Empresas & Management
Fecha de publicación: 2021-11-25

Mujeres Desafiantes Ejecutivas plantean nuevo liderazgo empresarial

El último panel de Mujeres Desafiantes 2021 destacó la necesidad de la visión de la mujer por su capacidad de escuchar, de enseñar, de tener empatía, así como lograr los resultados de negocio. Nada fácil en tiempos de Covid-19, pero estas cuatro ejecutivas luchan para que sus equipos tengan un sano balance entre su vida personal y profesional.


Por Ingrid Roldán Martínez, E&N

Los retos de la pandemia obligaron a las empresas a hacer cambios al teletrabajo, pero también a tomar decisiones claves en beneficio de la salud física y mental de los empleados. Este y otros temas se abordaron en el panel “Mujeres Empresarias y Ejecutivas”, que se llevo a cabo como parte de la actividad virtual Mujeres Desafiantes 2021 de la Revista Estrategia & Negocios.

Cuatro altas ejecutivas centroamericanas compartieron su experiencia durante la pandemia y cómo el teletrabajo contribuyó al desarrollo de las mujeres en diversos ámbitos. Ellas forman parte de la cúpula de empresas en la región, están al frente de grandes, medianas y pequeñas empresas locales, regionales, multinacionales.

Participaron Sandra Flores, country manager Avon Nicaragua; Stephanie Melville, secretaria de junta directiva Progreso Guatemala; Soledad Rovira, CEO Scotiabank Panamá y Dianne Medrano, gerente general de Centenario Internacional. El foro fue moderado por Gabriela Melara, editora de E&N.

Sandra Flores, country manager Avon Nicaragua: Pasión por lo que se hace

Sandra Flores, country manager Avon Nicaragua, destacó que para ella tener a Dios y a su familia ha sido fundamental. Es licenciada en Derecho, con especialización en Derecho Laboral. Forma parte de Avon desde hace más de 20 años. Fue la ganadora de Avon Líder Award en 2011 y 2012.



Considera que es importante estar en el lugar correcto y apasionarse por lo que hace. “Amo lo que hago y creo que eso lo hace a uno no ver tiempo, no ver hora, no ver espacio, es impresionante lo que una puede hacer cuando ama lo que hace”. Tener conciencia de sus oportunidades y trabajar en ellas también ha sido algo que le ha ayudado en su carrera profesional. Mantenerse atenta a aprender todos los días y rodearse de gente experta ha sido fundamental.

“Luego de rodearme de la gente adecuada, estar dispuesta a asumir retos, estar dispuesta a salir de mi zona de confort, observar y aprender ha sido importante”.

Soledad Rovira, CEO Scotiabank Panamá: Mantener un sano balance entre vida personal y profesional

Soledad Rovira, CEO Scotiabank Panamá, considera que el mayor reto de su gestión durante los últimos meses, durante la pandemia, ha sido mantener a los colaboradores motivados, comprometidos, pero a la vez manteniendo un sano balance entre su vida personal y profesional. “Básicamente la responsabilidad de mi rol es llevar adelante y liderar tanto la estrategia como las operaciones del banco en el país. Creo que más que un reto o un desafío el enfoque principal y el reto que enfrento cada día es cuidar a mi equipo, mantenerlos motivados, comprometidos y empoderados en su roles y responsabilidades, sobre todo en este último año y medio que ha sido bastante retador porque tuvimos, y todavía tenemos, a más de la mitad de los colaboradores trabajando desde sus casas”.

Esta dinámica requiere tomar las decisiones adecuadas, por eso, ella se asegura de que “el trabajo en equipo entre las áreas se mantenga, que siempre tengamos al cliente en el centro de lo que hacemos y, sobre todo, asegurarnos que los colaboradores puedan mantener un balance sano entre su vida personal y profesional”.

Pero sí, no se puede negar que han sido tiempos particulares, especialmente para este sector. “Obviamente enfrentamos los mismos desafíos que enfrenta todo el sector bancario en Centroamérica, básicamente la transformación digital es nuestro foco ahora que es un proceso que se ha acelerado como consecuencia de la pandemia y seguir apoyando a las empresas y las personas a salir de la crisis y apoyar la reactivación económica del país”, enfatiza.

Rovira cuenta con 21 años de experiencia en el sector financiero. Tiene un Máster en Administración de Empresas de Georgetown Business School y un máster en Economía de la Universidad de la República en Uruguay, su país natal.

