Empresas & Management
Fecha de publicación: 2019-07-02

Iberia destaca el papel de Panamá como ‘hub’ latinoamericano para volar hacia Asia

Víctor Moneo, director de ventas para para América Latina y acuerdos comerciales institucionales de Iberia, destacó que están usando el hub de Panamá para poder acceder a otros destinos de América Latina desde donde no tiene vuelos directos con Europa, como Managua (Nicaragua), San Pedro Sula y Tegucigalpa (Honduras).

Por Luis Alberto Sierra

En 2015 la aerolínea de bandera española Iberia apostó por trasladar a Panamá su delegación para América Central. En la región cuenta con siete vuelos diarios a Ciudad de Panamá, siete vuelos diarios a San José (Costa Rica) y siete vuelos diarios a Ciudad de Guatemala y San Salvador.

Víctor Moneo, director de ventas para para América Latina y acuerdos comerciales institucionales de Iberia, destacó que están usando el hub de Panamá para poder acceder a otros destinos de América Latina desde donde no tiene vuelos directos con Europa, como Managua (Nicaragua), San Pedro Sula y Tegucigalpa (Honduras).
“Tenemos bastante bien cubierta a toda América Central, por eso decimos que aquí somos líderes”, subrayó el además vicepresidente de ventas Latinoamérica y Caribe.
El presidente de Iberia, Luis Gallego, destacó el interés por el papel clave que puede tener Madrid como centro de conexión entre Asia y América Latina, uno de los flujos de pasajeros de mayor desarrollo mundial.
“Si podemos estimular este tráfico, podremos traer muchos turistas, muchas inversiones de Asia hacia Panamá, lo que creo que es muy importante”, agregó.

El reciente establecimiento de relaciones diplomáticas entre China en su orden con Panamá, El Salvador y República Dominicana es reconocido por analistas como una de los factores que pueden favorecer una mayor interrelación entre la región y el país asiático.
“Existe un buen número de pasajeros chinos que viajan, lo que tenemos es que ser capaces de comunicar que hay un destino que se llama Panamá, que es supremamente atractivo, y que cuando lo conozcan se quedarán maravillados”.
Pero observó que en el caso de China, o de los vuelos a Shanghai, hay que pasar todavía por una maduración, y tener paciencia, porque es un mercado tan grande, en el que hay que hacer una inversión económica importante y luego esperar que los frutos caigan del árbol.
Resaltó además que con Japón tenían tres frecuencias, que han pasado a cinco, y que la idea a futuro es si se puede incrementarlas.
Iberia vuela entre Panamá-Madrid, Madrid-Shanghai y entre Panamá-Madrid, Madrid-Tokio. Consideró como ventaja de Iberia que el Aeropuerto de Barajas está en el camino rumbo a Asia y que las conexiones en ese terminal son muy eficientes, sumado a la calidad del servicio que ofrece, más la competitividad en precios.

Una reforma necesaria

Iberia está reconocido entre los mejores del mundo en puntualidad (en 2016 y 2017 el número uno, y en 2018 en tercer lugar en Europa, según FlightStats), junto a la eficiencia y rentabilidad en la industria de la aviación comercial, ha implicado una profunda transformación en unos años para la aerolínea española, tras unos tiempos difíciles.
En 2012, Iberia tenía más de 20.000 empleados, se recompuso en momentos en que perdía un millón de euros al día, llegando a tener el año pasado un beneficio operativo récord en su historia de 437 millones de euros.

Parte importante del cambio significó, en palabras de otro de los ejecutivos de la compañía, introducir importantes modificaciones, “quitando las células malas para sobre tejido sano crecer”. Gallego, recordó que fue relevante para lograr el objetivo tener un plan de transformación que implicó ajustar la capacidad, o hacerse más pequeños, y cancelar rutas emblemáticas, como la que tenía como destino La Habana, la mayoría de las cuales fueron reabiertas después.

“Tenemos una nueva compañía. Estuvimos en una situación bastante peligrosa”, reconoció. Expuso que fue fundamental el lanzamiento de un plan de futuro y haber ido cambiando toda la estructura de la compañía e invirtiendo en flota. En esa reconfiguración, la operación con América Latina ha sido clave.
De todos los asientos que tiene disponibles, 52,4% los colocan en vuelos con América Latina, además de un 10% en España y de un 20% en Europa. “La aerolínea tiene 80% de sus asientos entre Europa y América Latina”, resaltó Moneo.
En esta operación es un factor clave el centro de conexiones de la aerolínea en el Aeropuerto de Barajas, en Madrid, terminal por el cual se estima que pasan 70 millones de pasajeros al año.

Crecimiento en la región

Desde la perspectiva de Moneo se ha ampliado mucho la operación de Iberia en Centroamérica, ya que ha pasado de las 16 frecuencias que tenía hace cuatro años a 28 frecuencias.
“Nuestra intención es consolidar este incremento de oferta tan importante que ha habido y, por supuesto, mantenernos atentos. Si nuestra vocación es seguir creciendo, y vemos que ha posibilidades y potencialidad, por supuesto lo vamos a hacer”, subrayó.
Para el ejecutivo “el incremento de la operación en la región ha sido brutal, de más de dos dígitos cada año”, y consideró importante que cada año están introduciendo alguna novedad como la de producto para este año de turista premium.
“América Central la tenemos bastante bien servida”, enfatizó sobre la oferta que tiene la aerolínea en el Istmo.
Para Moneo la potencialidad existe para este negocio al ser esta una región en crecimiento, en la que se alternan la parte corporativa, por la presencia por ejemplo de un buen número de empresas europeas que vienen a invertir, y el atractivo de varios destinos turísticos que cada vez se hacen más interesantes y son más conocidos.
Reconoció como un reto tener la capacidad de enseñar todos los atractivos que tiene la región; y apuntó como desafíos para el desarrollo de la aviación comercial en la región que haya una política turística atemporal, más allá de los cambios de gobierno, y que se trate de una política turística de país, que sea sólida, consistente y que perdure con el tiempo.

Eficiencia, digitalización, alianzas: Visión global de la aviación comercial


La aviación comercial se enfrenta al reto de ser más eficiente, en un ámbito cada vez más competitivo, lo que se considera esencial en todos los ámbitos, o desde la operación diaria, al diseño del programa de vuelos y el servicio al cliente.
El sector aéreo va hacia la digitalización, lo que está sirviendo para estar conectado con el cliente durante todo su viaje, y por ende a una mayor personalización del servicio. Las alianzas son también muy beneficiosas. Iberia destaca que forman parte de Oneworld, además de mantener un acuerdo de negocio conjunto con British Airways, American Airlines y Finnair para las rutas entre Europa y el Atlántico Norte, y otro con British Airways, Finnair y Japan Airlines para las rutas con Japón.

RELACIONADAS