Empresas & Management
Fecha de publicación: 2012-02-02

El empresario más generoso del mundo

Ken Grenda, dueño de una empresa de transporte en Australia, repartió US$15 millones entre sus 1.800 empleados. Quiso premiarlos por su dedicación al trabajo.

Ken Grenda, dueño de una empresa de transporte en Australia, repartió US$15 millones entre sus 1.800 empleados. Quiso premiarlos por su dedicación al trabajo.

Por: Infobae.com

Cuando se cruzan con su jefe, a los trabajadores de Grenda Transports se les ilumina la cara con una sonrisa, e incluso algunos paran al presidente de la compañía para sacarse una foto con él. Y no es para menos, luego de haber repartido US$15 millones para recompensar su dedicación al trabajo y su lealtad a la firma.

Grenda, de 79 años, ya ha sido bautizado como "el jefe más generoso del mundo". Esto luego de haber depositado la semana pasada en las cuentas de sus 1.800 empleados cantidades que oscilaban entre los 850 y los 30 mil dólares.

Todos, desde los ejecutivos hasta los conductores pasando por los empleados de mantenimiento, recibieron su aguinaldo "por contribuir al éxito de la empresa", según le explicó el hombre de negocios al canal de TV australiano Ten.

Sin embargo, la mayoría de los trabajadores se puso en contacto con su banco dando por hecho que la inusual cantidad depositada en sus cuentas corrientes era un error. Aunque luego se encontraron con la excelente novedad.

El dinero proviene de los beneficios que la familia Grenda ha obtenido de la venta de parte de sus acciones en la compañía a inversores externos.

"Una empresa llega a ser todo lo buena que es por la gente que trabaja en ella, y nuestros empleados son fantásticos", aseguró un exultante Ken Grenda. El empresario aseguró sentirse orgulloso de contar con "dos generaciones de la misma familia" trabajando en la compañía. Además, recordó "a un compañero que lleva 52 años acudiendo cada día a su puesto de trabajo", y al que premió con el mayor aguinaldo.

Los trabajadores respondieron a la sorprendente iniciativa de su jefe llenando su contestador de mensajes y bloqueando la "bandeja de entrada" de su correo electrónico con centenares de agradecimientos. "Es difícil encontrar buenos jefes, y Ken Grenda es el mejor de todos", afirmaba uno de los felices trabajadores.

Sin embargo, para el empresario australiano su actitud no tiene mérito alguno y se encuadra en las cuatro máximas que le han permitido alcanzar el éxito: "Trata a todo el mundo como un igual; confía en la gente hasta que te den una buena razón para no hacerlo; trata a tus empleados como si fueran miembros de tu familia; y se honesto".

Información publicada por Infobae.com:

http://america.infobae.com/notas/43390-El-empresario-mas-generoso-del-mundo