Empresas & Management
Fecha de publicación: 2021-06-06

Sector inmobiliario industrial de Costa Rica muestra signos de recuperación

De acuerdo con Newmark, esto se debe al desarrollo de facilidades de uso logístico, la continuación de proyectos pausados durante 2020 y la llegada de nuevos requerimientos, particularmente de la industria de manufactura de dispositivos médicos.

Por Gabriela Melara – estrategiaynegocios.net

El sector inmobiliario de Costa Rica está presentando nuevas configuraciones y una reactivación, luego del 2020, año marcado por la pandemia de COVID-19 y que paralizó casi todas las industrias.

Luego de la incertidumbre causada por la pandemia, se ha reportado una reactivación en el interés de los usuarios por retomar iniciativas de expansión y establecimiento de operaciones empresariales gestadas desde 2019 en esta nación.

Según el más reciente reporte de la consultora en bienes raíces comerciales Newmark Central America, los inquilinos que están dando un aumento a la oferta son los del sector de oficina.

Cabe resaltar que, en el mercado de oficinas, los inquilinos pueden negociar mejores condiciones en sus contratos; en el industrial, la oferta sigue creciendo y se recupera; mientras que el sector comercial aún lucha por superar la pandemia.

Asimismo, para inicios de este 2021 el sector comercial que sigue posicionado en la etapa de recesión del Ciclo Inmobiliario, el cual se caracteriza por crecientes niveles de desocupación y una presión a la baja de los precios de renta para locales comerciales. Los niveles de confianza del consumidor y las medidas restrictivas de la pandemia reforzaron la situación.

La empresa dedicada a los servicios inmobiliarios comerciales reporta que para el primer trimestre de 2021 se registran las siguientes reconfiguraciones:

Oficinas: mercado de inquilinos

Para el primer cuarto del 2021, el mercado de oficinas en la Gran Área Metropolitana registra importantes cambios con respecto a 2020.

Asimismo, hay un interés de empresas ya instaladas por mudar su actividad a inmuebles más eficientes con condiciones de arrendamiento más flexibles.

“De hecho, según el Ciclo Inmobiliario, este sector se muestra mucho más favorable para que los inquilinos existentes y nuevos prospectos logren mejorar sus contratos; una tendencia que se mantendrá todo el año debido a la actual sobreoferta”, explicó Danny Quirós, Market Research Director de Newmark Central America.

A medida que la disponibilidad de espacios aumenta (variación interanual de 6,36%) y los precios promedios bajan (variación interanual de -0,49%), se aprecia una mayor actividad en la remodelación y adecuación de espacios. El panorama actual pronostica un aumento en la disponibilidad por la reducción de espacios y la salida de empresas cuyo negocio fue afectado por las medidas de restricción de movilidad.

A pesar de ello, nuevos proyectos se mantienen en construcción sumando un total de 107.647 metros cuadrados al inventario de 2,3 millones de m2 existente en la GAM. Cityzen Belén Oficinas Etapa 1 (25.000 m2 ) es el más ambicioso de las obras actuales, junto a la Ribera Business Hub (26.000 m2 ) y otros como San Pedro Business Center (13.346 m2 ).

Un elemento que toma cada vez mayor importancia es la entrega de espacios con mejoras.

Modelos como “llave en mano” y su versión avanzada “plug & play” son cada vez más frecuentes en usuarios potenciales.

Industrial: reactivación de la demanda

El mercado inmobiliario industrial dentro del GAM muestra leves signos de recuperación en comparación con el año interior. Esto se debe al desarrollo de facilidades de uso logístico, la continuación de proyectos pausados durante 2020 y la llegada de nuevos requerimientos, particularmente de la industria de manufactura de dispositivos médicos.

El aumento interanual del inventario (0,08%), junto a la disminución de la disponibilidad (-2%) y la subida de precio promedio de renta (0,56%) demuestran una recuperación importante gracias a la construcción de proyectos Build To Suit (BTS) en los sectores del Coyol de Alajuela y la Lima de Cartago, las cuales fueron pactadas en 2019.

Los expertos de Newmark pronostican un crecimiento estable del mercado en los próximos tres años (se encuentra en la etapa de expansión del Ciclo Inmobiliario) y la remodelación de inmuebles en categorías B y C. En clase A, se ha registrado un significativo movimiento debido a la ocupación de bodegas.

“Aunque hasta ahora no se ha registrado un impacto significativo del comercio electrónico, se espera que esta industria refleje sus necesidades durante la segunda mitad del 2021”, asegura Quirós.

Comercial: nuevos usos para locales

Por su parte, el sector comercial se ha posicionado en la etapa de recesión del Ciclo Inmobiliario desde el segundo trimestre de 2018, la cual se caracteriza por crecientes niveles de desocupación y una presión a la baja de los precios de renta para locales comerciales. Los niveles de confianza del consumidor y las medidas restrictivas de la pandemia reforzaron la situación.

De acuerdo con el reporte de Newmark, los inmuebles que recién han ingresado al mercado han experimentado una considerable demora en la ocupación de sus locales. Como consecuencia, este año se esperan reconversiones en el uso de algunos de esos inmuebles.

Las principales oportunidades comerciales de estos productos están relacionadas con farmacias, clínicas, comercio electrónico, tiendas de conveniencia y restaurantes.

RELACIONADAS