Empresas & Management
Fecha de publicación: 2020-03-26

Tienda bota US$35.000 en productos luego que una mujer tosiera sobre ellos

La tienda indicó que la mujer hizo una 'broma retorcida', pero activaron los protocolos necesarios.

Por estrategiaynegocios.net

Un supermercado en Pennsylvania, Estados Unidos, tuvo que botar más de US$35.000 en mercadería, luego que una mujer tosiera deliberadamente sobre ella, en medio de la pandemia de coronavirus.

Puede leer: El lado positivo del Covid-19

Según consignó el diario Daily Mail, la mujer quiso hacer broma de mal gusto en el supermercado Gerrity, recorriendo los pasillos de productos frescos, panadería y carnicería, entre otros, mientras tosía sin razón aparente.

Debido al peligro de contagio de Covid-19 y por higiene, los empleados se vieron en la obligación de deshacerse de todos aquellos artículos contaminados.

“Hoy fue un día desafiante”, se pudo leer este miércoles en el Facebook del supermercado. “A las 2:20 p.m., recibí el llamado de nuestra tienda Hanover Township. El administrador me informó que una mujer, que la policía sabe que es un problema crónico en la comunidad, fue al local y tosió a propósito en nuestros productos frescos y en una pequeña sección de nuestra panadería, carnicería y comestibles”, agrega el mensaje.

gerrits(800x600)

Al notar lo que estaba haciendo, los trabajadores de la tienda llamaron a la policía, quienes sacaron a la mujer del lugar.

Actualmente la Fiscalía está planeando levantar cargos contra la responsable, a quien además se le hizo la prueba de coronavirus, cuyos resultados aún no se conocen.

De interés: Los estragos de los remedios falsos sobre el Covid-19

“Si bien hay pocas dudas de que mujer estaba haciendo una ‘broma muy retorcida’, no vamos a arriesgarnos con la salud y el bienestar de nuestros clientes”, comentó el dueño del negocio, Joe Fasula.

“No tuvimos más remedio que tirar todo los productos con los que ella entró en contacto. Trabajando en estrecha colaboración con el inspector de salud del municipio de Hanover, identificamos cada área en la que ella estaba, desechamos los productos y limpiamos y desinfectamos a fondo todo”, añadió.

“El único lado positivo de esto es que nos dio la desafortunada oportunidad de probar nuestros protocolos y demostrar cuán seriamente tomamos la seguridad de todos. En un momento, teníamos más de 15 empleados involucrados en la eliminación y limpieza”, agregó el dueño del supermercado.

RELACIONADAS