Empresas & Management
Fecha de publicación: 2020-01-07

Producción automotriz se derrumbó 32,5% en 2019 en Argentina

En 2019 se fabricaron 314.787 vehículos frente a 466.649 en 2018, afirmó un comunicado de la Asociación de Fábrica de Automotores (Adefa).

Por AFP

La producción automotriz, uno de los motores históricos de la industria argentina, se derrumbó 32,5% en 2019 en comparación con el año anterior, informó este lunes la Asociación de Fábrica de Automotores (Adefa).

En 2019 se fabricaron 314.787 vehículos frente a 466.649 en 2018, afirmó un comunicado de Adefa.

En tanto, con 224.248 vehículos exportados, las ventas al exterior cayeron 16,7% respecto a las del año anterior.

El dato anual surge luego de que en diciembre la producción automotriz alcanzara las 14.524 unidades, una baja de 29,1% frente al mismo mes de 2018.

Los números negativos se originaron en la retracción del mercado interno en medio de la peor crisis económica en 17 años y a la caída de la demanda de Brasil, principal destino de las exportaciones de automóviles argentinos.

"A la contracción del mercado interno por los desequilibrios macroeconómicos, se sumó una menor demanda de nuestros productos desde Brasil", declaró Gabriel López, presidente de Adefa.

La Asociación de Concesionarios de Automotores (ACARA) informó de su lado que en 2019 se patentaron 459.592 unidades, 42,7% menos que en 2018 cuando se comercializaron 803.040 vehículos.

En los concesionarios se venden vehículos de producción argentina e importados.

"Hemos finalizado un año para el olvido, en realidad un ciclo muy malo donde fuimos hasta objetos de acoso impositivo. Una actividad que tiene más de 1.500 concesionarios en todo el país y es fuente laboral para más de 75.000 familias", advirtió el presidente de Acara, Ricardo Salome, en un comunicado.

Según Acara, "las altísimas tasas de interés de los tres últimos años, más la falta de rentabilidad provocaron la fragilidad del sector" durante el gobierno del liberal Mauricio Macri (2015-2019).

Según Salome, ACARA se ilusionaba con una reactivación a partir del cambio de gobierno en diciembre, pero vio con malos ojos un cambio de escalas a impuestos a la compra de autos de alta gama, lo que en los hechos significa más vehículos alcanzados por estos gravámenes.

En medio de la peor crisis económica en 17 años en Argentina, el gobierno de Alberto Fernández, que asumió el 10 de diciembre, tomó medidas de urgencia con el fin de "priorizar a los más desfavorecidos" al tiempo que pidió "esfuerzos" a los sectores más acomodados.

La economía argentina se encuentra en recesión desde 2018, con una inflación que superó 50% en 2019.

RELACIONADAS