Empresas & Management
2022-10-04

4 hábitos para aumentar la productividad al trabajar en equipo

Aplicar pequeños hábitos a la rutina de trabajo que se realiza como grupo logrará una mayor productividad y mejores resultados para la empresa.

Por estrategiaynegocios.net

Una parte muy importante a la hora de trabajar en equipo son los hábitos que se tienen como grupo, pues de ellos dependerán los resultados finales.

De interés: Compañías con liderazgos femeninos aumentan su rentabilidad

Berto Pena, fundador de ThinkWasabi y autor del libro Gestiona mejor tu vida, considera indispensable crear rutinas de trabajo conjunto específicas para así tener una mayor coordinación y aumentar la productividad. Aquí sus consejos:

1. Compartir las rutinas de trabajo

Es importante comentar las rutinas de trabajo de cada integrante del grupo para así poder cuadrar las tareas conjuntamente.

Es tan fácil como explicar a qué hora comienza cada uno el día, por qué tarea se tiene pensado empezar, a qué hora se lee el correo, o cuándo se hace un descanso. Cosas tan sencillas que pueden marcar la diferencia.

2. Establecer el canal de comunicación

Otro punto relevante es tener claro el canal a través del cual se va a difundir la información, es decir, decidir y hablar entre todos sobre qué canales y aplicaciones de comunicación se van a utilizar, cuál es la información más relevante y quién tiene que recibirla.

Existen muchas formas de hacer llegar la información y los datos, por lo que el canal elegido se vuelve de vital importancia. Es importante comentar con su equipo cuál es el más adecuado en cada circunstancia.

3. Distribución de responsabilidades

Repartir las responsabilidades y roles, así como los objetivos, es fundamental. Sin este tipo de organización, la oficina se podía convertir en un entorno más que caótico. Se informaría tarde, se acabaría preguntando lo mismo a varias personas, se producirían duplicidades y podría no quedar del todo claro quién tiene que acudir a qué reuniones.

Cada integrante del equipo tiene que tener muy claro sobre quién lleva qué, a quién tiene que informar en caso de problemas y qué metas tiene individualmente y a nivel de equipo. Así se podrá tener una guía clara y concisa.

4. Conocer el “core” del trabajo

Finalmente, al igual que de forma individual, cuando se trabaja en equipo se tiene que conocer el core del trabajo. Es decir, la tarea o tareas más importantes, las que generan impacto.

Puede leer: Las reuniones pueden costarle millones a las empresas, ¿Vale la pena caer en la reunionitis?

Las personas tienden a tener mil cosas entre manos, por lo que es muy probable que al final se acabe descuidando lo más importante. Por eso tienes que averiguar cuál es el core de tu trabajo y dedicarle el tiempo que necesite.

Con información de Business Insider

12 ejemplares al año por $75

SUSCRIBIRSE