Empresas & Management
Fecha de publicación: 2020-01-10
Galeria  Ver Fotogalería

CES2020: Toyota presentó un prototipo de ciudad del futuro

La nueva ciudad, denominada Woven City –ciudad entrelazada–, estará situada a los pies del Monte Fuji. Woven City será una ciudad completamente sostenible, basada en la energía solar y en las pilas de combustible de hidrógeno.

Por estrategiaynegocios.net

Toyota presentó recientemente en el Salón de la Electrónica de Consumo (CES) su plan para crear un prototipo de ciudad del futuro en un terreno de unas 70 hectáreas a los pies del Monte Fuji, en Japón. Denominada Woven City –ciudad entrelazada–, será un ecosistema totalmente conectado y alimentado por pilas de combustible de hidrógeno.

Concebida como un laboratorio viviente, la Woven City alojará tanto a residentes permanentes como a investigadores, que podrán poner a prueba y desarrollarán tecnologías relacionadas con la autonomía, la robótica, la movilidad personal, los hogares inteligentes y la inteligencia artificial, todo ello en un entorno real.

“Crear toda una ciudad desde cero, incluso a pequeña escala, como es el caso, representa una oportunidad única para desarrollar tecnologías de futuro, incluido un sistema operativo digital para la infraestructura de la ciudad. Gracias a la conexión entre las personas, los edificios y los vehículos y a la comunicación entre ellos, a través de datos y sensores, podremos poner a prueba tecnologías de inteligencia artificial (AI) conectadas, tanto en el ámbito virtual como en el físico, para así maximizar su potencial”, ha comentado Akio Toyoda, presidente de Toyota Motor Corporation.

Toyota invitará abiertamente a colaborar a otros actores comerciales y académicos, así como a científicos e investigadores de todo el mundo que estén interesados, para que vayan a trabajar en sus propios proyectos en este incomparable vivero del mundo real.

“Queremos contar con todas aquellas personas inspiradas para mejorar la forma en la que viviremos en el futuro, para aprovechar este exclusivo ecosistema de investigación y sumar fuerzas de cara a crear un estilo de vida cada vez mejor y una movilidad universal”, ha declarado Akio Toyoda.

maxresdefault.739(800x600)

Toyota ha encargado el diseño de la Woven City al arquitecto danés Bjarke Ingels, consejero delegado de Bjarke Ingels Group (BIG). El equipo de BIG ha diseñado ya numerosos proyectos de alto perfil, desde el 2 World Trade Center, en Nueva York, y la Lego House, en Dinamarca, a las sedes de Google en Mountain View y en Londres.

“Hay toda una serie de nuevas tecnologías que están empezando a cambiar radicalmente el modo en el que habitamos nuestras ciudades y navegamos por ellas. Las soluciones de movilidad conectadas, autónomas, sin emisiones y compartidas están llamadas a destapar un mundo de oportunidades para nuevas formas de vida urbana. Teniendo en cuenta la variedad de tecnologías y sectores con los que hemos podido entrar en contacto y colaborar dentro del ecosistema empresarial de Toyota, creemos que con la Woven City disponemos de una oportunidad única para explorar nuevos modelos urbanísticos que podrían abrir nuevos caminos para las ciudades”, ha explicado Bjarke Ingels, fundador y Director Creativo de BIG.

Diseño de la Ciudad

El plan rector de la ciudad incluye la calificación de uso de las vías según tres categorías: solo para vehículos rápidos, para una combinación de vehículos a menor velocidad, dispositivos de movilidad personal y peatones y de paseo solo para peatones. Estos tres tipos de vías se entrelazan para dar lugar a una red orgánica que ayudará a acelerar las pruebas de vehículos autónomos.

Para desplazarse por la ciudad, los residentes solo podrán emplear vehículos sin emisiones totalmente autónomos para circular por las vías principales. Tanto en la Woven City como en sus alrededore, se utilizarán vehículos autónomos Toyota e-Palette para el transporte de personas y mercancías.

Toyota tiene previsto poblar la Woven City con empleados de Toyota Motor Corporation y sus familias, parejas jubiladas, comerciantes, científicos visitantes y representantes de la industria. El plan es empezar con 2.000 personas e ir sumando más a medida que el proyecto evolucione.

RELACIONADAS