negocios a largo plazo.

“Yo a veces digo que hemos logrado un crecimiento acelerado en un modelo cuántico. Por ejemplo, dijimos no queremos estar solo en El Salvador; la industria de automóviles se va a quedar pequeña, y sería buena idea ofrecer la capacidad de distribuir en toda la región”, describió el empresario, quien considera que cada generación al frente del negocio ha sabido aprovechar las oportunidades.

Otro salto cuántico es el de Grupo Roble, pioneros en complejos de usos múltiples, donde integran un modelo de centro comercial, hotel, edificios de oficina.

BENEFACTOR CENTROAMERICANO

Poma es un importante activista social. Preside los brazos sociales y de RSE de la compañía: la Fundación Poma y la Fundación Salvadoreña para la Salud y el Desarrollo. Funge como rector de la Escuela Superior de Economía y Negocios (ESEN), entidades con las que Grupo Poma se ha convertido en un referente de apoyo social y de formación.

“(La labor social) es una parte importante. Desde la década de 1980 en la Fundación Poma estamos trabajando por la educación, están ESEN (la Escuela Superior de Economía y Negocios), el Teatro Luis Poma, Fusal (la Fundación Salvadoreña para la Salud y el Desarrollo Humano). Yo dedico mucho tiempoaesto, a la parte social, es algo que me gusta y me da satisfacción”, destaca el empresario.

Este rol es clave para la región por que más allá de tener una función meramente asistencial, busca tener un impacto social y de cambio que se ha fortalecido en un siglo de historia del grupo empresarial salvadoreño.

“Frente a todo lo que ha pasado en Centroamérica, en el mundo, en El Salvador, hemos sobrevivido, con dificultades en varios momentos, pero salimos adelante”, valoró.

Un crecimiento estratégico

Ricardo Poma sabe que la expansión se sustenta en una visión estratégica, lo que minimiza el riesgo y garantiza buenos resultados.
“Tratamos de ser selectivos en lo que hacemos. debemos tener un colador fino en la toma de decisiones, ser agresivos pero conservadores, tener una disciplina estratégica, ver potenciales y riesgos, nosotros queremos controlar al máximo”. Durante los últimos 50 años grupo poma ha tenido las mismas divisiones, pero han crecido, cambiado y expandido.

Un hombre destacado
Este año, el Wilson Center -una organización con sede en Washington D.C. y especialista en investigación académica y generación de políticas públicas- reconoció la labor de Ricardo Poma, con el premio Woodrow Wilson a la ciudadanía corporativa, el cual se concede a grandes líderes empresariales a escala continental.

Este reconocimiento es otorgado a quienes creen firmemente que las empresas deben ser buenas ciudadanas en las comunidades en donde operan, y a través de su ejemplo y prácticas empresariales manifiestan su profundo compromiso para garantizar el bien común.

Actualmente, Grupo Poma, conformado por cinco divisiones de negocio: automotriz, bienes raíces, hostelería, financiera e industrial, es fuente de empleo para más de 10.000 personas y es uno de los grupos empresariales que contribuye a la dinamización de la economía en la región.

Un crecimiento estratégico

Ricardo Poma sabe que la expansión se sustenta en una visión estratégica, lo que minimiza el riesgo y garantiza buenos resultados.
“Tratamos de ser selectivos en lo que hacemos. debemos tener un colador fino en la toma de decisiones, ser agresivos pero conservadores, tener una disciplina estratégica, ver potenciales y riesgos, nosotros queremos controlar al máximo”.
Durante los últimos 50 años Grupo Poma ha tenido las mismas divisiones, pero han crecido, cambiado y expandido.

RELACIONADAS