Empresas & Management
2020-09-26

Brasil acusa a hermanos Efromovich por los delitos de corrupción y lavado de dinero

Según Efromovich, las declaraciones de la Fiscalía brasileña se sustentan en un informe interno de Transpetro de 2019 en el que se omiten extractos del testimonio entregado por Sergio Machado, funcionario de Transpetro.

Por Radio Caracol / Portafolio

La Fiscalía brasileña presentó este jueves denuncia formal por los delitos de corrupción y lavado de dinero contra los hermanos Germán y José Efromovich, socios del grupo Avianca, en el marco de una investigación sobre desvíos en la empresa Transpetro, una subsidiaria de la petrolera Petrobras, informó Radio Caracol.

En estos fragmentos omitidos Machado señala que los sobornos solicitados fueron negados por Germán Efromovich y que jamás existió relación entre los pagos hechos por las empresas del Grupo Synergy y cualquier acto ejecutado por Machado. "Las declaraciones de la Fiscalía brasileña se sustentan en un informe interno de Transpetro preparado por esta entidad a finales de 2019. Tal informe tiene un claro interés de perjudicar a Grupo Synergy ya que éste promueve un reclamo judicial desde hace 4 años con el objetivo de recibir una indemnización por daños y perjuicios causados por Transpetro, lo cuáles ya han sido reconocidos por peritos judiciales", escribió Efromovich.

También señaló que en el testimonio entregado por Sergio Machado quedaba claro que la transacción entre las empresas del Grupo Synergy y las instituciones financieras internacionales son lícitas e independientes de Sergio Machado y de Transpetro.

El caso en Brasil

El Ministerio Público Federal dijo haber encontrado indicios que justifican la apertura de un juicio contra los hermanos Efromovich y contra el entonces presidente de Transpetro, Sergio Machado, por su responsabilidad en corruptelas que le provocaron a la estatal pérdidas por 650 millones de reales (unos US$118 millones).

En su denuncia penal, la Fiscalía pide que Germán Efromovich y Machado sean juzgados por los delitos de corrupción y lavado de dinero y que José Efromovich lo sea por lavado de dinero. Los Efromovich están cumpliendo detención en régimen domiciliario en sus residencias en Sao Paulo desde el 19 de agosto, cuando la Justicia ordenó una serie de allanamientos a sus empresas y residencias para la búsqueda de posibles pruebas de las corruptelas.

La denuncia en su contra fue realizada en el marco de la Lava Jato, la mayor operación de combate a la corrupción en la historia de Brasil y que desmontó una gigantesca red que desviaba recursos de la estatal Petrobras, la mayor empresa del país.

Según la Fiscalía, los crímenes que se les imputan a los Efromovich están vinculados a irregularidades en contratos que Transpetro firmó entre 2008 y 2014 con astilleros de propiedad de los dos empresarios para la compra de navíos petroleros.

Según la Fiscalía, el astillero Mauá, de los hermanos Efromovich, se adjudicó en 2007 una licitación de Transpetro para la construcción de cuatro navíos cargueros.

Pero un año después, cuando Germán Efromovich negociaba la contratación directa del Estaleiro Ilha (Eisa), otro de sus astilleros, para la construcción de otros cuatro embarcaciones, Machado le exigió el pago de un soborno equivalente al 2 % del valor de los contratos para favorecerlo, según un comunicado divulgado por la Fiscalía.

En la época, según la denuncia, Machado le dejó claro al empresario que "todas las empresas que firmaban contratos con Transpetro 'colaboraban' con un porcentual por cada contrato".

SOBORNOS PAGADOS MEDIANTE FALSOS CONTRATOS

"Para realizar el pago de las ventajas indebidas, Germán Efromovich le propuso una serie de negocios a Machado e incluyó el valor de los sobornos en las cláusulas contractuales", agrego la Fiscalía.

Entre tales negocios que sirvieron para pagar los sobornos estaba un contrato para invertir en una empresa del grupo de los Efromovich que explotaba petróleo en Ecuador y en el que se incluyó una cláusula que le daba a Machado derecho a una indemnización de 17,3 millones de dólares en caso de rescisión, como terminó ocurriendo.

La multa por rescisión del contrato fue pagada mediante 65 transferencias bancarias que los Efromovich le hicieron a Machado entre 2009 y 2013. Según el Ministerio Público, ese acuerdo ilegal se repitió con un contrato de 2012 por el que Transpetro le encomendó a Eisa la construcción de otros ocho navíos.

De acuerdo con la Fiscalía, para pagar el soborno correspondiente al nuevo contrato, Germán Efromovich le ofreció a Machado una participación de 18 millones de dólares en una empresa petrolera que estaba vendiendo y que fue transferida a una empresa de uno de los hijos del entonces presidente de Transpetro.

12 ejemplares al año por $75

SUSCRIBIRSE