Especiales
Fecha de publicación: 2020-12-03

Bernardo Alfaro: Democratizar la economía, propósito de la banca post pandemia

Así lo afirma Bernardo Alfaro Araya, nuevo gerente general del Banco Nacional de Costa Rica

Por E&N para Banco Nacional

Bernardo Alfaro Araya regresa al Banco Nacional con la visión de dirigir a la organización en una coyuntura que supone el reto más desafiante que haya tenido la más grande entidad financiera de centroamérica en los últimos tiempos: avanzar decididamente en el camino hacia la transformación digital, “con el firme objetivo de ser ese banco con los mejores estándares globales en materia de digitalización para nuestros clientes, quienes requieren realizar todas sus gestiones bancarias mediante canales digitales en cualquier dispositivo móvil, con una experiencia del cliente sin igual”, apunta el nuevo gerente general.

Alfaro es ingeniero civil de profesión, con una maestría en Administración de empresas del INCAE, con especialización en concentración en Banca y Finanzas de Desarrollo. Tiene 57 años y es considerado un profesional de gran trayectoria en el sistema financiero costarricense.

BN Nuevo Gerente_26(800x600)

Entre 2004 y 2005, Alfaro fungió como gerente general del Banco Internacional de Costa Rica (BICSA), y desde 2005 hasta 2018, ocupó el cargo de subgerente general del Banco Nacional, donde lideró e impulsó mejoras en indicadores de riesgos, política crediticia, control interno, cumplimiento, coordinación con las autoridades reguladoras del sistema financiero, continuidad del negocio y la división de finanzas del banco. En los dos últimos años se desempeñó como Superintendente General de Entidades Financieras.

Poseedor de una gran capacidad de análisis, un hombre de gran sapiencia, es valorado por su calidez humana, por su vasta experiencia y por el compromiso que ha expresado para dirigir la institución con la mayor integridad y una clara estrategia hacia el camino del éxito, el personal del conglomerado le ha recibido con alegría y con entusiasmo.

“Regreso a una organización por la que siento un gran respeto y compromiso, no solo porque aquí trabajé anteriormente 14 años de mi vida, sino porque conozco
la importancia del conglomerado Banco Nacional para la economía costarricense. Volver al Banco Nacional supone un reto de grandes dimensiones para mi persona. Estoy rodeado de un equipo gerencial con altos estándares profesionales, del cual me siento orgulloso y juntos llevaremos al conglomerado hacia una nueva era digital”, dijo Alfaro.

“Somos el banco más grande por mucho, en total de activos, de cartera y número de clientes. Los costarricenses nos observan con ojos de esperanza para que seamos los principales gestores e impulsores de la reactivación económica del país. Esto es lo que tanto ha procurado este banco a lo largo de sus 106 años de existencia. Tenemos que mantener el sistema productivo vivo y apoyar a muchas empresas y sectores que perdieron gran parte de su impulso para reactivarlos”, finalizó Alfaro, refiriéndose a que esta pandemia ha afectado al sector real de la economía, y el sector financiero y bancario a nivel mundial se ha convertido en ese apoyo a la normalidad, con crédito para la actividad productiva, fundamental para la recuperación económica.

El nuevo gerente general, además, destaca que la fortaleza financiera, clientela leal y el prestigio que el Conglomerado Banco Nacional ha adquirido a nivel nacional e internacional, son factores vitales que “permitirán cumplir los objetivos fundamentales que debemos plantearnos de construir un banco enfocado en el cliente, con la transformación digital como clave para el éxito”. Alfaro sintetiza el aporte del Banco Nacional al país, en dos palabras: democratización económica. en una era de cambios profundos, liderará la institución que seguirá transformándose, de la mano con un personal abierto a la innovación tecnológica, el aprendizaje permanente y la agilidad para atender a toda la población y “ser el banco más de avanzada de costa rica, estamos llamados a hacerlo y lo vamos a hacer”.

RELACIONADAS