Empresas & Management
Fecha de publicación: 2021-02-20

Airbus reduce 30% ingresos y no repartirá dividendo con cargo a 2020.

El CEO de la compañía, Guillaume Faury, advierte de que hay que seguir "con los ojos abiertos y vigilantes". Airbus presentó los resultados de 2020 para hacer balance de daños y advertir de que la recuperación de la industria aeronáutica no llegará como pronto hasta 2023.

Por estrategiaynegocios.net

“Los resultados de 2020 demuestran la resiliencia de Airbus ante la crisis más grave que ha golpeado al sector aeroespacial. Me gustaría dar las gracias a nuestros equipos por los importantes logros alcanzados en 2020 y reconocer el firme apoyo de nuestras actividades de Helicopters y Defence and Space. También querría agradecer a nuestros clientes, proveedores y socios su lealtad hacia Airbus”, afirmó Guillaume Faury, Chief Executive Officer de Airbus. “El sector se seguirá enfrentando a un alto nivel de incertidumbre en 2021, ya que la pandemia continúa teniendo un impacto en nuestras vidas, economías y sociedades. Hemos emitido una previsión para proporcionar un cierto grado de visibilidad en un entorno volátil. A más largo plazo, aspiramos a liderar el desarrollo de un sector aeroespacial sostenible a nivel mundial”, añadió.

Los pedidos netos de aviones comerciales ascendieron a 268 (2019: 768 aviones) con una cartera de pedidos que incluye 7.184 aviones comerciales a 31 de diciembre de 2020. Airbus Helicopters registró 268 pedidos netos (2019: 310 unidades), que incluyen 31 NH90 para el Ejército alemán en el cuarto trimestre y 11 H160.

Los pedidos recibidos por Airbus Defence and Space se incrementaron un 39% en comparación con el año anterior y alcanzaron los 11.900 millones de euros con una ratio neta de pedidos a ingresos superior a uno debido, especialmente, a una serie de importantes contratos en Military Aircraft. Entre ellos se encuentra un contrato firmado en noviembre para suministrar 38 nuevos Eurofighter a la Fuerza Aérea alemana.

El valor de los pedidos recibidos consolidados se redujo hasta los 33.300 millones de euros (2019: 81.200 millones de euros) y la cartera de pedidos consolidada ascendía a 373.000
millones de euros a 31 de diciembre de 2020 (final de 2019: 471.000 millones de euros). La reducción del valor de la cartera de pedidos de aviones comerciales refleja unas entregas superiores a los pedidos recibidos, la debilidad del dólar y la evaluación de la recuperabilidad de la cartera de pedidos.

Los ingresos consolidados se redujeron hasta los 49.900 millones de euros (2019: 70.500 millones de euros) debido al difícil entorno de mercado que afecta al negocio de los aviones comerciales y que ha supuesto un 34% menos de entregas respecto al año anterior. Se entregaron un total de 566 aviones comerciales (2019: 863 aviones) que comprendieron 38 aviones A220, 446 aviones de la familia A320, 19 aviones A330, 59 aviones A350 y 4 aviones A380. Durante el cuarto trimestre de 2020 se entregaron un total de 225 aviones comerciales, 89 de ellos en diciembre. En 2020, Airbus Helicopters entregó 300 unidades (2019: 332 unidades) incrementando sus ingresos alrededor de un 4% gracias a un mix de productos favorable y al crecimiento de los servicios. Los ingresos de Airbus Defence and Space se redujeron en torno a un 4%, reflejando principalmente un menor volumen y el impacto del covid-19 en el escalonamiento de la actividad, especialmente en Space Systems.

El EBIT ajustado consolidado –una medida alternativa de rendimiento e indicador clave que registra el margen subyacente del negocio, excluyendo los gastos o beneficios derivados de
movimientos en las provisiones en relación con programas, reestructuración o efectos de los tipos de cambio, así como plusvalías/minusvalías resultantes de la enajenación y adquisición de empresas– se situó en 1.706 millones de euros (2019: 6.946 millones de euros). Esta cifra refleja principalmente un rendimiento inferior de la actividad de aviones comerciales, que se vio respaldada por una sólida contribución de Airbus Helicopters y de Airbus Defence and Space.

