Empresas & Management
Fecha de publicación: 2020-10-10

El autocine, una manera de reiventar negocios

La tendencia de ver películas desde el automóvil llegó con la pandemia del coronavirus en 2020. Empresas dedicadas al montaje de eventos, vieron una ventana para sobrevivir a la crisis generada por el confinamiento debido al virus.

Por Gabriela Melara - estrategiaynegocios.net

Las nuevas generaciones tienen la oportunidad de conocer la experiencia del autocine, así como lo han visto en algunas películas ambientadas en las décadas entre 1940 y 1960.

Los primeros cine-car surgieron en la década de los 40, pero su auge fue en los finales de 1950 y comienzos de 1960, en particular en las zonas rurales de Estados Unidos.

Estos fueron desapareciendo por la poca oferta de horarios y por el auge de las salas de cine.

Sin embargo, en pleno 2020, estos espacios son la oportunidad para recrearse con la burbuja familiar.

Empresas dedicadas al montaje de eventos, que suspendieron labores por las medidas de confinamiento impuestas en el mundo para evitar la propagación del covid-19, vieron, en el monatahe del autocine, una ventana para sobrevivir a la crisis.

Incluyendo, una cadena de negocios que se pueden beneficiar con la afluencia de personas.

"Generamos experiencias a los consumidores, a los clientes. Somos una empresa regional con más de 17 años de experiencia en el mercado.Nos reinventamos y creamos el concepto de Parking Live en El Salvador", indicaba Orlando Interiano, quien es parte del equipo que está detrás del concepto, que aspira a ampliarse a Guatemala y Honduras, pero todo dependerá del control de la pandemia en esos países.

Lourdes de Rodríguez, directora de Empresas Asociadas del Grupo Comercial de Comunicaciones, también indicó que esperan llevar esta experiencia para proyectar espectáculos diversos como: conciertos, standup comedy y obras de teatro, entre otros.

El proyecto, ejecutado por la marca empresarial CONTACTO, cuenta con el respaldo de otras marcas de comida, bebida, además de boletería. En su primera sucursal cuenta con el respaldo de la Alcaldía de San Salvador, quien concedió una parte del parque Bicentenario para su funcionamiento.

La experiencia en El Salvador

En el Parque Bicentenario fue colocada una pantalla gigante que proyecta las películas de la cartelera de este espacio. El sonido se sintoniza desde un circuito cerrado desde el carro.

Se permite el ingreso de cuatro personas por vehículo, quienes deben cumplir con los protocolos de bioseguridad, como portar mascarillas en todo momento.

El costo del boleto asciende a US$11 por automóvil, al cual se deberá sumar el costo de boletería y el costo del parqueo, en el caso que se requiera.

El autocine inició en agosto de 2020 y espera, aunque se levanten las restricciones por la pandemia, seguir, aunque quizá sea como un negocio temporal y móvil, es decir, que no se quede en un solo lugar si no que se mueva de lugar, ya solo como manera de "revivir esta tendencia", de acuerdo con sus organizadores.

Costa Rica

El salón Montezuma del Centro de eventos Pedregal fue el lugar donde se instaló un negocio similar en Costa Rica.

“Estamos muy emocionados y orgullosos de traer de regreso el autocine a nuestro país. Seguiremos todos los protocolos sanitarios, para que, de forma higiénica y segura, los usuarios puedan vivir nuevamente las emociones de las películas fuera de casa”, aseguró en el moento del lanzamiento Alejandro León, director del proyecto.

El Autocine CR cuenta con un Snack bar que recibe las órdenes vía Whatsapp por el número que se facilitará a los clientes o a través de su sitio web www.elautocinecr.com, y posteriormente un salonero llevará los alimentos hasta el espacio donde se ubica el vehículo, completamente sellados y sin contacto.

Las entradas están a la venta por medio de la boletería en línea: www.elautocinecr.com. Tienen un costo de ¢12.500 por auto para tandas en la tarde y noche (precio promedio basado en ocupación cuádruple de ¢3.125). A este le agrega el cargo por servicio.

Estos no son los únicos negocios que vieron la importancia del carro para las familias, en la pandemia se han proyectado exposiciones de pintura, misas, cultos religiosos y hasta fiestas de cumpleaños, todo como parte de la "nueva normalidad".

RELACIONADAS