Empresas & Management
Fecha de publicación: 2021-10-12

Los mercados actuales evolucionan a través de la sostenibilidad

Los expositores de la segunda jornada de la Semana de la Sostenibilidad y RSE “Ecosistemas para la Sostenibilidad 2021”, organizada por FUNDEMAS, coincidieron en la importancia de crear estrategias de negocios basadas en la sostenibilidad para generar desarrollo económico, social y medioambiental.

Por E&N

Este día se llevó a cabo la segunda jornada de la Semana de la Sostenibilidad y RSE “Ecosistemas para la Sostenibilidad 2021”, organizada por la Fundación Empresarial para la Acción Social (FUNDEMAS), y las ponencias estuvieron enfocadas en dialogar sobre la evolución de la sostenibilidad y los mercados en el mundo.

En este sentido, los ponentes de la jornada de hoy coincidieron en la importancia de crear compromisos basados en la sostenibilidad para generar desarrollo económico, social y medioambiental. También destacaron la importancia que tiene la tecnología para crear y ejecutar programas sostenibles en el tiempo.

Carlos Borgonovo, vicepresidente de FUNDEMAS, opinó que las empresas deben adaptar sus estrategias de sostenibilidad para asegurar la estabilidad de sus modelos de negocio y garantizar impactos positivos a su entorno. “Este eje temático nos conducirá a desarrollar comunidades sostenibles y proteger al medio ambiente. Debemos estar preparados al cambio y ser resilientes”, añadió.

“Nada es estático, la sostenibilidad nos lleva a un proceso constante de evolución, que nos obliga a rediseñar las estrategias para fomentar un modelo sostenible que garantice a las empresas a atender los llamados de los mercados actuales. Debemos satisfacer las necesidades de la sociedad. Es importante ejecutar esta estrategia cuidando los recursos de la naturaleza”, comentó Carlos Borgonovo.

Néstor Guerra, experto en innovación, CEO y cofundador de Intelligent Experience Consulting brindó la primera conferencia de la jornada, basada en la temática del super consumidor y la tecnología.

“Las tecnologías y las personas deben fusionarse en un ente, las tecnologías por sí solas carecen de sentido, son un medio para resolver problemas, necesidades, deseos que están directamente vinculadas al ser humano. Super consumidor no es un concepto nuevo: son consumidores expertos, sensibles y usadores de tecnología. Ellos no tienen comportamientos tan pasivos. Ya no le dan importancia solo a las marcas”, explicó Néstor Guerra.

“El super consumidor es una persona que consume productos y servicios de una manera, no solo consciente sino interactiva con su entorno. Los super consumidores saben más de nuestros productos que nosotros mismos, y en muchas ocasiones son divulgadores. Los superpoderes impactan en la realidad de nuestros negocios, tecnologías de logística, reconocimiento facial, streaming, big data, son la expresión que tienen estos súper consumidores para interaccionar con nosotros o con el entorno”, detalló el experto en innovación.

Por otro lado, Ítalo Pizzolante, socio fundador de PIZZOLANTE Consultora Gerencial en Estrategia y Comunicación, abordó su conferencia a partir de la sexta edición del informe Approaching the Future, la cual detalla las tendencias en reputación y gestión de intangibles y que repasa el impacto de la pandemia en las organizaciones y analiza los temas clave que marcarán la agenda empresarial en materia de macrotendencias, reputación y marca, sostenibilidad, ética y transparencia.

“Es importante repensar cómo las empresas se están vinculando con la sociedad. Investigaciones y encuestas realizadas (en el informe Approaching the Future) a CEO 's de Latinoamérica indican que la prioridad global es el desarrollo responsable. Los resultados de estas encuestas arrojan macrotendencias en ética, transparencia y sostenibilidad. La construcción de una reputación y marca pasa por conectarse, generar credibilidad y crear confianza”, mencionó Ítalo Pizzolante.

“Los líderes de comunicación y sostenibilidad de Latinoamérica buscan crear valor para las personas y el planeta. Es decir, generar productos y servicios que tengan impactos positivos con la sociedad. La ciudadanía espera hoy más que nunca que las empresas estén conectadas con las necesidades actuales. La marca no se trata solo de identidad visual o de un logotipo, se trata del comportamiento y las actitudes que nacen de los empleados a partir de la conexión con esa marca se hace visible con los consumidores”, expresó el experto y socio fundador de PIZZOLANTE. En la misma línea, también se realizó el panel “¿Conoces las tendencias que marcan la agenda empresarial en 2021?”, en el que participaron ejecutivos destacados de diferentes empresas de la región.

Por ejemplo, Aldo Vallejo, director de Asuntos Corporativos de CMI Capital de Guatemala dijo que como empresa van a invertir en sectores que tengan la posibilidad de mover la aguja de los ODS. “Si son negocios que no permiten impactar positivamente en lo ambiental, lo social y lo económico, mientras al mismo tiempo generan rentabilidad competitiva, y si no logramos comprobar que mueven la aguja de un ODS, pues esas inversiones no son para nosotros”, sostuvo.

