Empresas & Management
Fecha de publicación: 2020-06-25

Costa Rica: Sector construcción cruza segunda peor crisis en casi tres décadas

Imae de la construcción ya llegó a su segunda medición más baja desde que hay registros en 1992.

Por CRHoy

1996: La principal fuente de información de los costarricenses todavía era el papel periódico y en ese entonces todas las portadas visualizaban las réplicas diarias de la crisis que atravesaba el país.

Puede leer: Costa Rica eleva el arancel a la importación de azúcar

Los actores económicos no se habían recuperado del golpe financiero que significó – dos años antes- el cierre del Banco Anglo. Había incertidumbre por la aplicación del PAE III aprobado en 1995 que establecía imposiciones del Banco Mundial y los costarricenses estaban sumidos en un fuerte periodo de recesión.

La crisis también golpeaba al sector construcción que en abril de ese año cosechaba un histórico -20,3%, y más de 10 mil empleos perdidos ese año.

Casi tres décadas han pasado desde esa dura etapa y si bien el sector construcción ha atravesado varios ciclos con números en rojo, no es sino hasta ahora que los malos resultados se le acercan. La crisis actual ha alcanzado cifras recesivas del -18,9% lo que convierten al periodo actual en el segundo más agudo para el sector.

Así lo refleja un análisis histórico elaborado por CRHoy a partir de las cifras del Índice Mensual de Actividad Económica (IMAE) de la construcción, desde que el Banco Central mantiene registros digitalizados, a partir de enero de 1992.

Las cifras del Imae en construcción revelan que en el periodo han existido ciclos en negativo que han tardado más que el actual. El mayor periodo en números rojos fue entre febrero de 2009 y agosto de 2011 cuando se acumularon 30 meses en negativo.

Entre enero de 2013 y julio 2014 se contabilizaron 18 meses, en la crisis del 96 se acumularon 16 meses, y en la crisis actual ya van 14 meses.

Sin embargo, las autoridades del sector construcción señalan que el actual periodo de contracción suma 18 meses, pues contabilizan a partir de agosto del año pasado cuando se dio el pico en el crecimiento, y a partir de allí se comenzó a descender.

Solo en el periodo comprendido desde ese momento cumbre hasta antes de la pandemia se han perdido cerca de 23.000 empleos en el sector, según el presidente de la Cámara Costarricense de la Construcción Esteban Acón.

El problema- dijo- es que actualmente obra que se concluye no hay con qué sustituirla, ya que los desarrolladores no están generando nuevos proyectos. Por eso es que automáticamente, los constructores van quedando desempleados.

Según el Informe Económico de Construcción del primer trimestre de este año, para marzo se reportaron 80.151 empleos formales en el sector, lo que representó un decrecimiento de -1,8%, comparando con respecto a marzo 2019.

Esta menor cantidad de trabajadores tiene su peso inmediato en la seguridad social. Sin embargo, queda por fuera de esta medición el personal que trabaja bajo el sector informal, el cual se considera elevado para el área.

En gran medida, los representantes del sector le reclaman al gobierno mayor acción para reactivar la industria, en especial porque la mayor pare de las inversiones en el ramo provienen del sector privado.

Pese a ello, el próximo mes entrará en vigencia el cobro del impuesto al valor agregado para la construcción, lo cual terminará por encarecer más los costos, en momentos en que claman por reactivación.

Desde diciembre del 2016 el Imae en construcción privada se desaceleró lentamente, mostrando decrecimientos desde abril 2017 a marzo 2018. En abril de ese año se recuperó ligeramente pero desde entonces empezó la caída libre.

Para marzo pasado 2020 la tasa interanual del Imae en construcción privada llegaba al -11,2%

Según Acón, previo a la pandemia se produjo un fenómeno que los hizo pensar en cifras más positivas para este año que finalmente no se han cumplido. Debido precisamente a la entrada en vigencia del IVA, hubo un disparo en la cantidad de planos presentados ante el Colegio Federado de Ingenieros y Arquitectos (CFIA) con lo cual se buscaba precisamente aprovechar los precios sin el impuesto.

Sin embargo, con la llegada de la pandemia “todos los planos se pararon”, de modo que muchas obras se han visto congeladas.

“Todos los planos se presentaron antes del 30 setiembre del 2019 y eso hizo un pico de presentación de planos y creímos que se iba a traducir en un pico en construcciones para 2020. Llegó enero, febrero y vino la pandemia, logramos que se diera continuidad a algunas construcciones, se dieron los protocolos para que alguna gente continuara y eso ayudó muchísimo, pero ahora con la crisis, todos los planos se paran antes de construir… eso es lo que está pasando, construcción que se termina ese personal automáticamente queda desempleado”, enfatizó Acón.

El sector no tiene claro qué sucederá en adelante ya que afirman que no han encontrado respuestas en el gobierno.

La semana anterior el propio ministro de Hacienda Elián Villegas, confirmó al programa Enfoques, que no cederán en aplicar el IVA. Pero en adición a eso todavía existen trámites burocráticos como por ejemplo en materia ambiental, que tardan hasta seis meses en ser resueltos.

Para el representante de los constructores, el camino parece complicado y la consecuencia se pagará – irremediablemente- con más desempleo.

RELACIONADAS