Admirados
2022-01-26

Progreso: guatemalteca con liderazgo regional

Ya es la empresa de materiales de construcción líder en Centroamérica, tras la compra a CEMEX de las operaciones de Costa Rica y El Salvador.

Por Gabriela Melara - Revista E&N

La región centroamericana es el universo de Cementos Progreso, afirma el CEO de la empresa, José Raúl González, quien sueña con "estar en todos los países que la integran" e incluso expandiéndola "desde el Sur de México hasta Colombia".

Si para otras compañías internacionales, la región parece un territorio pequeño o "una región muy complicada, fraccionada. Para nosotros (Progreso), como somos centroamericanos, es una sola región, con sus diferencias culturales, pero con virtudes" y potencial para crecer.

Progreso cerró el año haciendo una inversión estratégica que colocó a la empresa al nivel de otras grandes cementeras globales y la consolida como una de las líderes en Centroamérica.

En diciembre de 2021, Cementos Progreso Holdings, S.L.M, a través de sus subsidiarias, anunció la expansión de sus operaciones a Costa Rica y El Salvador, por medio de la firma del acuerdo con Cemex para adquirir sus operaciones en estos países, por un valor que asciende a US$335 millones.

Esta adquisición cuenta con activos consistentes en una planta de cemento, un molino de cemento, 7 plantas de concreto premezclado, una cantera de agregados y un centro de distribución en Costa Rica y un centro de distribución en El Salvador.

Según González, el haber establecido una estrategia de expansión en la región y poder concretarla "nos entusiasma y nos compromete mucho más con el desarrollo regional al ampliar nuestras operaciones. Con esto pasamos a tener operaciones en siete países".

La transacción coloca a Progreso como la empresa de materiales de construcción con mayor presencia y participación en Centroamérica, operando en cinco países de esta región (Guatemala, El Salvador, Honduras, Costa Rica y Panamá), además de Belice y Colombia. A territorio colombiano arribaron en 2021, con una operación en Barranquilla, y atendiendo ese mercado con exportaciones por vía marítima.

Antes, habían llegado a Panamá después de comprar, a finales de 2019, la operación de Cemento Interoceánico, con una planta de molienda de cemento y una distribuidora de materiales de construcción.

Una vez que se hayan cumplido las condiciones para el cierre de la adquisición, en Costa Rica y El Salvador, y se presente la aprobación de autoridades, Progreso estará ampliando su capacidad de producción de cemento en aproximadamente 15%, llegando a más de 7.6 millones de toneladas anuales, reveló González.

En Guatemala, país en el que nació hace más de 122 años, Progreso tiene puesta la mira en la recuperación de la infraestructura y del sector de la construcción en general.

"No encuentro ninguna otra medida que, en el corto plazo, promueva el crecimiento económico que la inversión en infraestructura y cuando hablo de ello hablo de los términos más amplios. Nuestros países tienen una infraestructura que es deficiente para el potencial o detonante de la empresarialidad que hay afuera. Necesitamos mejores y más carreteras, puertos, aeropuertos", afirma el empresario.

Además de cemento, Progreso destaca en productos como cal, concreto, bolsas de papel, comercialización de energía en Guatemala y establecimiento de ferreterías.

"Queremos ser un agente positivo de cambio y contribuir con materiales de construcción de la mejor calidad a apuntalar el desarrollo económico y social de los países en donde tenemos operación", concluyó el CEO.

12 ejemplares al año por $75

SUSCRIBIRSE