Empresas & Management
Fecha de publicación: 2019-11-09

Iberia sumará 1.000 conexiones con América tras comprar Air Europa

La operación elevará del 19% a 26% su cuota de mercado en Latinoamérica

Por El Economista (España)

Iberia aprovechó su gran cita anual con los analistas e inversores para sacar pecho de la compra de Air Europa por unos 1.000 millones de euros. Una operación que no solo le permitirá crecer en el largo radio sino que llevará al holding del que forma parte, IAG, a liderar las conexiones entre Europa y América Latina, una posición que está cerca de perder ante el empuje de Air France-KLM, que lleva años impulsando su presencia en la zona y buscando alianzas.

Así, según los datos de IAG, la compra de su principal competidor en Barajas elevará del 19% a 26% su cuota de mercado en las rutas entre ambas regiones. Y es que, la combinación de ambas redes dispara su presencia en el mundo y les hace llegar a más destinos, potenciando Barajas como hub. "Una vez nos unamos, vamos a poder ofrecer 1.000 conexiones nuevas entre Europa y América. Tenemos una red muy complementaria ya que Air Europa vuela a destinos a los que Iberia no llega y viceversa", explican fuentes de la aerolínea que preside Luis Gallego a este diario.

Por ejemplo, la todavía compañía de Globalia tiene una ruta con Asunción (Paraguay) que conecta con unos 17 destinos europeos y 24 españoles a través del aeropuerto de Madrid, conexiones que se multiplicarán por dos incluyendo las rutas que Iberia, Iberia Express y Air Nostrum operan desde Barajas. Así, mientras Air Europa solo vuela a un destino en Francia (París), el grupo Iberia llega también a Lyon, Touluse y Burdeos.

Si se mira al Nuevo Continente, Iberia tiene un perfil de destinos menos turístico que Air Europa. Por ejemplo, mientras la compañía de IAG viaja a Ciudad de México, la de Globalia lo hace a Cancún. En Brasil, Iberia conecta Madrid con Río de Janeiro mientras que Air Europa llega a Fortaleza, Recife o Salvador de Bahía. En EEUU la historia se repite, puesto que la compañía que compró Javier Hidalgo solo vuela a dos destinos.

La complementariedad de las rutas y la capacidad de reforzar el aeródromo madrileño como un hub internacional son dos de los argumentos que la aerolínea de IAG va a utilizar para defender la compra de Air Europa ante Competencia, que tiene que dar el visto a una operación que despierta dudas por el control que el holding tendrá del mercado doméstico español (66% de la cuota de mercado) y de Barajas (58% del tráfico). En este punto, fuentes del sector explican que Iberia se verá obligada a reducir frecuencias en rutas para cuando la suma de ambas supere ciertos umbrales, pero que no tendrá que abandonar rutas, ya que eso sí que puede amenazar la competencia.

Otros de los argumentos que esgrime Iberia para defender la operación con Air Europa es que a nivel europeo, el mercado único en el que compite con gigantes como Lufthansa, el crecimiento es relativo, y que Barajas tiene todavía capacidad para dar cabida a nuevas aerolíneas y más oferta. Algo que no sucede, por ejemplo, en Schiphol (Ámsterdam), que estará saturado hasta 2020. "El mercado español es muy competitivo y la incorporación de Air Europa es buena para el hub de Madrid, que podrá mejorar sus conexiones con Asia; para los clientes, que dispondrán de más destinos, horarios y flexibilidad, y para proteger el empleo", apuntó Gallego.

IAG vuela bajo

El holding, que ha explicado que la integración elevará un 50% el tamaño de Iberia y un 10% el de IAG en términos de ingresos por tráfico, también aprovechó el Capital Market Day para anunciar una rebaja de las previsiones de crecimiento y del beneficio por acción. Tras un ejercicio en el que ha revisado a la baja hasta en tres ocasiones sus previsiones de crecimiento y en el que se ha visto obligado a lanzar un profit warning, el conglomerado anunció un crecimiento medio del beneficio por acción del 10% por año para el periodo 2020-2022, frente al alza del 12% por año estimado inicialmente, lo que refleja el menor crecimiento planificado de capacidad.

Y es que, el holding ha decidido frenar el alza de la oferta ante la ralentización de la demanda y el aumento de los costes. En concreto, espera incrementar su capacidad en un 3,4% frente al 6% previsto para 2019-2023.

RELACIONADAS