Empresas & Management
Fecha de publicación: 2019-11-12

Especiales E&N: ¿Por qué son más caras las cervezas artesanales?

En el off premise la diferencia es un poco menor y tiende a reducirse, pero hay factores estructurales como los elevados costos fijos, además de la escala, o la calidad de los productos.

Por estrategiaynegocios.net

Los precios de las artesanales suelen doblar a las industriales, por lo que muchos consumidores se lo piensan a la hora de probarlas. “En el mercado on premise, la mayor parte del incremento del precio es del retail: la diferenciación de producto les permite un cobro en exceso con relación a la cerveza industrial, en nuestra opinión, excesivo la mayoría de las veces”, explica Luis Araque, de la tica la Treinatycinco.

En el off premise la diferencia es un poco menor y tiende a reducirse, pero hay factores estructurales como los elevados costos fijos, además de la escala, o la calidad de los productos. “Utilizamos solamente insumos naturales de la mejor calidad. No nos tomamos atajos en el proceso de producción, no utilizamos químicos ni aditivos que otras empresas pudieran usar para tratar de abaratar sus productos”, apunta David Falkenstein, gerente general de la salvadoreña Cadejo.

Pero aún hay campo para pequeños jugadores en el sector, como Cervecería Salvadoreña, que cuenta con marcas como Regia y Suprema. “Uno de los principales retos que hemos asumido, es mantener y hacer crecer las marcas entre los consumidores.

Hemos demostrado en este corto tiempo que tenemos marcas de calidad internacional que han obtenido reconocimientos como la medalla de oro del Instituto de Calidad Internacional Monde Selection que fue otorgada este año”, apuntan desde la joven cervecera.

“Vemos con mucho agrado la aparición de nuevos actores y nuevas marcas que han venido a fortalecer la industria cervecera en El Salvador. Esto nos obliga también a que, como sector, trabajemos juntos para llevar el mensaje de que la cerveza es la bebida de moderación por naturaleza y poner a disposición de nuestros consumidores toda la información relacionada con el consumo de nuestros productos”, expresa Carol Colorado, de La Constancia.

Actualmente Panamá se ubica entre los dos primeros países de consumo en la región de Latinoamérica y esto se debe mayormente a su clima, húmedo y caliente.

En el país canalero el consumo per cápita está alrededor de 75 litros por año, el más alto de la región. Siendo un país de poco más de 4 millones de habitantes, este consumo lo hace atractivo para la industria cervecera. “Sin embargo, además de eso, las tendencias de consumo han variado, hoy día los panameños degustan su comida con productos de nuestra línea premium, disfrutando de un excelente maridaje. El panameño es un buen consumidor de cerveza y como empresa responsable reafirmamos siempre el consumo inteligente”, asevera Thiago Correa Ely, presidente ejecutivo de la panameña Cervecería Nacional.

La compañía panameña estudia y analiza detenidamente al consumidor para entender sus necesidades, sus hábitos de consumo y cómo van cambiando a través del tiempo.

Actualmente se enfocan en tres aspectos importantes: la penetración que tiene que ver con la población que consume cerveza, una población adulta; en la intensidad, que es la cantidad de cerveza que consumen por ocasión, y por último en la frecuencia. “Esto nos ha ayudado a determinar que con el pasar del tiempo nuestros consumidores son mucho más exigentes y quieren productos a la vanguardia de la industria”, comenta el alto ejecutivo.

Cervecería Nacional forma parte de AB InBev, gracias a lo que han podido ofrecer un segmento de cervezas premium “dirigidas a un consumidor mucho más exigente, aquí destacamos marcas como Corona, Budweiser y la recién lanzada Modelo Especial, estas son marcas importadas que son producidas por el grupo y desde su lanzamiento han sido del agrado del panameño”, incide Correa.

A pesar de ello, las cervezas producidas localmente son las líderes en Panamá: Atlas Golden Light que se lanzó en el año 2015 se mantiene como la más vendida del mercado con más del 40% de participación. Según el estudio del mercado del vino 2019 elaborado por la Oficina Económica y Comercial de la Embajada de España en Guatemala, la producción de bebidas alcohólicas en el país está dominado por tres grandes compañías: Cervecería Centroamericana, cbc (AmBev, que se estableció en 2003 en Guatemala) e Industrias Licoreras de Guatemala (ILG). Para 2017 estimó en 22,1 litros de cerveza al año el consumo per cápita en Guatemala Cervecería Centroamericana fabrica 12 marcas de cerveza, entre ellas Gallo, y tiene la distribución de otras marcas importadas, en tanto que Ambev importa cervezas mexicanas y belgas, mientras produce la marca Brahva. ILG cuenta con más de 20 marcas de rones, incluyendo XL, Botrán y Zacapa.

RELACIONADAS