Empresas & Management
Fecha de publicación: 2021-01-18

Bridge for Billions llega a Centroamérica con la misión de tender puentes a los innovadores

Esta startup social cuenta con una metodología basada en la innovación, el aprendizaje práctico, mentorías individualizadas y acceso de por vida a una comunidad en línea de emprendedores y mentores.

Gabriela Melara – estrategiaynegocios.net

“Si quieres llegar lejos ve acompañado, pero si quieres ir rápido ve solo”, reza un proverbio africano que dicta la vida y la manera de contribuir a formar nuevos negocios de Pablo Santaeufemia, CEO de Bridge for Billions, una plataforma digital que crea, diseña y gestiona programas de emprendimiento.

Se trata de una comunidad virtual donde convergen aspirantes a empresarios, empresas, organizaciones, fundaciones y universidades, con el objetivo de fortalecer el ecosistema emprendedor y, por ende, la economía y el desarrollo social de Latinoamérica y el mundo, a través de la innovación.

Su metodología está basada en la innovación, el aprendizaje práctico, mentorías individualizadas y la promesa de acceso -de por vida- a una comunidad en línea de emprendedores y mentores. Estos programas digitales reproducen el viaje tradicional de incubación en modalidad presencial, “pero son 25 veces más rentables que otros programas”, de acuerdo con su impulsor.

Desde la prueba de concepto hasta que los negocios son validados, el plan toma entre 90 y 180 días.

La red cuenta con su propio programa de incubación llamado ‘The Leap’, al cual pueden acceder los pequeños empresarios de manera individual, cuyo propósito es apoyar a un mayor número de de pequeñas y medianas empresas (pymes) en periodos cortos de tiempo.

Fundada en Nueva York y Madrid en 2015, es un startup social llega a Guatemala, México y al resto de Latinoamérica a través de su red de programas de emprendimiento que conecta a emprendedores en etapa semilla con oportunidades de crecimiento.

Recomendamos: Empresas Centenarias, constructoras de la economía de Centroamérica

Su modelo se basa en la filosofía del Massachusetts Institute of Technology (MIT), que habla que los ecosistemas de emprendimientos son una estrella de cinco puntos, donde estos vértices son los emprendedores, las universidades, grandes empresas, los inversores y el Gobierno. “Juntas generen sinergias”, dice Santaeufemia.

“Todos tenemos un hueco, pero para romper el ‘egosistema ‘debemos conocernos y entender que, entre los que ayudamos a emprendedores, hay varios, que existimos y el qué hacemos y cómo nos apoyamos. Este es el ecosistema funcional”, agrega.

Hasta la fecha, la plataforma Bridge for Billions ha apoyado a más de 1.700 emprendedores, con 127 programas de apoyo, en 72 países.

Ha trabajado de la mano con corporaciones como Coca-Cola, BMW, Johnnson&Johnnson, además de fundaciones y entidades públicas y universidades, entre las que destaca Ashoka, Impact Hub, el Gobierno español y el MIT.

La manera en la que conquistan nuevos emprendedores es por medio de las redes sociales. Cuentan con una estrategia digital focalizada, misma que sabe reconocer a los que buscan estas oportunidades.

Conozca a los admirados de la región por los centroamericanos

Talento centroamericano

Bridge for Billions ingresó a la región en 2020 -donde los emprendimientos enfocados en lo digital se han acelerado, en parte por la pandemia del coronavirus- con el fin de potenciar a más emprendedores que están en etapa semilla.

Centroamérica tiene talento, “pero necesita que se democratice el ecosistema para apoyar a los que tienen una idea de negocio y acompañarlos desde etapa temprana, no solamente cuando ya tienen un emprendimiento andando”, añade Santaeufemia.

“Por ejemplo, si agarras el ecosistema de Guatemala y te preguntas cómo apoyan a los emprendedores, cómo es el actuar de los otros actores y no solo con emprendimientos formados, si no, cómo contribuyen a crearlos. ¿Les importa trabajar con pequeños empresarios o con emprendedores? No parece”, indica Pablo al hablar de su aterrizaje en la región, donde llegan en alianza con la Fundación Argidius, que promueve el desarrollo de pymes, con el objeto de mejorar la vida de las personas en situación de pobreza mediante la generación de ingresos.

"La fundación nos apoyó porque veían que, en la fase intermedia, de incubación de negocios, en Guatemala y la región, faltaba apoyo estructurado, que muchas veces las asociaciones locales no podían llegar a todos con una calidad suficiente. Era o calidad o cantidad y nosotros decimos las dos", acota Pablo. "Nosotros enseñamos a pescar", agrega.

