Empresas & Management
Fecha de publicación: 2019-06-24

El empresario que sacó a Fila de 'entre los muertos' ahora tiene una fortuna de US$830 millones

Un aspecto central de la remontada de Fila fue el movimiento para recuperar productos icónicos de los años 90 dirigidos a los compradores que buscan estilos clásicos.

Por Bloomberg

Fila es algo más que una marca, 'es más como un bebé que tuve a la edad de 45 años', dijo empresario Yoon Yoon-soo.

Los tenis de suela gruesa de 1990, conocidos como 'zapatos de papá', ahora son amados por los millennials, cuya fascinación por el calzado retro ha traído a Fila 'de entre los muertos', dejando a Yoon Yoon-soo una gran fortuna.

Se estima que Gene, como se lo conoce al empresario coreano Yoon Yoon-soo, tiene un valor aproximado de 830 millones de dólares a través de su participación en Fila Korea, quien adquirió la marca Fila en 2007, en lo que los medios de comunicación de Corea del Sur se refirieron como 'un camarón que se traga una ballena'.

Yoon pasó a supervisar un resurgimiento en la fortuna de Fila, reflejándose en acciones al alza en su compañía.

Un aspecto central de la remontada de Fila fue su movimiento para recuperar productos icónicos de los años 90, dirigidos a los compradores que buscan estilos clásicos.

Por ejemplo, sus tenis 'Disruptor 2', traídos de vuelta al mercado en 2017, estuvieron entre el calzado de mujer más popular en algún momento del año pasado, según la plataforma de búsqueda de moda global Lyst. Fila estima que vendió más de 10 millones de pares a partir de en enero en ese año.

Yoon, de 73 años, no quiso hacer comentarios para esta historia. Le dijo a un periódico local en Corea del Sur en 2017 que Fila era algo más que una marca deportiva para él. "Es más como un bebé que tuve a la edad de 45 años", dijo.

Fila 'se pone de moda'

La marca también recibió la ayuda de las celebridades que portan sus productos, desde la modelo estadounidense Kendall Jenner hasta la cantante Rihanna han sido vistas con ropa que tiene el icónico logotipo rojo, blanco y azul de Fila. Además, su precio es relativamente bajo.

"Fila cambió su target de 30 y 40 años a clientes más jóvenes mientras reducía los precios", dijo Na Eun-chae, analista de la correduría Korea Investment & Securities con sede en Seúl. "Eso funcionó bien, junto con su enfoque en el segmento del zapato ".

432-h0(800x600)

Las acciones de Fila Korea han aumentado un 400 por ciento desde el inicio del año pasado, aumentando su valor de mercado a 4 mil 300 millones de dólares.

Yoon y su familia poseen alrededor del 20 por ciento de la compañía.

Yoon, quien se graduó de la universidad a los 30 años, comenzó en Fila en 1991 como director de negocios de la compañía en Corea del Sur, ganando un salario anual de 1.5 millones de dólares. Pero él tenía la vista puesta en cosas más grandes.

En enero de 2007 encabezó una compra apalancada de 400 millones de dólares de la marca Fila global y todas sus subsidiarias. En 2010, hizo pública la empresa en Corea del Sur.

Originalmente comenzó en Italia en 1911, Fila había sido vendida a la firma estadounidense de capital privado Cerberus Capital Management en 2003. Su apogeo terminó en el 2000 cuando tuvo una disminución en las ventas y la administración hizo inversiones excesivas.

Otra parte clave de la estrategia de Yoon fue construir una participación mayoritaria, a partir de 2011, en la empresa ahora llamada Acushnet Holdings Corp, el fabricante de pelotas de golf Titleist.

Acushnet cotizó sus acciones en Nueva York en 2016. Fila Korea reportó ingresos de 3 billones de wones (US$2.600 millones) en 2018, de los cuales el 61 por ciento provino de Acushnet, según Fila Korea.

La venta de calzado y ropa de Fila, excluyendo a Acushnet, registró un aumento del 52 por ciento a 1.2 billones de wones en 2018 respecto al año anterior, dijo la compañía en una presentación .

Yoon nunca imaginó una carrera en 'zapatos de papá' y pelotas de golf. Su madre murió de tifoidea poco después de su nacimiento. Perdió a su padre por cáncer en la escuela secundaria y quería ser médico, pero fracasó tres veces para ingresar a la escuela de medicina. Terminó estudiando y graduándose en ciencias políticas y diplomacia.

Su edad lo convirtió en un candidato poco atractivo para trabajos de nivel de entrada en la mayoría de las empresas. Después de muchos intentos, Yoon aterrizó en JC Penney Co, comprando productos coreanos para vender en Estados Unidos.

Más tarde, se encontró con Fila en Estados Unidos y convenció a la firma para que fabricara zapatos en Corea del Sur. Después de eso, se le pidió a Yoon que estableciera y dirigiera el negocio coreano de la compañía, que luego compró antes de adquirir la marca global.

RELACIONADAS