Empresas & Management
Fecha de publicación: 2021-02-15
El fabricante británico Jaguar Land Rover, perteneciente al indio Tata Motors, indicó el lunes que planea "reinventarse". Y se comprometió el lunes a invertir cerca de US$3.400 millones por año, sobre todo en el sector eléctrico.

Jaguar Land Rover: “todos nuestros autos serán eléctricos para 2030”

La marca lanzará seis modelos puramente eléctricos en los próximos cinco años; el primero de ellos llegará al mercado en 2024

Por JUAN CARLOS PEÑA, E&N

Los vehículos de la compañía Jaguar Land Rover serán completamente eléctricos dentro de un lapso de nueve años, así lo señaló la compañía este lunes a través de un comunicado.

Con este nuevo paso para el consorcio, se suma a la carrera mundial por desarrollar modelos de emisiones cero, con la finalidad de adelantarse a la apremiante prohibición de vender automóviles nuevos con motores a base de combustibles fósiles.

Jaguar solo fabricará autos eléctricos para 2025

De esta forma, Jaguar solo fabricará autos totalmente eléctricos para 2025 como parte de su estrategia radical llamada “Reimaginar”. Esto significa que sus modelos no usarán gasolina, ni tampoco tendrán disponibles modelos híbridos para elegir.

“La estrategia Reimagine lleva a Jaguar Land Rover por un camino significativo de aceleración en armonía con la visión y las prioridades de sostenibilidad del Grupo Tata en general. Juntos, ayudaremos a Jaguar a realizar su potencial, reforzar el atractivo atemporal de Land Rover y convertirnos colectivamente en un símbolo de un negocio verdaderamente responsable para sus clientes, la sociedad y el planeta” indicó Sr. N Chandrasekaran, presidente de Jaguar Land Rover Automotive PLC.

Mientras tanto, su división Land Rover comenzará un cambio hacia la electrificación, con seis nuevos modelos en los próximos cinco años, a partir de 2024.

Land Rover planea vender el 60% de sus automóviles en forma puramente eléctrica para 2030, y todos los de Jaguar. Los modelos de Land Rover estarán disponibles en variantes totalmente eléctricas a finales de la década.

Jaguar y Land Rover ofrecerán energía eléctrica pura, placa de identificación por placa de identificación, para 2030. Para este momento, además del 100% de las ventas de Jaguar, se anticipa que alrededor del 60% de las Land Rover vendidas estarán equipadas con sistemas de propulsión de escape cero. El objetivo de Jaguar Land Rover es lograr emisiones netas de carbono cero en su cadena de suministro, productos y operaciones para 2039”, señaló la firma.

Tres plataformas para el cambio eléctrico

El grupo utilizará tres plataformas compatibles con sistemas de propulsión totalmente eléctricos. Land Rover utilizará uno llamado EMA (Electric Modular Architecture o arquitectura modular eléctrica) para sus modelos EV y otro llamado MLA (Modular Longitudinal Architecture o arquitectura longitudinal modular) para híbridos.

Land Rover tiene actualmente tres familias de SUV, Range Rover, Discovery y Defender, pero aún no ha dicho cuál se electrificará primero.

Mientras tanto, Jaguar utilizará una nueva "arquitectura puramente eléctrica" ​​para sus próximos vehículos y desechará su limusina insignia XJ, que se esperaba que debutara este año. "Aunque se puede conservar la placa de identificación, el reemplazo planeado del Jaguar XJ no formará parte de la alineación, ya que la marca busca darse cuenta de su potencial único", dijo la compañía en el mencionado comunicado.

Jaguar reveló poco más sobre su estrategia de modelo EV y cómo encajará su SUV eléctrico I-Pace actual. Parece que sus vehículos híbridos y de gasolina actuales como el XE, XF, E-Pace y F-Pace serán descartados y reemplazado por versiones totalmente eléctricas.

Jaguar dijo que invertirá aproximadamente 3.000 millones de dólares en la nueva estrategia y ha reservado 48.7 millones de dólares para pagar multas por incumplir los objetivos de emisiones de la UE en 2020.

La compañía también está trabajando en vehículos de celda de combustible de hidrógeno y planea comenzar a probar prototipos en carretera dentro de un año.

El CEO Thierry Bolloré dijo que la estrategia enfatizaría "la calidad sobre el volumen" y que la compañía no tiene planes de cerrar ninguna de sus plantas de automóviles en el Reino Unido o en otras partes del mundo.

RELACIONADAS