Empresas & Management
Fecha de publicación: 2019-06-18

Dos Pinos abre de par en par las puertas del Caribe

Cooperativa tica inaugura planta de producción en República Dominicana, tras invertir US$30 millones, en asociación con un grupo local.

Por Daniel Zueras, estrategiaynegocios.net

La cabeza de playa para el asalto al Caribe de la cooperativa costarricense Dos Pinos ha sido plantada en República Dominicana.
Tras una inversión de US$30 millones, el gigante lácteo tico apuntala sus operaciones en el exterior (hay que recordar que también cuenta con plantas de producción en Nicaragua y Panamá; así como de distribución en Guatemala) y apuesta aún más fuerte por su internacionalización.

“Entre el 25% y 30% de la producción de Dos Pinos se exporta a otros mercados”, incide el gerente de Relaciones Corporativas de Ganaderas de Dos Pinos, Francisco Arias.
La aventura dominicana no la realizan en solitario, sino que van de la mano de Distribuidora
Corripio, propiedad del Grupo Corripio, uno de los principales conglomerados empresariales de la isla caribeña (ver recuadro).
La empresa Grupo Lácteo del Caribe (GLC, conformada por ambas empresas) inició operaciones el pasado 26 de marzo en República Dominicana. En la planta se elaborarán productos bajo las marcas Dos Pinos y La Granja, en las categorías de lácteos, jugos, néctares y refrescos, con un portafolio de 50 variedades en una primera etapa, para innovar con fórmulas desarrolladas a partir de los gustos y preferencias del consumidor caribeño.
La entrada a República Dominicana se debe a que “es una economía dinámica, con un mercado potencial muy relevante para desarrollar aún más la industria de bebidas y alimentos. Es además la puerta para poder tener presencia en todo el Caribe con productos de alta calidad y valor agregado”, explica Arias.

Desde hace años, Dos Pinos valora la posibilidad de entrar a Jamaica, Cuba, o Trinidad y Tobago. Con la entrada en operación de la planta dominicana, se busca consolidar en el mediano plazo “la plataforma de exportación hacia otros países del Caribe”, comenta el vocero de Dos Pinos.

En todo caso, la potencia económica de República Dominicana, con una población de 10,2 millones de habitantes, y que en los últimos años ha sido consistentemente el país latinoamericano con mayor crecimiento económico (en torno al 7 %), lo hace por sí solo un mercado muy atractivo. Arias estima el tamaño del mercado local en US$466 millones.

Con estas cifras en mente, Grupo Lácteo del Caribe tiene dentro de sus objetivos “convertirse en un actor relevante en la industria láctea y de bebidas tanto en República Dominicana como el resto del Caribe, para este efecto tener la nueva planta permitirá aprovechar sinergias y capitalizar la experiencia de 70 años que la Cooperativa Dos Pinos tiene en la actividad junto al conocimiento del mercado y capacidad logística de un grupo empresarial de amplio reconocimiento como lo es el Grupo Corripio”, abunda.

Dos Pinos busca así capitalizar las oportunidades para incrementar el consumo, pues República Dominicana tiene un consumo lácteo per cápita al año de 104 litros, frente a los 205 litros de consumo per cápita y año de Costa Rica.
“Parte de nuestro propósito en el mediano plazo, es incrementar la cifra de consumo per cápita de productos lácteos en Dominicana, y además innovaremos con fórmulas ganadoras desarrolladas a partir de los gustos y preferencias del consumidor caribeño”.
Además, con ese incremento del consumo de lácteos, el Grupo Lácteo del Caribe también buscará impactar positivamente la salud, nutrición y bienestar de los consumidores “y apoyar el desarrollo del sector productor de leche local”.
Los productores serán externos bajo el esquema de proveedores, a diferencia de la operación costarricense, donde son asociados de la cooperativa.

El desembarco

Desde un inicio, GLC ingresa con un portafolio de productos bajo las marcas Dos Pinos y La Granja, donde participarán en categorías de leches larga vida, y buscarán innovar con fórmulas cercanas a los gustos del consumidor caribeño.
En una primera etapa se comercializará un portafolio de 50 variedades de productos, en categorías como jugos, néctares, bebidas refrescantes, leches, leches saborizadas y avenas.
En el mediano plazo entrarán con yogurt y otras categorías, además “estamos innovando con fórmulas que combinan sabores tropicales en jugos y bebidas refrescantes a base de frutos cítricos, por ejemplo”.

En este momento cuentan ya con más de 50 variedades de productos, capitalizando la experiencia de las marcas Dos Pinos y La Granja, en las categorías mencionadas. “Iniciaremos produciendo leche de larga vida, así como refrescos y bebidas”, cuenta Arias.
Las marcas son las mismas que en Costa Rica, ya que el vocero considera que el portafolio es diverso, “caracterizado por la alta calidad y valor agregado. El objetivo es fortalecer el posicionamiento de las marcas Dos Pinos y La Granja”.

La capacidad de la nueva instalación caribeña, que generará unos 250 empleos (ubicada en las cercanías de la capital, Santo Domingo, y con una capacidad de envasado de 250.000 litros diarios), no será una isla para la cooperativa. “Se aprovechará la capacidad productiva de la nueva planta en República Dominicana, aprovechando las sinergias que se puedan presentar con los otros eslabones del grupo”, en referencia a las plantas de producción en los otros países en los que Dos Pinos tiene presencia.
Uno de los grandes músculos de esta operación es la fortaleza del socio local en el ámbito de la distribución.
El dominicano Grupo Corripio, además de haber invertido en camiones que permitan comercializar y distribuir productos en ambientes refrigerados, ha diseñado un plan que está orientado a alcanzar unos 30.000 puntos de venta en estas categorías a lo largo y ancho de todo el país, incluyendo tanto a los canales detallistas, como supermercados y mayoristas.

Múltiples negocios: Corripio, un socio de primer orden

Grupo Corripio es un grupo empresarial fundado por Manuel Corripio en 1930, y hoy comandado por José Luis ‘Pepín’ Corripio, quien a sus 85 años se mantiene al frente del grupo familiar, que actualmente tiene una plantilla de unos 12.000 empleados.
Poseen empresas en muy diversos ámbitos, desde periódicos hasta fábricas de alimentos, bebidas y tiendas por departamento. El crecimiento exponencial llegó en los años sesenta, cuando ‘Pepín’ inició un proceso de diversificación y expansión del pequeño negocio familiar.
Ahora, Dos Pinos se ha asociado con Distribuidora Corripio, una de las principales empresas del conglomerado dominicano, para aprovechar la amplia red de distribución del mismo a lo largo y ancho de toda la isla.

RELACIONADAS