Empresas & Management
Fecha de publicación: 2019-07-08

¿Una máquina puede ser tu jefe?

La meta de la automatización siempre ha sido la eficiencia, pero en este nuevo estilo de lugar de trabajo, la inteligencia artificial considera a la humanidad en sí como el aspecto que debe optimizar.

Por estrategiaynegocios.net

Por años el ser humano se ha concentrado en ser superior a una máquina por temor a que ésta le quite el empleo, pero, ¿Podrían llegar a ser jefes los robots? Parece que sí. Esto es lo que ya están experimentando algunos trabajadores.

Las empresas, vía Inteligencia Artificial, siguen a algunos empleados, por ejemplo a aquellos que son parte de unidades de atención al cliente. Si bien, no han desplazados a todos los jefes, hay softwares que ya están haciendo las labores de supervisores y siguen en tiempo real las llamadas o los chtas de los colaboradores, incluso, les hacen llamados de atención o dan asistencia.

La meta de la automatización siempre ha sido la eficiencia, pero en este nuevo estilo de lugar de trabajo, la inteligencia artificial considera a la humanidad en sí como el aspecto que debe optimizar. Amazon aprovecha algoritmos muy complejos para darle seguimiento a la productividad de los empleados en sus centros de procesamiento de pedidos y puede generar automáticamente los documentos necesarios para despedir a aquellos que no cumplen con sus metas, como descubrió este año The Verge (Amazon ha negado que despida a los empleados sin intervención humana, con el argumento de que los gerentes pueden intervenir en el proceso).

Sin embargo, aplicar inteligencia artificial para administrar a los trabajadores cuando se trata de empleos convencionales con horarios de 9 a 17 ha causado más controversia. Sus críticos han acusado a las empresas de aplicar algoritmos para las tareas administrativas y señalan que los sistemas automatizados pueden crear un ambiente deshumanizado y castigar injustamente a los empleados. Además, si bien es evidente que a los ejecutivos les sirve contar con aplicaciones de inteligencia artificial para darles seguimiento a las tareas asignadas a los empleados, sus ventajas para los empleados no son tan obvias.

El sitio web Lanacion.com presenta como ejemplo de un "nuevo jefe o supervisor" a Cogito, que no es más que un programa que usan los empleados de atención al cliente del centro telefónico de la gigante de seguros MetLife.

Cogito se presenta como una pequeña ventana emergente donde aparecen indicaciones que le da una función de inteligencia artificial. Si habla muy rápido, el programa despliega el ícono de un velocímetro para indicarle que debe hablar más despacio. Si suena adormilado, el software envía una "señal de energía", simbolizada con la imagen de una taza de café. Si le falta empatía, aparece un corazón en la pantalla.

El software responsable de las imágenes que aparecen en su pantalla (creado por Cogito, una empresa de inteligencia artificial de Boston) se ha convertido en una especie de subgerente que no les quita el ojo de encima.

Ejemplos más recientes son Uber, Lyft y otras plataformas por encargo que han ganado miles de millones de dólares gracias a que dejan a cargo de tareas convencionales de recursos humanos (nómina y evaluaciones de desempeño) a las computadoras.

Con información de Lanacion.com

RELACIONADAS