En Guatemala ya trabajan con Pionero Philanthropy, un evaluador o consultor sin fines de lucro que se enfoca en las organizaciones también sin fines de lucro guatemaltecas.

“A través del programa de incubación de Bridge for Billions logramos aclarar nuestra misión y objetivos como empresa. Ponen a tu alcance herramientas eficientes, intuitivas y fáciles de utilizar que, combinado con el apoyo y guía de nuestra mentora, ha sido crucial para el desarrollo de Pionero Philanthropy. Gracias a Bridge, muy pronto estaremos lanzando con mucha confianza nuevos servicios para nuestras comunidades en Guatemala”, menciona Harriette Rothwell, directora y fundadora de Pionero Philanthropy en Guatemala.

“Doy la medicina que tomé”

Pablo, quien sale de España en su adolescencia gracias a una beca, indica que Bridge for Billions nació de su misma experiencia, el apoyo para sus estudios llegó en un momento en el que su familia apenas sobrellevaba la muerte de su padre.

“Llego, gracias a la beca, a Estados Unidos y empiezo a viajar por el mundo, estando en el colegio donde fui enviado porque éramos 100 alumnos de diferentes nacionalidades. Ahí es donde dije ‘quiero crear oportunidades, porque hay talento en el mundo’ para que la gente sea dueña de su futuro”, recuerda.

Al tener su objetivo claro, se le abre la oportunidad de residir en China, donde trabaja en una empresa de arquitectura sostenible, pero en el camino de su desarrollo como profesional se da cuenta que “si quiero desarrollar, debo trabajar en lo que creo, entonces, me salgo de este empleo y conquisto otra beca, esta vez de innovación. Ahí es donde empiezo con esta idea”, recuerda.

“Me encanta estar cerca del para qué, del porqué trabajar, entonces, trato de estar cerca de ellos. Y les digo que yo he recibido muchos no, que no sos elegido, para que luego se llegue el sí, te hemos elegido. Todo es buscar lo importante, enfocarte y seguir trabajando para encontrar oportunidades”, aconseja a otros emprendedores.

“Tomé la medicina que doy. El proceso de Bridge for Billions, que lo vemos como puente, está inspirado en el modelo del MIT, emprendimiento disciplinado, proceso científico de testeo, mejora constante en todas las áreas de un negocio: Marketing, finanzas, redes sociales, desarrollo de producto, haciendo testeos. Porque, como suele suceder, todos nos enamoramos de la solución, creemos conocer al cliente y cuando sales te das la bofetada, pero si pasas por el proceso estructurado y estás acompañado por personas que te retan y te enseñan, es la manera de lanzarse y conseguir más oportunidad de prosperar”, concluye.

La misión de ‘erradicar el egosistema’

Pablo Santaeufemia, CEO de Bridge for Billions, es un joven, de origen español, que busca erradicar lo que el mismo denomina como un “egosistema” de las economías, todo con el fin de crear nuevas oportunidades de negocios y que estas contribuyan a generar más empleos en las comunidades en donde se desarrollarán.

“En el mundo de los emprendedores en lugar de tener un ecosistema de colaboración, de cooperación, estamos bajo un modelo donde los que gritan más, los que obtienen más fuegos artificiales son los que más llaman la atención, son los que más impacto tienen. Pero, tenemos que ser conscientes de que todos no podemos abarcar todo”, reflexiona.

El ‘egosistema’ es llegar solo, ir solo, para llegar primero y colocarse, de acuerdo con Pablo, quien cree que “como ecosistema es un planteamiento de largo plazo. Tenemos que colaborar todos y entender que unos son buenos en financiamiento, otros son buenos en ideación, otros en colaboración”.

De acuerdo con Santaeufemia, el actual modelo del ecosistema emprendedor enfrenta tres grandes debilidades: oportunidades limitadas, falta de diversidad y poca eficiencia.

A la fecha, desde su fundación hace cinco años, la plataforma ha logrado identificar y atacar las debilidades al acercar las herramientas y oportunidades necesarias a los emprendedores de cualquier rincón del mundo, ya que, el 70% de sus participantes no habían tenido acceso a otros programas con anterioridad.

Bridge for Billions es una plataforma digital que busca impulsar emprendedores desde su etapa semilla. Para ello cuentan con mentores y asesores que los retan en cada una de las enseñanzas.

RELACIONADAS