Empresas & Management
Fecha de publicación: 2019-10-04

Resolver un acertijo, la clave para trabajar con Elon Musk

Los ingenieros que quieran trabajar para Elon Musk deberán solventar un complejo acertijo para demostrar que de verdad son capaces de resolver problemas de forma original.

Por El Confidencial

Elon Musk se ha convertido en uno de los grandes gurús del mundo empresarial. El fundador de Tesla y SpaceX no deja indiferente a nadie cada vez que abre la boca: ya sea por su estrambótica idea de que el ser humano se mude a Marte o por darle unas caladas a un porro de marihuana y beber unos tragos de whisky durante una entrevista en directo. Pese a estas salidas de tono, sigue teniendo alma de magnate y, como tal, se preocupa por sus intereses económicos antes que por cualquier otro aspecto.

Delirio o genialidad, una de sus últimas recomendaciones fue que los jóvenes se centraran en aprender a "programar software de inteligencia artificial", pues a su juicio será el único trabajo que tenga sentido dentro de unos años. No es la única tabla de salvación que vislumbra, también apuesta por potenciar las relaciones personales, en referencia a herramientas como las redes sociales: “Si estás trabajando en algo que involucra personas o ingeniería, probablemente sea una buena idea”.

¿Y qué busca de sus empleados? Tesla fabrica automóviles eléctricos y SpaceX el sueño de viajar al espacio. Parece claro que a Elon Musk le encantan los viajes, ya sean reales o metafóricos, y así lo reflejan también sus entrevistas de trabajo. Cuando tiene enfrente a una persona que quiere trabajar con él, le hace imaginar su vida como un camino y le pide, en primer lugar, que le explique cómo ha sido este trayecto hasta la fecha, qué obstáculos encontró y cómo consiguió resolverlos.

Esa es la pregunta fácil, la difícil suele venir después: "Estás parado sobre la superficie de la Tierra. Caminas una milla al sur, una milla al oeste y una milla al norte, pero terminas exactamente donde empezaste. ¿Dónde estás?". Con este rebuscado acertijo acostumbra a medir la inteligencia de sus candidatos, según se explica en la biografía 'Elon Musk: Tesla, SpaceX y Quest for a Fantastic Future', escrita por Ashlee Vance.

(Al menos) dos respuestas posibles

La primera de las posibles respuestas es el Polo Norte. Salvo que algún terraplanista trasnochado demuestre lo contrario, la Tierra es una esfera, de forma que si se parte del Polo Norte, la caminata de tres millas que propone Musk sería una especie de triángulo que conduciría, inexorablemente, al mismo lugar desde donde se empezó a andar. Pero la adivinanza no termina aquí, pues si el entrevistador no queda conforme con esta respuesta, es posible que siga insistiendo: "¿Dónde más podrías estar?"

"En algún punto cerca del Polo Sur", podría contestar el interlocutor. Más concretamente, a 1,5 millas. Esta otra posibilidad se explica bajo la premisa de que, al descender una milla, se necesita encontrar un punto en el que el perímetro de la Tierra sea también una milla, de manera que ese perímetro tenga un radio de 0,5 millas que, sumado a la latitud, daría como resultado 1,5. Dicho de otra forma, cuando se camina hacia el oeste se forma un círculo completo y caminando hacia el norte se llega al punto salida.

No es imprescindible dar con las respuestas correctas, pero a partir de estas preguntas el directivo puede saber cómo procesa la información y aborda la resolución de problemas su hipotético empleado. Gracias a estas preguntas, Musk evalúa si es verdad que el candidato ha sido capaz de encontrar soluciones novedosas a lo largo de su carrera profesional o si, por el contrario, ha formado parte de un equipo que las solucionaba por él. La originalidad se premia, por lo que ganará puntos cualquier otra respuesta que hasta ahora no se haya contemplado.

RELACIONADAS