Empresas & Management
2022-04-27

Miguel de Merodio: 5 claves para lograr una Empresa Familiar exitosa

EL cofundador de Skaleno Advisory destacó que el tiempo es fundamental en una empresa familiar. “Si una familia no está lista para cambiar, no va a cambiar”, dijo.

Por Claudia Contreras, E&N

“Los Negocios familiares están posicionados idealmente para ofrecer ese significado, ese sentido renovado de responsabilidad, a una población cada día más consciente y exigente. Para hacerlo, tendrán que ser muy efectivos en entender y abordar la dinámica de la familia en los negocios, y de los negocios en la familia. Utilizando un manual como este permitirá a los negocios familiares aprovechar aquellas cosas que los unen y les dan fortaleza, y evitar lo que los separa y debilita”.

Con estas palabras, Diego de Sola, CEO de Grupo de Sola, presentó el libro Empresa Familiar: La alquimia del legado, de Miguel de Merodio, socio cofundador de Skaleno Advisory. También es consultor de gobierno corporativo y management, y coach de equipos ejecutivos. Rodeado de reconocidos empresarios en San Salvador, De Merodio dibujó las claves de su Guía práctica para seguir prosperando una Empresa Familiar.

Miguel de Merodio en la presentación de su libro en San Salvador.

“Todo el mundo lleva mochilas, los consultores llevan un maletín. Yo traje un maletín de alquimista”, dijo a su audiencia. A partir de ahí comenzó a explicar su visión de saber gestionar empresas familiares exitosas.

1. La empresa familiar es un sistema de conversación: accionistas conversan con accionistas, accionistas con ejecutivos. “Esa sistematización es complejo en el mundo de la empresa familiar”. Es importante entender: ¿Quién conversa sobre qué? Detalló que como consultor ha logrado entender ese sistema complejo porque cuando se aleja se entiende mejor. “Los consultores vemos los sistemas de forma distinta”, dijo. Al estar más lejos de la realidad, se pueden ver mejor los retos de las familias empresarias.

2. Detrás de una empresa familiar hay una familia empresaria. De Merodio sacó una imagen de la Sagrada Familia y dijo: “La Sagrada Familia tenía una carpintería”. “Todos los empresarios familiares están en el negocio”. En esa dinámica familiar, hay subsistemas: pareja, hermnaos, primos, ramas familiares, parientes políticos, etc.

3. Familias empresarias hablan de cómo vive la familia. Al escucharlos hablan de legado, de cómo se lleva la familia. “Las familias empresarias conversan sobre cómo van sus empresas (resultados), sobre cómo funcionan (gobierno y organización), y sobre hacia dónde deberían ir (visión)”, señaló De Merodio.

Otra conversación es cómo rinden las inversiones. “A veces de esas no nos acordamos de eso. Conversan sobre dónde y cómo invertir sus ahorros comunes generados por el capital excedente que, normalmente, han producido sus empresas”.

4. Parte de la complejidad de la empresa familiar uno encuentra que puede ser solo familiar, otros tienen dinero son accionistas, otros además de tener dinero son ejecutivos. Otros están en la junta directiva. “Cuando se empieza a mezclar roles, es complicado. Las Familias tienen reglas que tienen que ver con cariño, normas no escritas. Cuando hay gente que tiene distintos roles, se empieza a complicar. No se puede preguntar por los dividendos si es tu primo. Parte de la complejidad no solo es tener esos roles, sino en qué sitio se tienen conversación”, explicó. Agregó: “Gran parte de la complejidad es la confusión de roles. Uno se puede enojar con su hermano, pasa entre hermanos. Pero no está bien pelear te con tu jefe, o pelearse con tu accionista”.

5. Familias tienen retos. Tienen 6 retos:

a. Reto del Equipo: “Sin un equipo de cambio conformado por los familiares con capacidad de colaborar y con alta legitimidad frente al resto de la familia será muy difícil que un proceso de transformación salga bien”.

b. Definir el legado, deben decir hacia dónde. “Reconocer ese reto pasa por saber qué somos: legado de trabajo o legado de inversiones”. De Merodio propone plantearse: “¿para qué queremos seguir juntos?”

c. Reto de Gobierno: “Las familias empresarias necesitan foros distintos y reglas distintas para discutir y decidir los temas relativos a los tres ámbitos de gestión que tienen: familia, empresa e inversiones”. Propone constituir órganos de gobierno y dotarse de normas, más o menos, formales, vinculantes jurídicamente.

d. Reto de sucesión. “Una generación sucede a otra. Por eso es necesario definir los Roles de liderazgo, y cómo se distribuye entre menos o más gente”.

e. Reto del crecimiento: “La biología humana impulsa a la procreación. La tendencia es a tener más gente. El patrimonio debe crecer a mayor tasa que la familia, si no se cuida el patrimonio hay menos empuje. Es importante que haya un crecimiento. Es lo mismo que la profesionalización, es que las organizaciones se gestionen como profesionales. Líderes de las empresas se dedican a construir una organización”. De Merodio propone preguntarse: ¿Cuánto queremos crecer? ¿Cómo y dónde crecer? ¿Qué significa profesionalizar la gestión?

f. Reto de la Cohesión: “Cuando trabajas con familias, oyes mucho la unidad. La cohesión es una fuerza física de atracción de partículas. Cohesión porque el legado es claro, porque me lleva a una tranquilidad. “El reto de Cohesión consiste en cómo conseguir esa cohesión sin anular o sacrificar al inviduo. La cohesión de la familia es fundamental para darle sostenibilidad al patrimonio y tranquilidad a la empresa”.

“A veces la reacción de empresas familiares es negativa, pero no es cierto. Muchas trabajan juntos, viajan juntos”. Para De Merodio esto es un signo de unidad.

Por último señaló que la construcción de una empresa familiar exitosa pasa por ser un equipo. “Es importante disfrazarse de equipo. Nadie tiene referencia de familia perfecta. ¿Cómo funciona un equipo? Eso sí se mide con reglas que dan efectividad”. Agregó: “Hay que dejar de buscar al súper hombre y trabajar con un equipo”.

12 ejemplares al año por $75

SUSCRIBIRSE