Empresas & Management
Fecha de publicación: 2015-06-30
Quien no logra conectar con la gente no está haciendo un buen trabajo y en definitiva no es un jefe responsable. (Foto: serie The Office).

9 cosas que odias de tu jefe

¿Cuáles son las quejas más comunes de los trabajadores sobre sus jefes? Harvard Business Review las identificó.

Por: expoknews.com

¿Qué es lo que menos te gusta de tu jefe? Seguro no tienes que detenerte a pensar en la respuesta, ya que la mayoría de las personas tienen muy claro qué es lo que cambiarían respecto a su líder.

Para conocer cuáles son las quejas más comunes respecto a comunicación, Harvard Business Review realizó un estudio entre 1.000 trabajadores en Estados Unidos en el que identifica los nueve obstáculos comunicativos que se interponen con el liderazgo.

La falta de reconocimiento a los logros es el problema número uno, mencionado por el 63% de los encuestados. El top 3 lo completa la falta de instrucciones claras y la falta de tiempo para reunirse con los colaboradores, con 57 y 52% respectivamente. Esto, dice HBR, es sorprendente porque las empresas suelen pasar mucho tiempo conduciendo encuestas con sus empleados e implementando iniciativas, pero la inversión no se ve reflejada en el bienestar de su gente.

Los 9 problemas de comunicación que obstruyen el liderazgo (Infografía: expoknews):

9-problemas-de-comunicacion-que-obstruyen-el-liderazgo-2(800x600)

¿Cómo pueden mejorar los jefes?

La publicación da varios tips para aquellos jefes que quieran dejar de caer en estos errores. Por ejemplo, recuerda que simplemente decir “bien hecho” no es suficiente para mostrar aprecio por el trabajo de los colaboradores; es necesario decir algo específico como “Aprecio la forma en la que haces conexiones e involucras a gente de otros departamentos para lograr tus metas.”

También sugiere mostrar gratitud en público y en privado, como lo hace Lynn Good, CEO de Duke Energy, quien deja notas de “gracias” pegadas en las oficinas de sus empleados, así como crear un ambiente de trabajo en la que todos sientan que pueden decir su opinión y donde la retroalimentación no se de solo una vez al año, sino continuamente.

Otro tema clave es dejar claro a los miembros del equipo cuáles son sus oportunidades en el futuro, recordando que los líderes se ganan el respeto cuando comparten lo que saben en el momento en el que tienen la información. otra forma de generar credibilidad es compartir pequeñas lecciones o aprendizajes.

Finalmente, se recuerda lo importante que es aprender los nombres de todos. Si la compañía es demasiado grande, los jefes pueden empezar por el equipo más cercano, pero no es válida la excusa de “no ser bueno con los nombres.” Un buen líder se esfuerza.

En resumen, dice Harvard Business Review, un buen jefe recuerda que las empresas se tratan de las personas, y que el equipo solo va a alcanzar su máximo potencial con ayuda de su líder. Quien no logra conectar con la gente no está haciendo un buen trabajo y en definitiva no es un jefe responsable.

RELACIONADAS