Dianne Medrano, CEO de Centenario: Liderar en un sector dominado por los hombres

En otro campo económico, Dianne Medrano Valerín, gerente general de Centenario Internacional, cuenta con más de 19 años de experiencia en la industria de bienes de consumo. Está orientada a brindar resultados, con una gran capacidad para implementar impacto en el mercado, con pensamiento innovador y resolución de problemas. Cuenta con MBA de la Universidad Interamericana. Dentro de sus reconocimientos destacan: Premio Effie 2016 Johnnie Walker Green Label por la campaña "Green is Back" y el FIFA Trophy Tour Best in Ejecución de clase 2014. Habló de su experiencia al liderar una empresa en un sector dominado por los hombres.

“Todavía en muchísimos foros soy la única mujer en una mesa discutiendo. Tenemos marcas distribuidas y marcas propias. En las marcas distribuidas a veces tenemos que ir a foros fuera del país. Normalmente, la única CEO representante mujer soy yo. Es muy simpático y retador porque no deja de ser complicado sentarse en una mesa con un montón de hombres, muchos mayores que uno, y tener la fortaleza y la valentía de alzar la voz y decir lo que se piensa”.

“Ha sido muy lindo, ha sido una trayectoria increíble y lo más lindo es que he podido impulsar y he podido empoderar a mujeres no solo en esta industria sino ayudar a muchas otras personas a que tengan posiciones relevantes en otras industrias. En el momento que hay oportunidades las comparto gracias a la red de profesionales que tengo y que a través de todos estos años he logrado, es importante que como ejemplo de profesional pueda darle esa mano a los demás desde las dos vías, desde la persona que anda buscando trabajo así como de una compañía de poder dar el mejor talento y oportunidad a las personas que conocés”.

Ella ha se ha rodeado de sólidas profesionales. “En Centenario Internacional la junta directiva está constituida de mujeres. Mis directores son la mayoría mujeres: financiera, recursos humanos, dirección de operaciones. Tienen roles muy muy importantes y una voz muy relevante dentro de la compañía lo que ha fomentado el desarrollo, el balance y el crecimiento durante los últimos cuatro años que es casi lo que tengo de estar acá”, comparte.

Stephanie Melville, secretaria de junta directiva Progreso: Aprender a pensar en grande

Para Stephanie Melville, secretaria de junta directiva Progreso, Guatemala, las mujeres tenemos algo distinto que aportar a la mesa, tenemos un punto de vista diferente, “somos mas dadas a cuidar los detalles”, dice. Graduada como abogada de la Universidad Francisco Marroquín de Guatemala, cuenta con una maestría en Derecho Corporativo de Northwestern University. “No lo debemos ver como una competencia ni rivalidad, trabajando juntos logramos mejores resultados”, dice del ambiente profesional en el que se desarrolla.

Uno de los desafíos ha sido el teletrabajo. “El 13 de marzo de 2020 dijeron se encierran todo. Tenemos plantas cementeras, no podemos parar, tenemos turnos. Tuvimos que tomar decisiones aceleradas de cómo modificar, siempre con el cuidado de nuestros colaboradores. Mandamos a casa a las áreas que podían trabajar a nivel remoto, impulsamos proyectos para mujeres porque somos multitask. Todos nos tuvimos que adaptar al teletrabajo, las mujeres nos convertimos en doctora, maestras, choferes. En Progreso formamos un proyecto en donde les enseñábamos a las mujeres como establecer horarios. Nos dimos cuenta de la importancia de mantener la salud mental y físicas de nuestra colaboradoras”.

A su perfil profesional se suman cursos enfocados en finanzas, administración de empresas, empresas familiares, entre otros. Participar en la Junta Directiva de Progreso, como una de las primeras mujeres directoras de la familia y la más joven de la Directiva. También fue la primera mujer en ocupar el puesto de directora de Cámara de Industria de Guatemala.

“Fui la primera mujer en ser nombrada la directora de la Cámara de Industria y los demás cuidaban de la forma de hablar hasta que conforme se gana el espacio. Hay que tenerles paciencia, para ellos es un cambio. Se ha empezado a sentir mas en las empresas. Somos mas empáticas, trabajamos mas en equipo. Las mujeres tenemos que aprender a pensar en grande. Si sacamos algo de la pandemia es la virtualidad”, dice.

El teletrabajo y la virtualidad fueron desafíos que tuvieron que enfrentar las empresas y encontrar las soluciones adecuadas a cada tipo de negocio. Avon implementó un catálogo digital que distribuían a las vendedoras por medio de WhastApp.

De alguna manera se trata de potenciar los valores de las mujeres profesionales, pero también destacar el trabajo en equipo y contar con las mejores personas para realizar el trabajo, privilegiar el bienestar de las personas sobre otras cosas.

RELACIONADAS