Empresas & Management
Fecha de publicación: 2019-12-22

Conductores americanos siguen apostando por los 'pick-ups'

De esa manera, el modelo F-150 de Ford se ha convertido en el más vendido en Estados Unidos, con más de 5,2 millones de unidades en los últimos diez años, lo que lo llevarían a convertirse, si fuese una marca propia, en el noveno mayor vendedor del país.

Por EUROPA PRESS

Un 14,6% de los vehículos vendidos en Estados Unidos (EE.UU.) desde 2010 hasta 2019 era 'pick-up', a pesar de que en la última década la tendencia del mercado automovilístico mundial ha sido la de apostar por modelos menos contaminantes.

Según datos del proveedor de información para el análisis de tendencias del mundo del motor Jato Dynamics, en 2010 el 13,1% de los vehículos comercializados en EE.UU. era un 'pick-up'. Sin embargo, ese dato ha subido hasta el 16,8% en 2019, aunque en los últimos 10 años a nivel global los 'pick-ups' solo han representado un 3,7% del mercado.

De esa manera, el modelo F-150 de Ford se ha convertido en el más vendido en Estados Unidos, con más de 5,2 millones de unidades en los últimos diez años, lo que lo llevarían a convertirse, si fuese una marca propia, en el noveno mayor vendedor del país.

Sin embargo, a pesar de que en EE.UU. se han comercializado más unidades de 'pick-ups' entre 2010 y 2019, en Canadá este tipo de modelos ha representado una mayor participación en su mercado automovilístico, con un 18,2% del total de vehículos matriculados.

PRODUCTO DE MODA Y SEMI-LUJO

"Los estadounidenses han podido transformar un vehículo de trabajo en un producto de moda y semi-lujo que atrae a más consumidores que nunca antes y el reciente Tesla Cybertruck es un buen ejemplo de esto", ha asegurado el vicepresidente de Ventas y Marketing de Jato, Donald Smith.

Jato ha destacado, además, que la "lealtad" de los estadounidenses se ha mantenido en la última década a pesar del aumento del precio de este tipo de vehículos. De esta forma, según sus cifras, desde 2010 el coste medio de estos vehículos se ha incrementado un 35,1%, pasando de US$32.196 (28.960 euros) a más de US$44.000 (casi 39.580 euros).

En comparación, en el mismo periodo el tipo de vehículo más vendido en Estados Unidos, los todocaminos, ha incrementado su precio un 16,4%, hasta 37.465 dólares (33.700 euros).

"A pesar del aumento de precios, los consumidores están dispuestos a pagar más si la oferta se encuentra en subsectores atractivos y continúan actualizándose con nuevas aplicaciones y accesorios", ha indicado Smith.

RELACIONADAS