Empresas & Management
Fecha de publicación: 2019-08-10

Seis consejos para encontrar el primer empleo

Uno de cada cinco jóvenes de América Latina no tiene trabajo, no estudia y tampoco recibe capacitación. El gran reto en este contexto ¿cómo conseguir las primeras experiencias?

Por iProfesional

Conseguir un primer empleo es un gran desafío para la mayoría de los jóvenes, y es además uno de los grandes problemas a resolver en la región.

Las personas entre 15 y 29 años en Latinoamérica y el Caribe suman más de 163 millones; es decir, el equivalente a la cuarta parte de la población total de la región. Sin embargo, según el informe de Perspectivas económicas de América Latina 2017*, uno de cada cinco jóvenes de América Latina no tiene trabajo, no estudia y tampoco recibe capacitación.

La transición de la educación al mercado laboral puede resultar algo complicada; sin embargo, hay que tener ánimo y tomar cada momento como un aprendizaje.

Frente a esta problemática, el departamento de Recursos Humanos de Nestlé Argentina elaboró una serie de consejos que ayudan a enfrentar este desafío.

1. Prepará tu CV

No importa si tenés poca o nula experiencia laboral, la formación también es experiencia. ¿Fuiste Capitán de tu equipo de fútbol? ¿participaste en actividades extracurriculares? Todas las actividades extras que hayan aportado formación y otras habilidades son de gran ayuda.

Todo sirve: proyectos universitarios exitosos, concursos en los que participaste y hasta emprendimientos familiares.

No te olvides de redactar una carta de presentación para adjuntar en tu CV con tus logros más importantes a nivel escolar. Las personas que reclutan miran cientos de currículums, por eso hay que hacerlo lo más atractivo posible.

2. Diversifica tus canales

¡Hay miles de formas y herramientas para buscar trabajo! Desde los sitios de empleo más conocidos, pasando por las bolsas de empleo de las universidades y las grandes compañías como Nestlé, hasta las ferias de empleo.

Generar y ampliar la red de contactos tanto en Linkedin como en la universidad o en otros ambientes también es importante; aunque no lo creas, hay muchos profesionales dispuestos a ayudar a los más jóvenes.

3. Identificá tus habilidades y dalas a conocer

Haz una lista de todas las habilidades que figuran en los anuncios de empleo a los que estás aspirando. Continuá con una lista de tus propias habilidades: técnicas e informáticas, de comunicación, de resolución de problemas, entre otras, con ejemplos concretos.

Las habilidades y los ejemplos reales son una de las claves para demostrarle al reclutador por qué sos el indicado para ese puesto.

Y siempre que puedas solicitá una entrevista; si no la pedís, es muy difícil que te la den.

4. Gana experiencia

Unite a sociedades voluntarias, solicita prácticas en Organizaciones No Gubernamentales y postulate a los programas de pasantías o jóvenes profesionales de las empresas. Además de una sólida experiencia laboral, vas a construir una red de contactos y vas a estar cada vez más cerca de tu puesto ideal.

Una vez adentro, demostrá tus habilidades y asumí todas las responsabilidades.

5. No busques más excusas

Las cifras de desempleo están para comprender de forma general la situación y definir políticas de empleabilidad. Pero cada caso es particular: existen miles de formas de adquirir las primeras experiencias, solo hay que ser creativos.

Otro consejo adicional: no tapes el problema con más estudio. Si bien nunca vienen mal los cursos y posgrados, lo importante es enfocarse en conseguir trabajo.

6. No dejes de buscar

Conseguir trabajo es un trabajo. No aflojes, seguí intentando siempre.

Si no quedaste en una entrevista, pedí devolución para saber qué tenés que mejorar y usá la experiencia para aprender para futuras entrevistas.

RELACIONADAS