Empresas & Management
Fecha de publicación: 2020-08-20
FOTO INA FASSBENDER / AFP

Bayer pagará US$1.600 millones para cerrar demandas sobre implante

En sus cuentas del segundo trimestre, la firma alemana había previsto 1.250 millones de euros (US$1.480 millones) para solucionar demandas relacionadas con Essure.

POR AFP

El gigante farmacéutico Bayer anunció el jueves que acordó pagar US$1.600 millones para resolver casi todas las demandas presentadas en Estados Unidos por el controvertido implante anticonceptivo Essure.

"La compañía pagará aproximadamente US$1.600 millones para resolver estos reclamos, incluida una asignación para reclamos pendientes, y está en discusiones de resolución con los abogados de los demandantes restantes", dijo en un comunicado.

"No hay admisión de irregularidades o responsabilidad por parte de Bayer en los acuerdos de conciliación", agregó.

En sus cuentas del segundo trimestre, la firma alemana había previsto 1.250 millones de euros (US$1.480 millones) para solucionar demandas relacionadas con Essure.

La comercialización de Essure, un implante anticonceptivo permanente presentado como una alternativa a la ligadura de trompas, se detuvo en septiembre de 2017 en todas partes excepto en Estados Unidos, donde continuó hasta 2018.

Este cese de la comercialización se debió a la "caída de las ventas", explicó el grupo.

Las usuarias, especialmente en Francia y Estados Unidos, se quejan de sufrir efectos secundarios en ocasiones graves tras su colocación (sangrado, dolor, fatiga intensa, reacción alérgica, depresión, etc.), y que persisten incluso después de extraer el implante.

Puede leer: Bayer y BASF deben indemnizar con US$265 M a agricultor de EE.UU.

La Agencia Estadounidense de Medicamentos (FDA) solicitó a Bayer en abril de 2018 que limitara la venta de este dispositivo solo a los médicos que acuerden advertir a sus pacientes sobre el alto riesgo de efectos secundarios.

La FDA mencionó 26.773 "rechazos y problemas" relacionados con Essure reportados entre noviembre de 2002 y enero de 2018.

En Francia, la Agencia Nacional de Seguridad de los Medicamentos (ANSM) recomendó en 2017 "como medida de precaución dejar de implantar" Essure, y pidió al laboratorio que "retirara los productos en stock".

Comercializado desde 2002, el dispositivo fue sometido a una vigilancia reforzada en 2015 por la ANSM.

En Francia se están llevando a cabo varias acciones. Se ha presentado una denuncia penal y una acción civil colectiva que reúne a cientos de pacientes.

RELACIONADAS