Empresas & Management
2022-07-03

Así se transforman los nuevos liderazgos en la Educación Ejecutiva

Martín Buitrón Morales, Decano Asociado de Educación Ejecutiva de EGADE Business School del Tecnológico de Monterrey, recalcó que la tecnología es clave en las 10 empresas más grandes del mundo.

Por José A. Barrera - Revista E&N

Sergio Méndez, Director General de la Panamerican Business School, consideró que las escuelas de negocios han comenzado a incorporar cambios entre ellos más conceptos tecnológicos, pero que también siguen fieles a su esencia.

“Las escuelas de negocios van a tener que empezar a incorporar cambios en sus programas. Se pueden seguir llamando Máster en Producción, pero hoy es incorporando tecnología o e innovación”, dijo Méndez.

El académico destacó que el mundo está girando de manera vertiginosa hacia avances tecnológicos y que precisamente dicha evolución toma cada vez más protagonismo en la toma de decisiones y lleva a las instituciones a acelerar un cambio de oferta formativa. Insistió en que esta tendencia incorpora elementos, pero no cambia la esencia.

Puede leer: Especial E&N Educación Ejecutiva: Nuevos liderazgos para nuevos tiempos

“Hoy ese mismo máster en Finanzas o ese máster en Logística o Marketing sigue igual, pero incorporan tres tipos de disciplinas. La primera tiene que ver con conceptos y herramientas tecnológicas. Hoy no se visualiza a un gerente financiero, que no tenga herramientas o algo que se le denomina sotf tech skills”, dijo.

Añadió que, en el área financiera, los soft tech skills significan que el gerente financiero va a seguir viendo finanzas, pero que necesita, por ejemplo, conocer de conceptos de Big Data. “Si por ejemplo se necesita de más business intelligence, necesita el fintech, es decir, aspectos financieros que incorporan la parte tecnológica. Eso es por un lado uno y dos, vamos hacia esas medidas que impactan los ecosistemas empresariales”, valoró.

Martín Buitrón Morales, Decano Asociado de Educación Ejecutiva de EGADE Business School del Tecnológico de Monterrey, recalcó que la tecnología es clave en las 10 empresas más grandes del mundo de las que dijo que su valor de mercado combinado rebasa el Producto Interno Bruto de cientos de países.

Diana Bonell, Gerente Decanatura Executive Education del INCAE Business School, también reiteró el peso de la tecnología en los formatos de educación ejecutiva y recalcó que este elemento alcanza nuevos límites.

De interés: ¿Qué es un silo organizacional y cómo afecta a las empresas?

“La pandemia integró nuevos retos para todos. La tecnología aceleró de una forma nunca antes vista escenarios inimaginables. Empieza a crecer la inteligencia artificial de tal forma, que está empezando a ser el metaverso una dinámica de conversación diaria en la que ni los especialistas más avanzados en el tema logran aún medir el impacto que todo esto genera”, dijo Bonell.

Añadió que “sin lugar a dudas, no solo es un escenario interesante y retador, es un deber ser que los líderes de las empresas que quieren pertenecer vigentes en el mercado, empiecen a empaparse de este tema a profundidad y analicen cómo esto podría o no vincularse con la estrategia de negocio”.

NUEVOS LIDERAZGOS ADAPTABLES

Sergio Méndez, de la Panamerican Business School, explicó que hay una coincidencia sobre la necesidad de nuevos liderazgos que deben enfocarse mucho en la adaptabilidad.

“Hoy la sociedad nos va a exigir liderazgo consciente y resiliencia. Esto se suma a otras skills que tienen que ver con inteligencia emocional y adaptabilidad”, valoró.

Para Méndez, la adaptabilidad “es el nuevo pan”, el “nuevo alimento” del management moderno. Detalló que el mundo transita, en parte, de una sociedad basada en coeficiente intelectual a una de adaptabilidad.

