Empresas & Management
Fecha de publicación: 2020-02-07

El mercado castiga a Grupo Lala por la repentina salida de su director general

A los inversionistas no les convence ni los débiles resultados de la empresa de productos lácteos, ni sus cambios a nivel directivo.

Por Expansion.mx

El 12 de diciembre, Lala anunció la salida de su hasta entonces director general, Mauricio Leyva, por no haber dado los resultados esperados durante el año. El mercado no vio nada bien el movimiento, pues anunciaba un cierre de periodo negativo para la empresa. Y su valor de mercado pagó el precio. Desde que el directivo dejó la compañía, sus acciones han caído 6%.

Cuando Leyva entró a Lala en agosto de 2018, las acciones de la empresa ya presentaban una tendencia bajista desde el máximo de 47,22 pesos (US$2,51) que tocaron en abril de 2016. Los títulos de la firma no han regresado a esos niveles y al cierre del 6 de febrero de este año valían 17 pesos (US$0,90) cada uno.

Desde el día de su reunión con inversionistas, en septiembre pasado, las acciones de Lala van a contracorriente del mercado local. La salida de Leyva acentuó la tendencia. En los últimos 12 meses, la compañía ha perdido 26% de su valor de mercado, mientras que el principal índice de la Bolsa Mexicana de Valores, el IPC, ha ganado 2%.

La salida de Leyva terminó por encender las alarmas después de un año de resultados mixtos para la empresa. “El mercado y los inversionistas asumieron que lo que estaban esperando no iba a suceder. Tenían una expectativa de buen crecimiento que no se cumplió y pues decidieron salir de la empresa (vender acciones)” explica Marisol Huerta, analista de Ve por Más.

Al llegar al cargo, una de las promesas de Leyva fue “invertir en el crecimiento y optimizar costos para expandir márgenes”. Al cierre de septiembre de 2019, el margen Ebitda de Lala se ubicó en 12,1%, por encima del 9,7% de septiembre de 2018. En el año, Lala afrontó gastos relacionados con una planta de queso, campañas de publicidad y otros que presionaron los gastos, apunta Huerta, por lo que para el resultado de todo 2019, cuya publicación está prevista el 24 de febrero, se espera presiones en márgenes.

Los resultados financieros no fueron el único elemento que el mercado vio para castigar a Lala. Jimena Colín, analista de Monex, menciona que los constantes cambios de administración generan incertidumbre en torno a la empresa y la posibilidad de continuar con la estrategia que recién había presentado en septiembre pasado para crecer en 2020.

Las acciones de Lala tocaron mínimos de 12 meses el 23 de diciembre, en 15.98 pesos, para recuperar terreno en las siguientes semanas. En lo que va de 2020, Lala acumula un alza de 4%, por arriba del 2% que ha ganado el IPC. Si bien su precio sigue siendo atractivo, Colín no descarta riesgos que pudieran impactar a la emisora en el futuro.

“Algunos de dichos factores son un débil cierre de 2019, datos poco alentadores de consumo en el país y la incertidumbre asociadas a las nuevas acciones encabezadas por el actual director general”, menciona la analista en una nota.

Para el cuarto trimestre de 2019, Ve por Más estima un crecimiento de 2,5% en ventas, una caída de 23,9% en Ebitda y una contracción del margen Ebitda por debajo de 10% a 8,13%. Los resultados estarían asociados a mayores gastos y un bajo crecimiento en volumen de ventas, así como a efecto cambiarios, señala Huerta.

RELACIONADAS