Empresas & Management
Fecha de publicación: 2016-06-06

Roberto Murray: El líder que reinventó Agrisal

En 1999, cuando Estrategia & Negocios nacía, Roberto Murray Meza asumió la presidencia del consejo de administración de Grupo Agrisal. Entonces era una empresa netamente salvadoreña cuyo giro principal de negocio eran la cerveza y las bebidas carbonatadas. “

Por estrategiaynegocios.net

Agrisal se ha reconvertido y se ha reinventado. Ahora desarrolla el giro de negocios hoteleros, y su campo de operaciones ya no es solo El Salvador sino Centroamérica, con miras a desarrollar Sudamérica”, dice el miembro de la alta dirección.

Diecisiete años después, destaca Murray Meza, la corporación de origen salvadoreño se ha vuelto un referente de calidad y e ciencia en cuanto a edi cios de o cinas, no solo en su natal El Salvador, sino también en Costa Rica. “Adicionalmente, hemos incursionado con enorme éxito en el negocio de centros comerciales con Plaza Mundo y en centros de uso mixto con Plaza Tempo en Costa Rica”, apunta. Para don Roberto, “el futuro de Agrisal es muy prometedor en los giros de hotelería, centros comerciales y edi cios de oficinas en Suramérica y el Caribe”.

El Salvador seguirá siendo un destino importante de inversión responsable para el grupo, en los giros de hotelería, centros comerciales y edificios de oficinas, asegura quien desde 1999 hasta 2013 fungiera como presidente de la compañía. Actualmente, se mantiene vinculado al grupo como miembro de la alta dirección.

Desde la visión del empresario, quien fue presidente del Fondo de Inversión Social (FIS) en El Salvador, y el primer presidente de la Fundación Salvadoreña para el Desarrollo Económico y Social (Fusades), si bien Centroamérica, a diferencia de otras regiones, transcurrió esta década sin grandes crisis, preservando la estabilidad macroeconómica, “nuestra empresa ha sabido funcionar en momentos de crisis y estabilidad, la garantía de nuestro éxito está en la eficiencia de la gestión, en el enfoque al consumidor, en la importancia que se da a nuestros colaboradores así como en los valores que orientan y guían nuestros negocios”, dice.

En Agrisal, destaca, “siempre ha prevalecido un modelo de gestión y trabajo que valore las condiciones familiares de nuestros trabajadores y ejecutivos, estamos dispuestos a mejorar siempre esas condiciones con el objeto de crear mayores niveles de bienestar para el trabajador y los ejecutivos, manteniendo los niveles de competitividad que se requieren para el éxito”.
Personalmente, dice Murray, “durante estos 17 años he tratado de interpretar las nuevas exigencias que se hacen al empresario y de liderar formas de gestión compatibles con esas exigencias y con los desafíos que hemos enfrentado. El resultado ha sido exitoso”.
¿Que significan 17 años en la vida de una empresa como Agrisal? Para don Roberto, lo más significativo que aconteció entre 1999 y 2016 fue la reconformación del grupo en una estructura de empresa familiar y administración profesional con una huella regional e internacional. Ello, sostiene, “ha fortalecido su solidez financiera y sustentado su visión estratégica de mediano y largo plazo. Hay una cuarta generación de la familia liderando los negocios que se comenzaron hace más de 110 años”.

En los últimos años, hizo notar, Agrisal “se ha modernizado, manejando su tecnología de información en la nube. Ha adquirido prácticas y estándares de operación de calidad mundial que le permiten un nivel de competitividad que, soportado con solidez financiera, le augura éxitos por muchos años más”.

CAMBIOS QUE SON OPORTUNIDADES
Al empresario salvadoreño no le arredran los cambios en el mundo de los negocios, ni las transformaciones que viven los mercados y los consumidores. “La globalización es el pan de cada día; la competitividad y la productividad son las únicas garantías del éxito”, afirma. Cree que en un mundo sin fronteras “las posibilidades son ilimitadas”.
Otro cambio relevante: “las empresas han adquirido un sentido de responsabilidad y de valor compartido con las comunidades en las que operan” dice don Roberto, quien de 2000 a 2010 conoció de cerca estos esfuerzos, como presidente de la Fundación Empresarial para la Acción Social (Fundemás). Por lo que toca a Agrisal, sostiene: “Nuestros valores no han cambiado, siempre se han mantenido constantes. Son el legado más importante que hemos recibido de nuestros antecesores y que transmitimos a las nuevas generaciones. La perseverancia, la integridad, la constancia, la honradez y el compromiso con nuestras comunidades seguirán siendo los baluartes de nuestra empresa”.
Mirando al futuro, Murray destaca que como miembro de la tercera generación de su familia “mi gran responsabilidad ha sido la de trazar una visión estrategia para las futuras generaciones, que incluye temas de sucesión en el liderazgo, temas de a namiento estratégico para la competitividad de nuestros negocios, temas de responsabilidad y generación de valor para nuestros accionistas y nuestras comunidades y sobre todo una firme convicción que la ética y la integridad son insustituibles baluartes para el manejo de nuestros negocios”.

Lea el artículo completo: ¡Suscríbase!<

RELACIONADAS