“¿Eso qué significa? Que si tu sabías mucho te ponían de líder. Después no era necesariamente que supieras mucho, se necesitaba también que pudieras gestionar tus emociones. Y de ahí vino el coeficiente emocional”.

“Pero después pensamos que los negocios venían siendo impactados por la tecnología y entonces del coeficiente intelectual desarrollaste el coeficiente digital. ¿Por qué? Porque nos dimos cuenta que había empresas nativas vas digitales que lo hacían mucho más rápido que nosotros”, analizó el decano.

Esto se refleja en el boom de empresas como los unicornios tecnológicos, que en apenas dos años de vida pueden romper las barreras que tuvieron otras con trayectorias centenarias.

“En la Facultad de Liderazgo de la Universidad de Harvard, la doctora Amy Edmodson demostró que por primera vez el coeficiente de adaptabilidad era mucho mayor que el coeficiente intelectual y que los otros tres juntos. Ojo con eso, porque ella decía: ‘De nada te sirve saber mucho si no te logras adaptar’”, sentenció Méndez.

“Vamos a vivir momentos extremos de muchos retos, de muchos cambios y ¿quién va a ganar la batalla? Aquel que se adapte mucho más rápido, que tenga el coeficiente de adaptabilidad”, valoró el académico que liga este tipo de liderazgo consciente a la resiliencia, a la inteligencia emocional y colectiva, además de un alto coeficiente de adaptabilidad.

Sin embargo, advierte que esto no ocurre de manera espontánea ya que también se requiere del fomento del aprendizaje constante algo que perfila como el life learning, que es aprendizaje de por vida.

PERSONALIZACIÓN

Julio Zelaya, de Brigth Domino, también cree que esta necesidad de aprendizaje constante se benefició con más espacios a la personalización de la educación ejecutiva.

“Nosotros creemos que las personas en principio son dueñas de sus de su propio desarrollo. Entonces me gustaría que te imaginaras jugar a los legos. Nuestros programas (Brigth Domino) tienen -imagínate que fueran tres legos-. El primero es un curso corto, voy a tomar uno de nuestros módulos, luego le agrego dos módulos -dos legos- y digo, no voy a hacer una especialización y voy a hacer un posgrado con alguno de estos módulos y luego el programa más completo que imagínate que son tres legos, que es el máster que dura un año”.

Sostiene que la clave de Brigth Domino es que son las personas las que pueden ya saber cuáles son sus brechas, hacer “el primer lego” y especializarse, por ejemplo, en marketing digital, si esa fuera el área en la que necesita de mayor especialización.

Zelaya concluye que ahora más que nunca es imperativo fomentar la inversión en educación y recalcó: “la diferencia entre un país desarrollado y un país en desarrollo es la inversión en educación. Uno de los grandes predictores de desarrollo en los países, en las empresas y las personas es cuánto invierten en educación. Pareciera muy obvio, pero a las personas que leen más, que tienen acceso a más herramientas, les va mejor en la vida. ¿Por qué? Porque la educación te da otra visión, te da otra forma de ver el mundo”.

PANORAMA: Los programas de más demanda en INCAE

Según el INCAE los programas de más demanda son los de Alta Gerencia, Liderazgo personal y de equipos y Comunicación de alto impacto, mientras que su maestría es la Executive MBA que tiene una duración de 14 módulos y se cursa en 17 semanas, esta tiene un enfoque para desarrollar competencias y habilidades de liderazgo a partir de una visión latinoamericana y perspectiva global.

Diana Bonell, Gerente de la Decanatura Executive Education del INCAE Business School, destacó que también han diseñado programas en respuesta a la necesidad de los líderes de anticiparse a situaciones de crisis como el Crisis Management, mientras que el de Estrategia Empresarial se rediseñó para abordar la transformación de las organizaciones, el cual permite no solo crear un plan sino ponerlo en práctica.

12 ejemplares al año por $75

SUSCRIBIRSE