Empresas & Management
Fecha de publicación: 2021-11-16

La fábrica de chocolate Belcolade, de Puratos, será la primera con cero emisiones de carbono

La mayor inversión en la historia de la compañía casi duplicará la capacidad de sus emblemáticas instalaciones de Erembodegem, Bélgica, a medida que la demanda de chocolate belga sostenible sigue creciendo.

Por E&N

Una vez completada la primera fase en 2023, Belcolade busca reafirmar su estatus como el chocolate preferido por chocolateros, pasteleros y panaderos. Puratos Group anunció que ha comenzado una importante expansión en las instalaciones de fábrica de Belcolade ubicadas en la municipalidad de Erembodegem. Además de aumentar significativamente la capacidad y la flexibilidad para brindar un mejor servicio a los clientes en todo el mundo, las ampliaciones acelerarán la innovación. Es importante destacar que también será un "ejemplo de producción de chocolate sostenible", de acuerdo con Jean-Philippe Michaux, Director financiero (CFO) y Director del comité de sostenibilidad de Puratos.

La mayor inversión de capital en la historia de Puratos

"Con la rápida aceleración de la demanda de chocolate belga sostenible, y al ser la única empresa familiar belga de este producto para profesionales en esta parte del mundo, fue una decisión obvia expandirnos en Erembodegem", afirma Youri Dumont, Director de la unidad de negocios de chocolate en Puratos. "En los siguientes cinco años, casi duplicaremos la producción de Belcolade, y los clientes se beneficiarán de la inspiradora innovación que se llegará al mercado más rápido que nunca".

El desarrollo de Belcolade se debe al programa Cacao-Trace de Puratos y a sus ingredientes de cacao de alta calidad. Más que cualquier otro programa de abastecimiento equiparable, Cacao-Trace beneficia a los productores de cacao, quienes reciben un mejor precio por sus granos de calidad y un Bono de Chocolate adicional por cada kilo vendido de chocolate Cacao-Trace.

Un plan de sostenibilidad

De acuerdo con el compromiso de Puratos con las generaciones futuras, las instalaciones de Belcolade serán neutrales en carbono. Estas funcionarán al 100 % con electricidad renovable y, por lo tanto, estarán completamente libres de combustibles fósiles. Las instalaciones también obtendrán el 90 % del agua a partir de agua de lluvia recolectada. Estas medidas son fundamentales para el compromiso de la compañía de alcanzar la neutralidad de carbono para 2025, según Michaux.

Esta inversión será financiada con un nuevo préstamo sostenible otorgado por el banco KBC. Sobre la inversión, Evelyn González Directora de Marketing para Centro Suramérica y Caribe comentó: “En los años 80, Puratos decidió proteger uno de los elementos más preciados de la herencia culinaria de Bélgica: el chocolate belga. Como resultado, en 1988, invertimos en una fábrica y lanzamos la marca Belcolade, que ofrece chocolate de la mejor calidad producido exclusivamente en Erembodegem. Estamos muy entusiasmados con esta expansión y con los beneficios que traerá a nuestros valiosos clientes, socios, empleados y al área local, reclutando alrededor de 100 colaboradores en los próximos años. Con nuestro gran equipo de expertos apasionados, confiables y con experiencia, además de equipos de última generación y un legado firmemente arraigado en el corazón de Bélgica, esperamos poder llevar al mercado un chocolate Cacao-Trace aún más exclusivo, delicioso y sostenible".

RELACIONADAS