Tendencias

Tendencias de bienes raíces: Las oficinas, llamadas a reinventarse

2021-09-09

Por Pablo Balcáceres / Revista E&N

El teletrabajo expulsó a miles de centroamericanos de sus sitios de labores tradicionales. Juan Carlos Salazar, presidente de la Asociación Nacional de Constructores de Vivienda de Guatemala (Anacovi), estima que aún es muy pronto para determinar si la demanda se transformará de manera permanente y, más importante aún, si estos se volverán decisivos en las decisiones de compra.

“Los cambios en el sector inmobiliario toman tiempo, mucho tiempo. No podemos negar que hubo cambios violentos, como el dejar las oficinas de la noche a la mañana, o los cambios que notamos en nuestras viviendas cuando ya pasamos más tiempo en ellas. Aun así, no considero que todos sean definitivos”, plantea Salazar.

Banner 928x200 Real Estate.1(800x600)

Lo que sí está claro es que la forma de trabajar cambió. “Trabajar desde casa fue una grata sorpresa para muchos, más no para todos. No todos tenemos las condiciones adecuadas para hacerlo; pero hemos visto como hay una gran preferencia por una mezcla entre el trabajo en casa y el trabajo presencial”, observa el presidente de Anacovi.

Al empezar la pandemia había alrededor de 100.000 metros cuadrados de oficinas disponibles o en proceso de autorización en Guatemala, dice por su lado Pedro Ramírez, de la CBR. Hoy por hoy, se trata del producto más difícil de vender para los agentes de bienes raíces. El reto será reanalizar los espacios, reacomodarlos o reconvertirlos.

Descubre más tendencias en decoración en E&N Real Estate

Un análisis de la consultora inmobiliaria Ramfer Costa Rica detectó que la desocupación en los segmentos más altos ronda el doble dígito. Normalmente un dato sano no debería superar el 10%.

La oficina en la nueva normalidad trasciende los espacios físicos. La identidad corporativa pasará a tomar un rol fundamental, prevé Randall Fernández, fundador y gerente de Ramfer.

“El concepto de oficinas cambió y se busca una mayor identidad corporativa, donde la convivencia toma un lugar excepcional, espacios colaborativos o centros corporativos que permitan hacer reuniones, con espacios confortables sin aglomeración y una ocupación del 40% de las personas en un mismo momento”, opina Fernández.

Con enfoques de estilos de vida, por ejemplo: ‘wellness’ o bienestar, deportes, ‘pet friendly’, entre otros. La ventilación pasa a ser un aspecto de peso para las oficinas con mejores prospecciones, apunta por su lado Esteban Acón, presidente de la Cámara Costarricense de la Construcción (CCC).

“Las nuevas edificaciones residenciales se diseñan con más luz natural, mayor ventilación, amenidades más enfocadas al ‘wellness’ y casilleros para servicio a domicilio”, visualiza.

Más tendencias

En el Triángulo Norte centroamericano la seguridad se mantiene como un tema prioritario para los

compradores, plantea José Enrique Artiga, gerente de Ventas para El Salvador y Guatemala de Encuentra 24.

Particularmente en Guatemala, la búsqueda por amplios espacios marcó la pauta del mercado y áreas que venían decayendo en demanda como Carretera a El Salvador reportaron un incremento súbito, relata Pedro Ramírez, presidente de la Cámara de Corredores de Bienes Raíces de Guatemala (CBR).

Sectores de vivienda individual que se consideraban golpeados, como Carretera a El Salvador están resurgiendo debido a que la gente está pidiendo casas con jardín, nuevamente”. “En zona 16 hubo más venta de casas”, aunque ciudad Cayalá, en la misma zona se vio más afectada por la pandemia.

En casas de descanso, el crecimiento fue enorme. “En ocho meses se vendió lo que quedaba”, dice al referirse a uno de los condominios de playa más conocidos a la orilla del Pacífico, pues ya no era necesario estar en la ciudad para trabajar desde casa.

En El Salvador, el turismo también recibió una ola revitalizadora, en cuanto al alquiler. Muy pocas personas han migrado a las montañas o a las playas, pero sí se registra un aumento a las visitas a lugares que venían siendo más desfavorecidos.

“El sector turístico de montaña y playa se ha visto favorecido con esta pandemia. Dos años atrás, los hoteles de campo como Chalatenango y El Pital estaban teniendo un declive tremendo porque no había movimiento, la gente no quería desplazarse hacia esos lugares, mucho menos vivir ahí”, cuenta Ricardo Espinal, International Realtor y director de Mercadeo y Publicidad de la Cámara Salvadoreña de Bienes Raíces.

En Centroamérica, quedan por delante retos compartidos, sobre todo por el aumento en los costos de las materias primas y la necesidad de reactivación económica, en la cual la construcción representa un peso significativo.

Compartir en:

Envíe sus comentarios