Empresas & Management
Fecha de publicación: 2017-02-02

Uber, Netflix o Airbnb, amenazas a negocios tradicionales ¿quién sigue?

Empresas disruptoras tienen en jaque a compañías tradicionales y cada vez más sectores se preguntan si también sus modelos de negocio están a punto de ser reemplazados.

Por Dinero

Protestas de taxistas por la llegada de Uber a sus ciudades, preocupación entre los dueños de canales de televisión por suscripción ante el crecimiento de Netflix o inquietud entre los hoteleros por la dura competencia de Airbnb copan a diario los titulares de la prensa en el mundo.

Aunque las críticas se concentran en estos tres sectores afectados en los últimos cinco años por la llegada de los llamados ‘disruptores digitales’ –que han provocado una ruptura frente a los modelos de negocio vigentes–, muchas empresas tradicionales empiezan a ser conscientes de la creciente amenaza que se cierne sobre sus negocios.

La aparición de tendencias como la automatización, que amenaza con reemplazar los call center tradicionales; el Internet de las Cosas (IoT, por su sigla en inglés), que podría desplazar mano de obra de servicios; o la innovación en nuevas plataformas que llegarían directamente a los clientes finales eliminando intermediarios comerciales están confirmando que el mundo no es hoy lo que solía ser.

Estos ‘pasos de animal grande’ han comenzado a sentirse en muchos sectores y provocan temores entre quienes creen que podrían ser los próximos en la lista de los reemplazados por las nuevas tecnologías, empresas o modelos de negocio que ahora resultan mucho más competitivos y rentables. Pero, ¿qué ha provocado este cambio en el estado de cosas?

La adopción de nuevas tecnologías digitales, la constante innovación y la adopción de procesos para preparar mejor el talento humano han permitido que un grupo creciente de empresas creadas en la última década estén liderando los grandes cambios en sectores de banca, industria, comercio, servicios, medios de comunicación e incluso los de petróleo y gas.

Matías Arturo, director de soluciones digitales de Accenture para América Latina, confirma que ya ‘nadie está a salvo’ y la velocidad con la que algunas compañías están trabajando en adaptar sus modelos de negocio a la nueva realidad digital en el mundo hace que en cualquier momento pueda surgir un nuevo paradigma que ponga ‘en jaque’ a las compañías tradicionales.

Para el presidente de Microsoft en Colombia, Marco Cesarín, la transformación de la economía, que en los próximos 20 años crecerá entre 15 y 17 puntos, está motivando esta transformación de las empresas. Por eso, la recomendación de estos expertos es promover la transformación digital en las compañías tradicionales, que va más allá de tener una aplicación para ‘acercarse’ a los clientes e incluye todo un cambio de pensamiento para reaccionar a la nueva realidad mundial.

Una encuesta mundial de la consultora sobre transformación digital en el mundo, y que tiene un capítulo específico sobre América Latina, muestra que, si bien hay avances importantes, todavía hay mucho trabajo por hacer.

Beatriz Carmona, directora de Accenture en Colombia, asegura que, si bien un alto porcentaje de empresas en América Latina comienzan a trabajar en transformación digital porque ven que este es un tema relevante, resulta preocupante que haya un cierto nivel de confianza en el statu quo y solo 1% de los consultados se siente amenazado por las disruptoras, mientras que 61% se siente muy poco o nada amenazado.

Este modelo de negocio está demostrando la importancia de la innovación: Fujifilm, el gigante de la tecnología que sobrevivió a la transición digital


Pensar distinto

En Colombia, como en América Latina, cada día crece el número de empresas que trabajan en incorporar estrategias digitales en sus procesos del día a día. Esto ha permitido que muchas compañías busquen crear sus propias aplicaciones para facilitar procesos de acercamiento con sus clientes o desarrollen plataformas cada vez más robustas para sus procesos de ventas o servicio al cliente.

Sin embargo, para Carmona muchos de estos cambios hacen parte apenas de un proceso de ‘adopción digital’, pero no necesariamente reflejan una transformación digital. “Las empresas piensan que esto solo tiene que ver con desarrollar una App para vender, cuando realmente se trata de transformar el modelo de negocio hacia uno digital y cómo repienso la estrategia para transformarme digitalmente en los próximos tres a cinco años, y es ahí donde falta un poco”, asegura.

Pese a la ruptura que ha generado en el mundo la llegada de compañías como Uber, Airbnb o Netflix, muchos empresarios tradicionales todavía las ven como ‘otros negocios’ y no como una amenaza de que compañías similares puedan aparecer para competir en sus áreas de negocio. “Eso es llamativo en el estudio, y creo que es un error, porque el mundo está cambiando mucho y muy rápido, y así como llegó Uber o Netflix, van a llegar otros”, dice.

Pese a que las amenazas son grandes para las compañías tradicionales, algunos pasos que se están dando en el tema de transformación digital dan espacio para el optimismo.

Para Carmona, el estudio de su compañía tiene un resultado esperanzador porque “el porcentaje de empresas que ya ha avanzado en su transformación digital y que ha comenzado a realizar cambios fundamentales en su organización es creciente”. De acuerdo con el estudio, esta cifra alcanza 66% en Colombia, es 57% en Chile y 36% en Argentina, para un promedio regional de 53%.

Pero, expertos de esta consultora consideran que cinco tendencias que están marcando el desarrollo empresarial deben ser vistas con mayor detalle y adaptadas a la mayor prontitud por las compañías que buscan perdurar en este ambiente tan cambiante.

Estos tienen que ver con la formación de talento humano, automatización, economía de plataforma, confianza digital y disrupción, todo ello enmarcado en un contexto de innovación permanente.

RELACIONADAS