Empresas & Management
Fecha de publicación: 2019-11-07

Energía renovable: una oportunidad de desarrollo para comunidades indígenas en Panamá

Programas como Luz en Casa de acciona.org son un valioso aporte al desarrollo social y económico de comunidades rurales aisladas

Por estrategiaynegocios.net

Para las comunidades rurales aisladas de Panamá, las actividades productivas y las posibilidades de realizar cualquier emprendimiento constituyen todo un reto. Sus fuentes de ingreso son limitadas y la carencia de servicios básicos como es el caso de la energía eléctrica es una gran limitante. Sin luz eléctrica, el tiempo diario que los miembros de estas poblaciones dedican a distintas actividades que les generan ingresos, es menor. La cantidad de horas para el estudio también se ven limitadas. Según datos del Banco Interamericano de Desarrollo quedan unas 90.000 familias sin acceso a electricidad en el país.

Precisamente ante esta necesidad, entidades sin fines de lucro como acciona.org, la fundación corporativa de la empresa ACCIONA, trabajan para aportar soluciones. Esta organización en alianza con la Agencia Española de Cooperación Internacional para el Desarrollo, en coordinación con la Oficina de Electrificación Rural (Ministerio de la Presidencia) y con la aprobación de las autoridades tradicionales indígenas, trabaja en Panamá desde el 2017 ofreciendo acceso a electricidad de manera sostenible, con sistemas fotovoltaicos domiciliarios a 400 familias de la comarca Ngäbe-Buglé (la más desfavorecida del país). Esta labor la realiza a través del programa Luz en Casa, que a finales del 2019 beneficiará a 500 familias más con acceso a electricidad, una clara mejora a su calidad de vida y un impulso a las actividades productivas.

Con la electricidad de estos sistemas suministrados por Luz en Casa, los usuarios tienen a su disposición más de 6h de luz, carga de un teléfono y 2h de operación de aparatos como radio, TV o Tablet al día. Esto supone que cada hogar dispone de unas 2.200 horas de luz eléctrica al año que se traducen, según las estimaciones de impacto de acciona.org, en alrededor de 900 horas de actividad adicional (170 horas para tareas escolares).

La disponibilidad de más horas de luz eléctrica les permite prolongar sus actividades habituales, incluyendo las productivas, e iniciar otras nuevas, no solo por disponer de más tiempo sino también de más recursos con el ahorro en el gasto en energía –estimado en un 30% inferior al gasto promedio anterior que tenían y por lo tanto supone un ahorro de 12.000 balboas/año para el total de las actuales familias beneficiadas–. Además, esas horas adicionales de luz permiten que los niños realicen sus tareas de la escuela más fácilmente y durante más tiempo, lo que resulta en la extensión de su escolarización y, a la larga, probablemente en una mejor cualificación que favorezca su desempeño profesional.

Esta promoción de la actividad productiva y formativa del programa Luz en Casa en la población local, también ofrece una oportunidad de emprendimiento con una actividad económica adicional para pobladores con tiendas en la zona. acciona.org los identifica y capacita en cuestiones técnicas y de gestión para que, además de su actividad habitual, ofrezcan servicios técnicos de mantenimiento, venta de aparatos eléctricos y gestionen los cobros relacionados a los usuarios del programa, a través de un Centro Luz en Casa.

Efraín, emprendedor del actual centro en operación, explica la satisfacción que para él supone atender a los vecinos de las comunidades más humildes de la comarca “Muchas personas vienen y me dicen que se sienten contentos porque ahora pueden trabajar de noche, sus hijos pueden estudiar, sus esposas pueden coser de noche.”

La mujer: una figura clave en el desarrollo

Las mujeres rurales son quienes mayor tiempo pasan en el hogar sufriendo la falta de acceso a servicios básicos como la electricidad y empleando parte de su tiempo en trasladarse a adquirir energéticos alternativos (pilas, velas, combustibles para lámparas). Por tanto, son quienes más disfrutan de la electricidad que Luz en Casa lleva a sus hogares y de los beneficios asociados para su salud y actividad; ya no padecen enfermedades oculares o pulmonares por falta de luz y respirar humos generados por energéticos alternativos y ahorran tiempo en desplazamientos que pueden dedicar a otras actividades domésticas, productivas, recreativas, familiares.

En lo referente a las actividades que emprenden los usuarios en sus hogares, se da la circunstancia de que Luz en Casa beneficia especialmente a las mujeres en la comarca Ngäbe-Buglé: un alto porcentaje de ellas se dedica a desarrollar actividades productivas en casa (65%) como, por ejemplo, la confección de vestidos y otros artículos textiles que posteriormente venden para obtener ingresos para sus familias. Las horas de luz adicionales les permiten aumentar su productividad y, por tanto, esos ingresos. “Estoy contenta, nos pusieron la luz y así coso y hago plata; por la noche me voy a dormir a las diez” cuenta Faustina, usuaria de Luz en Casa en la comarca Ngäbe-Buglé, explicando cómo se han visto favorecidas sus actividades cotidianas desde que tiene electricidad “Hago artesanía y también le enseño a mis hijos. Por las noches cocino y podemos comer todos en la mesa”.

“Precisamente por conocer mejor las condiciones del hogar y los beneficios de acceder a electricidad, promovemos la participación de la mujer en la gestión del programa” indicó José Gabriel Martín, Director de acciona.org, que continuó explicando cómo: “en los Comités de Electrificación Fotovoltaica, que impulsamos en cada comunidad para que ejerzan de órganos representativos de los usuarios y se involucren en la gestión, ponemos como condición que sus miembros sean elegidos por la comunidad entre sus vecinos, y que haya al menos una mujer entre ellos”.

Proyectos como Luz en Casa son, sin duda, un aporte significativo a la mejora de la calidad de vida de comunidades aisladas, más aún cuando los resultados que persiguen están orientados a beneficiar a estas poblaciones de manera sostenible y a largo plazo. No solo se trata de brindar un servicio que se sostendrá a través de los años sin generar impactos a la salud humana y al medio ambiente, sino también que el mismo brinda la posibilidad de dedicar más horas del día al estudio y a actividades productivas, lo que se traduce a futuro en un aumento en sus ingresos y en su desarrollo económico y social. acciona.org, reitera su compromiso con estas comunidades y su voluntad de seguir ampliando el alcance de su programa para beneficiar en 2020 a más familias.

acciona.org es la fundación corporativa de la compañía española ACCIONA, siendo su canal de acción social para ofrecer acceso a servicios básicos a personas y comunidades sin previsión de cubrir dichas necesidades por métodos convencionales (extensión de redes). Centra su actividad en facilitar energía, agua y saneamiento mediante el desarrollo de modelos de provisión de servicio innovadores, desde un punto de vista tecnológico y de gestión, adaptados a cada entorno de actuación y primando la sostenibilidad de las acciones a largo plazo.

Con el trabajo realizado en los últimos 11 años en Perú, México y Panamá, acciona.org se ha convertido en organización de referencia en electrificación rural en América Latina, habiendo llevado acceso a electricidad limpia, segura y asequible a más de 52.000 personas en comunidades rurales aisladas. De esta manera, contribuye a la consecución de los Objetivos de Desarrollo Sostenible (ODS) de la Agenda 2030 de Naciones Unidas, especialmente al ODS7 de energía sostenible y asequible. Además, favorece los ODS relacionados con reducción de la pobreza, mejora de la salud, educación, trabajo, medio ambiente, etc., por los impactos positivos de ese acceso a la energía en la calidad de vida de los usuarios.

RELACIONADAS