Empresas & Management
Fecha de publicación: 2021-11-16

Shell trasladaría su sede fiscal al Reino Unido

El grupo quiere alinear su residencia fiscal con el país donde está registrado.

Por AFP

La compañía petrolera anglo-holandesa Royal Dutch Shell anunció ayer que quiere transferir su sede y su residencial fiscal al Reino Unido, una decisión criticada por el gobierno holandés.

El grupo quiere “alinear su residencia fiscal con el país en el cual está registrado, el Reino Unido”, adonde también piensa trasladar las oficinas de su jefes ejecutivo y financiero. Los accionistas deberán pronunciarse sobre estas modificaciones el 10 de diciembre. “Una sorpresa desagradable” para el gobierno holandés, que “lamenta profundamente” la decisión, según afirmó en Twitter el ministro de Asuntos Económicos, Stef Blok.

Por primera vez en 130 años, Royal Dutch ya no será parte del nombre.

“Estamos en negociaciones con Shell sobre las implicaciones de esta decisión para los puestos de trabajo, las inversiones clave y la sostenibilidad”, agregó Blok. Las modificaciones también incluyen la creación de una serie única de acciones. Hasta ahora, el grupo cotizaba en acciones de clase A y clase B.

Este anuncio copaba los titulares de la prensa holandesa ayer, que lamenta la pérdida de otra gran empresa, después de Unilever, otro grupo anglo-holandés cuyos accionistas en Holanda habían votado a finales de 2020 a favor de una empresa madre única con base en Londres, en un contexto político posBrexit.

Del lado británico, el ministro de Empresas y Energía, Kwasi Kwarteng, se congratuló de este “voto de confianza claro en la economía” del Reino Unido.

La empresa justificó la medida para “simplificar la estructura accionarial” y “reforzar la competitividad de Shell”, en beneficio tanto de los accionistas como de los objetivos medioambientales del grupo. Sus acciones seguirán cotizando en Ámsterdam, Londres y Nueva York.

RELACIONADAS