Empresas & Management
Fecha de publicación: 2021-01-04

Didi crece y se fortalece en Centroamérica

Las economías colaborativas generan cada vez más trabajo en nuestra región, de ahí la importancia de regular un mercado creciente.

Por Daniel Zueras, estrategiaynegocios.net

La plataforma de origen chino de movilidad compartida, Didi, entró a nuestra región hace apenas un año, en noviembre de 2019, con Costa Rica como punta de lanza. Pocos meses después, en marzo de 2020, incursionó en Panamá, pero la pandemia hizo que apenas una semana y media más tarde dejaran la operación en suspenso, retomándola desde septiembre. Y hace apenas unas semanas, el 10 de noviembre, han arrancado motores en República Dominicana.

Tras un año de balance, Pablo Mondragón, director general de Didi para Centroamérica y Caribe, apunta que la acogida en la región le deja “sin palabras, siendo Costa Rica un mercado altamente penetrado de usuarios de Internet, de la propia industria, el recibimiento ha sido muy bueno”. Y es que Didi reporta más de 800.000 viajes intermediados desde el 17 de noviembre de 2019, fecha en que se lanzó el servicio en Costa Rica, con un promedio de 5,1 kilómetros por viaje.

No cabe duda que la pandemia ha sido un reto en la operación de cualquier empresa, más si cabe en los diferentes sistemas de transporte. Y Didi no ha sido una excepción. Previo a marzo “fue business as usual”, comenta Mondragón, con diferentes promociones para invitar a los usuarios al uso de la plataforma; y alentando a los socios conductores con la tasa de servicio más baja del mercado, del 15 %; y de cara a los usuarios, “tarifas muy competitivas, comparadas con otras plataformas entre 10 % y 20 % más accesibles, para penetrar a segmentos de la población que quizás antes no tenían oportunidad de utilizar este tipo de plataformas”, incide el director general de Didi para la región.

Pero llegó la COVID-19 y tuvieron que adaptarse a las restricciones vehiculares implementadas por el Ministerio de Salud. La plataforma tuvo que cumplir con todas las regulaciones de las autoridades. “Entendimos que la demanda iba a bajar, y por ello las ganancias de socios conductores. Fuimos la única plataforma en bajar la tasa de servicio al 5 %”, una diferencia que ha ido a parar directamente a los bolsillos de los socios conductores, para tratar de paliar la merma en el número de viajes realizados durante estos meses.

La pandemia ha empujado el desempleo en Costa Rica a tasas históricas, que ha conllevado un alza en el registro de conductores de Didi. Muchos de esos desempleados encuentran en este tipo de plataformas una manera de autoempleo.

“De ahí la insistencia en que el país promueva una regulación de la movilidad compartida. Desde antes de que iniciáramos operaciones hemos buscado muchos acercamientos con actores políticos para mostrar las bondades que trae la industria a nuestros países", apunta el directivo. “En Didi buscamos una regulación, tener las reglas claras, porque a través de esto podemos generar mucho, ya que plataformas como Didi hoy está teniendo impacto directo en los ingresos de los costarricenses, en un contexto de alto desempleo”, añade.

“El no tener un marco regulatorio claro, positivo, propositivo que invite a la libre economía, que reconozca a las plataformas como plataformas tecnológicas de intermediación, no va a permitir que podamos terminar de dar todo el valor posible”, incide Mondragón.

El director general de Didi para Centroamérica y Caribe hace hincapié en que “somos una plataforma de intermediación, no contratamos, no tenemos relación laboral... Son las bondades que ofrecemos: flexibilidad de uso, no exigencias con horarios, no requisitos mínimos y cada persona decide cuándo utilizarla y cuánto tiempo”.

El ingreso promedio mensual de un socio conductor de Didi que labore 48 horas semanales está entre los 700.000 y los 750.000 colones (entre US$1.165, y US$1.250). “Igual, por el lado de usuarios, empezamos a ver un cambio en la distribución del gasto”, apunta Pablo Mondragón, con el ahorro como comportamiento fundamental y un gasto totalmente distinto, “por eso lanzamos la nueva modalidad hace ya un par de meses Didi Economy, con precios más accesibles”, con precios de 10 % a 20 % menores que Didi Express.

Por el momento, Express y Economy son los dos formatos de Didi en la región, mientras en México ya funciona Didi Taxi, Didi Food (entrega de comidas), y en Colombia han implementado recientemente Didi Delivery (entrega de paquetería). “Mientras alguno de estos productos puedan agregar valor en Centroamérica, no descartamos que podamos lanzarlo”.

Fuera de la capital

A diferencia de otras apps de movilidad, Didi ha decidido salir a ciudades más pequeñas, y no centrarse tan solo en la Gran Área Metropolitana (GAM), que concentra las principales urbes del país. Así, dos pequeñas ciudades turísticas como son San Carlos (en el entorno del volcán Arenal, uno de los principales atractivos del país) y Liberia (capital de Guanacaste, cercana a múltiples playas del Pacífico Norte costarricense) ya cuentan con presencia de Didi, que está en total en 73 cantones, de los 82 que tiene el país.

De esta manera Didi busca conquistar al turista nacional, que espera “precios accesibles para moverse de un lado a otro”, comenta Montesdeoca. La recepción ha sido buena.

Los comportamientos de los usuarios son distintos respecto a San José, que cuenta con picos en la mañana y media tarde, por ida y retorno a oficinas y universidades. “En San Carlos y Liberia hemos visto más aplanar esa curva. Son ciudades muy dependientes del turismo, tanto nacional como internacional; y hemos detectado más bien una constante. Buscamos que podamos tener esta conexión entre San José, San Carlos y Liberia, no solo darle servicio a las personas de las ciudades, sino que ya que tenemos ahora turismo nacional, la gente lo pueda estar utilizando para comunicar a diferentes ciudades”.

El gigante chino que crece y crece

Didi es la plataforma de movilidad con mayor número de usuarios en el mundo. Su gran presencia en su país de origen, China, la convierte en la número uno.

Didi realiza más de 60 millones de viajes al día, y cuenta con más de 550 millones de usuarios, y más de 35 millones de socios conductores. En la actualidad la aplicación se encuentra en más de 1.000 ciudades de 14 países: China, Brasil, México, Chile, Japón, Colombia, Costa Rica, Australia, Panamá; en octubre y noviembre ha acelerado su expansión, con la apertura en Rusia, Nueva Zelanda, República Dominicana, Perú y Argentina.

RELACIONADAS