“Nuestro propósito en CMI es generar inversiones de impacto que impulsen el desarrollo sostenible, en primer lugar, facilitar inversiones que lleguen a la región y permitan mover la aguja del desarrollo de una manera medible. Nosotros no estamos en el sector de energía solamente para generar electricidad y venderla, estamos porque invertir en energía renovable es invertir en desarrollo sostenible, es mitigar el cambio climático, diversificar y descarbonizar las matrices energéticas”, detalló Aldo Vallejo.

Mariel Rivera Mejía, gerente regional de Responsabilidad Social Corporativa y Sostenibilidad de Grupo Terra aseguró que la responsabilidad social empresarial (RSE) ha ido evolucionando de acuerdo a tendencias internacionales que buscan que las empresas adopten modelos de sostenibilidad donde pongan al centro a las personas y al planeta.

“En Grupo Terra nuestro espíritu emprendedor nos impulsa a ser innovadores, a raíz de la pandemia vimos la necesidad de incorporar la tecnología y la digitalización a nuestros programas especialmente aquellos vinculados con el emprendimiento y la educación. Estamos viviendo una situación compleja: en la familia, en las empresas, en el mundo en general. Y quiero decirles que para nosotros la pandemia vino, además de toda la complejidad que ha implicado, a ser un verdadero acelerador”, añadió Mariel Rivera Mejía.

Fermina Cárdenas, directora de Relaciones Corporativas de Grupo CASSA expuso que en El Salvador hay una brecha de conocimiento inmensa, y que las empresas deben convertirse en vehículos para cerrar las brechas de conocimiento. “Y la tecnología es un elemento importante para cerrar esa brecha. A futuro es una gran oportunidad para dar a conocer información medioambiental qué necesitan las comunidades y los gobiernos locales. Se trata de poner al servicio nuestras experiencias”, complementó.

“Todo lo que suceda en el lote de caña va a tener un impacto positivo o negativo en el ecosistema, el gran reto es tener un impacto positivo en el ámbito social, económico y especialmente ambiental. Trabajamos alejándonos de un enfoque de lote aislado, ahora trabajamos en un enfoque de cuenca, que todos los actores del ecosistema estemos unidos y alineados en función de cuidar el recurso hídrico y la conservación del medio ambiente”, dijo Fermina Cárdenas.

En otra de las conferencias siempre enfocada en la evolución de la sostenibilidad, Edgar López, director de Expok de México, opina que la sostenibilidad es un fenómeno social multifactorial. “La sostenibilidad podría ser un elemento propio de la evolución. Y la evolución puede ser entendida como un proceso natural y continuo por el cual pasan todos los seres vivos debido a alteraciones en su entorno y tiene como único objetivo la supervivencia de los mismos en el tiempo”, agregó.

“El cambio climático es el principal reto que enfrenta el mundo y la economía hoy en día. Los compromisos que hoy brotan, como hablar de carbono neutral, son un ejemplo de compromisos corporativos categóricos, pero en el 2030 o en el 2050 será interesante ir revisando, a través de transparencia y confianza, lo categórico de estos compromisos de cambio social. La sostenibilidad es una tendencia que va cambiando la forma en la que funcionan los negocios en función de las expectativas de sus grupos de interés”, explicó Edgar López.

Posteriormente, Jaime Recinos, jefe de Desarrollo Sostenible y Asuntos Corporativos de Holcim El Salvador, mencionó que como empresa tienen la misión de construir el progreso para las personas y para el planeta, al convertirse en un líder global en la industria de la construcción, pero con soluciones que sean innovadoras y sustentables.

“El mundo está presentando grandes retos sobre cómo saber disponer los residuos de los materiales que producimos. En ese sentido, la visión de Holcim es construir el progreso para las personas y para el planeta como líderes globales en el sector construcción. Para lograr superar estos retos vamos a construir ciudades más verdes desde los cimientos hasta las cubiertas con sistemas de infraestructura más inteligentes, con la implementación de energía renovable. Esto lo logramos poniendo la sostenibilidad en el corazón de nuestras estrategias. Más allá de los programas de RSE o medidas medioambientales, debemos integrar la sostenibilidad en todo lo que la empresa hace”, sostuvo Jaime Recinos.

En la jornada también participó Kelly Elizabeth Behrend, directora de Estrategia e Impacto de Hugo, quien dijo representar a una empresa de jóvenes con una edad promedio de 29 años, que va a navegar en el futuro. “Por ejemplo, nuestro compromiso de ser 100 % neutral de carbono para 2025, no es una visión solo para vernos bonitos, es porque queremos ver un mejor futuro en 40 años”, agregó.

“Somos una empresa 100% salvadoreña y creo que es importante que nosotros estamos cuidando nuestras comunidades y marcando el futuro que queremos ver para el país”, expresó la ejecutiva de Hugo.

RELACIONADAS