Empresas & Management
Fecha de publicación: 2021-11-16

2021, un año de crecimiento en las utilidades de las empresas

Crecer desarrolló el webinar: Principales tendencias del tercer trimestre del 2021 y las perspectivas económicas para 2022.

Por E&N

Las ponencias estuvieron a cargo del subdirector de Estrategias de Portafolio de Inversión, Sura Asset Management México, Valentín Martínez y el Administrador de Inversiones del FAPV Crecer Balanceado y director de Inversiones de Crecer, René Marcelo Guerra. Según los expertos, el tercer trimestre del 2021 los mercados se vieron impactados por los temores de un menor dinamismo económico, provocado por la falta de una cura del Covid, los problemas logísticos en los mercados internacionales y el alza de los precios en los productos energéticos.

Los rendimientos de las economías globales en el tercer trimestre de 2021 se han visto impactadas por la desaceleración económica y por presiones en la inflación. Pese a lo anterior, se puede destacar el buen desempeño de Japón, por una transformación del gobierno por políticas públicas de estímulo para la economía y aceleración de la vacunación; y Rusia, por el incremento en el precio de productos energéticos.

En un ambiente desafiante, con muchos retos en materia económica, las corporaciones han estado sorprendiendo favorablemente en materia de resultados, el desempeño sigue siendo favorable en todos los países o regiones, al comparar con los resultados del año inmediato anterior y por las eficiencias adoptadas por las empresas.

“Lo anterior ha llevado a que, desde hace 12 meses, los mercados se han abaratado porque las compañías han dado resultados muy favorables y extraordinarios, pero históricamente siguen en niveles elevados, no es un riesgo eminente para caída para los mercados de renta variable”, dijo el subdirector de Estrategias de Portafolio de Inversión, Sura Asset Management México, Valentín Martínez, destacó: “Ha sido un entorno desafiante para el mercado de bonos, de instrumento de deuda, pero para los instrumentos de renta variable en términos generales ha tenido un comportamiento favorable con disparidad dependiendo del país que se esté viendo”, señaló.

Dos elementos claves que han estado presentes este año, es el nivel de vacunación que han alcanzado los países, sobre todo los desarrollados, y la mayor movilidad, mayor actividad económica ha tenido un impacto en la inflación o el precio a los consumidores a nivel global.

A pesar que la crisis energética y las disrupciones en las cadenas productivas que siguen presionando los precios al consumidor, el experto subrayó: “Después de una fuerte desaceleración del tercer trimestre de este año a nivel global, empezamos a ver estabilidad, se espera en el cuarto trimestre una nueva aceleración en materia económica global, con resultados positivos” esto con base en las medidas que los gobiernos están impulsando para brindar solución a los temas que afectaron en este periodo como las dificultades en el flujo del comercio internacional, las disrupciones en cadenas productivas, la aceleración en la vacunación y el anuncio de los nuevos medicamentos para la enfermedad.

Panorama 2022

Para el 2022, se espera que las utilidades de las corporaciones tengan crecimientos menos favorables, de un digito para todas las regiones, excepto para las de América Latina que podrían registrar caídas de las utilidades de -7.3%, producto del clima político y el tensionamiento en la región.

Por su parte, los bancos centrales están reconociendo que la situación inflacionaria puede permanecer en niveles elevados por un mayor tiempo y están poniendo en marcha políticas monetarias más restrictivas en algunos países emergentes. Para el 2022 se están anticipando descensos en el indicador de la inflación. También favorecido por anuncios que hacen prever una mayor estabilidad en los precios de los energéticos, soluciones en los problemas de logística y en la cadena de distribución.

Las tasas de interés retoman la tendencia alcista, ante la expectativa de que diversos bancos centrales finalicen sus estímulos monetarios y los elevados niveles de inflación, sobre todo en los países emergentes.

Los expertos concluyeron que las expectativas de una disminución en la inflación para el 2022, genere menos presión en los mercados de bonos y favorezca las condiciones para continuar participando en los mercados de renta variable.

RELACIONADAS