Empresas & Management
Fecha de publicación: 2020-01-12

Copa no acudirá a otro fabricante a pesar de los problemas de Boeing con modelo Max

La aerolínea mantiene 6 aviones MAX9 en tierra. Además, el año pasado debía recibir otras 7 aeronaves de esta serie, pero la entrega se ha pospuesto hasta que la serie obtenga todas sus certificaciones.

Por La Prensa (Panamá)

La aerolínea panameña Copa Airlines, que tiene un contrato con Boeing que supera los US$6.600 millones, no explora la adquisición de aviones con otro fabricante.

Así lo expresaron voceros de la compañía que actualmente mantiene en tierra 6 aeronaves MAX9, producto de la suspensión mundial que pesa sobre este modelo tras los dos accidentes que provocaron la muerte de al menos 300 personas entre 2018 y 2019.

"Nos encontramos en contacto muy cercano con el fabricante, siguiendo y evaluando el proceso de certificación del MCAS por parte de las autoridades regulatorias. El sistema de control MCAS (Maneuvering Characteristics Augmentation System) es una función de seguridad automatizada en el 737 MAX 8 diseñada para conectarse automáticamente y realizar correcciones si se exceden determinados parámetros en las maniobras de cambio de altitud y rumbo.

Las certificaciones de este sistema son vitales para el futuro de la serie MAX. Se cree que el MCAS influyó en los accidentes de las aeronaves de las aerolíneas Lion Air y Ethiopian Airlines, ya que las pruebas indican que en ambos casos experimentaron ascensos y descensos erráticos y velocidades de vuelo fluctuantes antes de estrellarse poco después del despegue, dejando a los pilotos sin posibilidad de tomar el control de las naves.
Copa no acudirá a otro fabricante a pesar de los problemas de Boeing con modelo Max.

Además de los 6 aviones MAX9 que la aerolínea panameña mantiene en tierra, el año pasado debía recibir otras 7 aeronaves, situación que ha mermado la capacidad de crecimiento de la empresa, y que ha llevado a reducir capacidad en algunos destinos como el vuelo a la ciudad de David, provincia de Chiriquí, o hacia mercados importantes de la compañía como Argentina y Brasil.

"Confiamos en que el 737 MAX es una gran aeronave, que será aún mejor tras las exhaustivas revisiones y pruebas a las que están siendo sometido", comentaron voceros de la empresa que en noviembre pasado confirmó que no esperaban contar con su flota MAX antes de marzo de 2020.

En los últimos días Boeing ha entregado a las autoridades regulatorias estadounidenses cientos de documentos que contienen conversaciones de sus pilotos y técnicos que dejan ver el malestar que existía sobre el diseño y configuración del que se proyectaba sería la nueva estrella dentro de los modelos de Boeing.

Por el momento, no hay indicios claros que la suspensión sea revertida durante el primer semestre del año.

Al ser preguntado sobre la posibilidad de recibir una compensación económica por parte de Boeing debido a la suspensión de los MAX que se ha extendido por 10 meses, voceros de Copa Airlines señalaron que cuando sea el momento indicado abordarán el tema con el fabricante.

A inicio de año se conoció que American Airlienes y Aeroméxico habían acordado un acuerdo confidencial de compensación económica para mitigar las pérdidas que ha provocado la suspensión de la flota MAX.

RELACIONADAS