Empresas & Management
Fecha de publicación: 2020-09-04

Modelo de aerolíneas de bajo costo busca validar que es a prueba de crisis

Volaris asegura que el modelo continuará porque nació, en el caso de la aerolínea, para afrontar estas crisis.

Por Gabriela Melara - estrategiaynegocios.net

El modelo bajo costo o de ultra bajo costo parece que no se verá impactado por la pandemia del covid-19 como otros que buscan la recuperación, pese a que algunos costos se elevarán, para cumplir con los protocolos de bioseguridad, al menos eso es lo que divisa Ronny Rodríguez, director de Relaciones Institucionales para Centroamérica de Volaris, quien asegura que el modelo continuarán porque nació, en el caso de la aerolínea que representa, para afrontar estas crisis.

Puede leer: Pandemia frena 16 años de incrementos en sector aviación de la región

Si algo nos ha demostrado esta crisis es que hemos hecho bien en ser una empresa que ha cuidado sus costos. Nosotros tenemos el nivel costo unitario más bajo del continente americano, transportar un asiento del punto A al punto B nos cuesta menos en el continente americano y el costo segundo más bajo en el mundo. Entonces, significa que la crisis ha sido menos dura”, aseveró.

“Nuestros costos fijos eran mucho menores que los del resto porque hay aerolíneas que tiene costos fijos más altos y nos dedicamos a pagar renta de aviones, planillas. Este modelo ha demostrado que es la mejor manera de enfrentar la peor crisis del sector de la aviación, regresamos con ese modelo y reforzado, en su versión 3.0. Regresamos más digitales, con mucha más capacidad de adaptación y con protocolo que provee de una confianza para viajar”, comentó en una conversación vía ZOOM con Estrategia&Negocios.

De acuerdo con Rodríguez, Volaris está preparada para rebajar más los costos, para ello cuentan con el apoyo de los gobiernos de la región, con quienes acordaron, según lo dicho por el representante, no pagar tarifas de estacionamiento, no pagar alquileres de oficinas y con los mayores proveedores lograron acuerdos especiales.

“Teníamos la incorporación de nuevas flotas, con las empresas, con los arrendatarios, hemos llegado a acuerdos y hemos llegado a pensar en 88 aviones, pero ahora tenemos 83, aplazaríamos algunos y esperamos llegar a 88 unidades en 2023, ahí haremos una pausa para recuperarnos, a menos que la demanda nos haga incorporar más”.

Al recordar el momento de parar operaciones en Centroamérica, Rodríguez dijo “fue difícil, al mes de abril reportamos menos de 10% de operaciones, en el grupo, la primera vez en la historia. Nacimos en 2014 y llegamos a operaciones como 2015”.

A Centroaméricaesperan volver con al menos una ruta por semana entre los tres países en los que opera hasta Los Ángeles y quizá una más a México. Mientras en México, ya van por el 45% de las operaciones, lo que representa el movimiento de 30.000 pasajeros en México. Se estima que este mercado cerrará con un 65% de operación en relación con el 2019.

Los pasajeros, en Volaris, cayeron hasta 39,9%, en el primer semestre al pasar de 10, 617.000 pasajeros en 2019 a 6,382.000 en el mismo periodo en 2020.

Por su parte, Aeroméxico inició su reestructuración financiera en junio. En un comunicado, la empresa indicó que utilizará las ventajas del Capítulo 11 para fortalecer su posición financiera y liquidez, mientras sigue operando.

"La Compañía utilizará las ventajas del Capítulo 11 para fortalecer su posición financiera y liquidez, proteger y preservar sus operaciones y activos, e implementar los ajustes operativos necesarios para hacer frente al impacto del COVID-19", indicó la compañía, en un comunicado enviado a la Bolsa Mexicana de Valores.

Aeroméxico está en conversaciones para contratar un nuevo financiamiento preferencial para la compañía.

Sin embargo, pese a este anuncio, en julio, la compañía incrementó su presencia en el mercado doméstico a casi el doble de vuelos comparado con el mes previo. Además, espera aumentar su operación internacional a casi cuatro veces más comparado con el mes de junio.

Mientras esto pasaba con estas aerolíneas de bajo costo, Interjet fue suspendida por la IATA, para hacer uso de la Cámara de Compensación, un mecanismo que permite a las aerolíneas la liquidación de los cargos interempresas sin la necesidad de un movimiento físico.

“El miembro puede ser reinstalado pero solo al recibir todas las deudas. La Cámara de Compensación actúa en interés de todos los miembros y se esforzará por ayudar al miembro suspendido mientras garantiza la seguridad financiera de todos los demás miembros”, menciona la Asociación en su sitio web.

RELACIONADAS