El EBIT ajustado de Airbus de 618 millones de euros (2019: 5.947 millones de euros refleja principalmente unas entregas de aviones comerciales inferiores y la menor eficiencia de los costes asociada. También incluye -1.100 millones de euros de cargos relacionados con el covid-19. En enero de 2021 se comunicó una actualización de las cadencias de
producción en respuesta al entorno del mercado, que se mantendrán más bajas durante un periodo más prolongado.

El EBIT ajustado de Airbus Helicopters se incrementó hasta los 471 millones de euros (2019: 422 millones de euros), principalmente impulsado por la solidez de las actividades gubernamentales y la fiabilidad en la ejecución de los programas. También incluye unos gastos de Investigación y Desarrollo (I+D) inferiores, que reflejan el final del proceso de
certificación del H145 de cinco palas y el H160 por parte de la Agencia de Seguridad Aérea de la Unión Europea (EASA).

El EBIT ajustado de Airbus Defence and Space se incrementó hasta los 660 millones de euros (2019: 565 millones de euros), reflejando principalmente las medidas de contención de costes y los menores gastos de I+D, que se vieron compensados en parte por el impacto del covid-19, también en la actividad de lanzadores. Durante 2020 se entregaron un total de 9 aviones militares A400M y Bélgica recibió el primero de sus siete aviones en diciembre. Se registraron importantes avances en la hoja de ruta de este avión, como la campaña de ensayos en vuelo para la certificación de vuelo automático de bajo nivel.

Los gastos de I+D autofinanciado consolidados se redujeron hasta los 2.858 millones de euros (2019: 3.358 millones de euros). El EBIT (declarado) consolidado fue de -510 millones de euros (2019: 1.339 millones de euros), incluyendo ajustes por un total neto de -2.216 millones de euros. Estos ajustes comprendieron:
● -1.202 millones de euros relativos al plan de reestructuración de la compañía;
● -385 millones de euros relacionados con el coste del programa A380, de los que -27 millones de euros se contabilizaron en el cuarto trimestre;
● -480 millones de euros relacionados con el desajuste de pagos previos a la entrega en dólares y a la revaluación del balance, de los que -106 millones de euros correspondieron al cuarto trimestre;
● -149 millones de euros de otros costes (como los de cumplimiento), de los que -21 millones de euros correspondieron al cuarto trimestre.

La pérdida neta consolidada se situó en -1.133 millones de euros (pérdida neta 2019: 1.362 millones de euros). Incluye el resultado financiero de -620 millones de euros (2019: 275 millones de euros). El resultado financiero refleja en gran medida los resultados de los intereses, que ascienden a -271 millones de euros, el impacto de la revalorización de la
inversión inicial reembolsable en el otro resultado financiero de -157 millones de euros, así como un importe neto de -149 millones de euros relacionado con los instrumentos financieros de Dassault Aviation. También incluye el deterioro del préstamo OneWeb, reconocido en el primer trimestre de 2020. La pérdida por acción consolidada declarada se situó en -1,45 euros (2019: -1,75 euros).

Perspectivas
La compañía asume como base de sus previsiones para 2021 que no se producirán más perturbaciones en la economía mundial, en el tráfico aéreo, en las operaciones internas de la
compañía o en su capacidad de entregar productos y servicios. Las previsiones de la compañía para 2021 se refieren a cifras antes de fusiones y adquisiciones.
Sobre esta base, la compañía se propone conseguir en 2021, al menos:

● El mismo número de entregas de aviones comerciales que en 2020;
● Un EBIT ajustado de 2.000 millones de euros;
● Punto de equilibrio en el flujo de caja libre antes de fusiones y adquisiciones y financiación a clientes.

RELACIONADAS