Empresas & Management
Fecha de publicación: 2019-11-29

Carlos Slim planea invertir en el Tren Maya, obra emblema de AMLO

El magnate se ha reunido con empresarios mexicanos para ver los avances de la obra.

Por Infobae

Carlos Slim Helú, uno de los empresarios más ricos del mundo, ha declarado su interés por invertir en el Tren Maya, quizá uno de los proyectos más ambiciosos del presidente Andrés Manuel López Obrador en México.

El magnate acudió a algunas reuniones encabezadas por AMLO en temas de financiación, una de los encuentros se llevó a cabo ayer sobre el Acuerdo Nacional de Inversión en Infraestructura de Sector Privado, donde el plan de México es asociarse con empresas privadas.

El pasado 7 de noviembre, el dueño de Grupo Carso y Fundación Slim confirmó su participación en las licitaciones del Tren Maya.

“Muy bien, muy bien interesante e impulso al suroeste de la República”, expresó Slim sobre el proyecto del Tren Maya al salir de una comida que sostuvo con empresarios mexicanos en relación al inicio de construcción de la obra.

También se le cuestionó si participará en las licitaciones y respondió: “sí, vamos a ver en cuáles, todavía no salen”.

El proyecto en el que Slim quiere aportar algo de su riqueza tendrá un costo aproximado de entre 120.000 y 150.000 millones de pesos, de acuerdo con especialistas.

Según la ficha técnica de la obra, generará ganancias de al menos 46 mil millones de pesos al año, con un 70% de transporte de carga y 30% en movilidad de pasajeros y turismo.

El Tren Maya tendrá 17 estaciones que se extenderán por los municipios de Palenque, Chiapas; Tenosique, Tabasco; Calakmul, Escárcega y Xpujil, en Campeche.

Así como Maxcanú, Mérida, Izamal, Chichén Itzá y Valladolid, en Yucatán; Puerto Morelos, Playa del Carmen, Cancún, Tulum, Felipe Carrillo Puerto y Bacalar, en Quintana Roo.

El plan de infraestructura que fue anunciado ayer por el mandatario mexicano, se estima en un valor de 859.000 millones de pesos.

López Obrador detalló que la iniciativa abarca autopistas, puertos, aeropuertos, ferrocarriles e inversiones en telecomunicaciones.

La primera fase del plan con un desembolso aproximado de 431.000 millones de pesos podría estar implementada para 2020 y el monto será destinado a turismo y transporte.

En tanto, la segunda etapa se complementará en 2022, donde se incluirá 256.000 millones de pesos en gastos planificados y 172.000 millones de pesos invertidos en 2024.

El pasado 18 de noviembre, el empresario mexicano expresó que es importante impulsar el desarrollo de la infraestructura del país, ya que afirmó que hace falta “una sacudida”.

“Necesitamos ya una sacudida, una transformación, un cambio que nos permita empezar a tener crecimientos que son los que merece nuestro país, y los ingenieros del ramo, así como empresas grandes, medianas y pequeñas, estamos listos", reiteró al recibir un galardón de manos de Andrés Manuel.

El Presidente entregó el Premio Nacional de Ingeniería 2018 a Slim Helú por ser uno de los hombres más destacados en el mundo empresarial.

Ese día, Slim reiteró que México debe “empezar al revés”: impulsar la infraestructura para generar un crecimiento económico como lo hace China. Dijo que el país debería destinar cuando menos 5% del Producto Interno Bruto (PIB) a infraestructura.

El presidente honorario del consejo de administración de América Móvil explicó que China invierte 12% del PIB en su infraestructura desde hace 10 años, una inyección superior a la que realizan todos los países de Europa y Estados Unidos.

“Ante este panorama mundial no hay duda de que México debe empezar a actuar y aprovechar las facilidades de financiamiento para realizar una gran inversión de infraestructura y reconversión urbana con recursos propios y ahorro externo a largo plazo a muy bajas tasas de interés”, recalcó Slim.

RELACIONADAS