Empresas & Management
Fecha de publicación: 2019-05-09
Galeria  Ver Fotogalería

Denim Project: Revolución textil en El Salvador

Es referente de la moda inspirada en el arte y diseño desde El Salvador, impulsa la conciencia social y medioambiental.

Por Claudia Contreras, estrategiaynegocios.net

Producir jeans puede ser lo más básico en la industria textil, pero se vuelve exclusivo cuando se personaliza y se hace viral en la generación millennial y Z. Desde Instagram, Denim Project se populariza, e impulsa su conciencia social y medioambiental.

“Queremos cambiar el mundo a través de la moda”, dice Roberto Ticas, fundador de Denim Project, que junto a Adriana Portillo se han colocado como una marca de moda referente, inspirada en el arte y diseño desde El Salvador.

Posicionar denim en un mundo donde hay tanta oferta textil no es tarea fácil. “Lo más difícil es tener una propuesta de valor diferente. Por eso nos enfocamos en valores diferentes”, dijo Ticas, que es administrador y politólogo.

En 2016, unos jeans con el doblez reversible personalizado se popularizaron en Instagram a través de influencers de moda de El Salvador. Es el producto estrella de la startup: pantalones reversibles con un diseño predeterminado que usted elige. “Vimos que estaba de moda hacerle un doblez al pantalón, probamos ponerle un diseño para que se combine blusa con lo de abajo. Esa idea en 2016 hizo que se nos acercaran boutiques, ganó mucha popularidad”, explicó Ticas. Desde entonces, han popularizado blusas, gorras, maletines para laptops, ropa de hombre y niños con diseños florales, tropicales. “Comenzamos a combinar denim con diseños y eso se vende un montón”. Esto lo aplican en todas sus colecciones y diseños. ¿El resultado? Colecciones urbanas, casuales y personalizadas.

IMG_1056(800x600)

Ticas creó Denim Project, de la mano de D’Roberts, la empresa familiar dedicada a crear jeans para marcas privadas y uniformes. Gracias a eso entendió que debía iniciar su emprendimiento con textiles con certificados ecológicos. “Buscamos proveedores que tuvieran telas a base de botellas plásticas recicladas: agarran botellas, las trituran, y las convierten en tela denim. Primero fue tener telas que no contaminaran, que no destiñeran, usamos procesos prelavados que es el menos contaminante (en todos los productos denim)”, explicó el ejecutivo salvadoreño. El denim ecoamigable se importa de Brasil, Colombia y Estados Unidos.

La popularidad de la startup hizo que en 2017 ganaran US$25.000 del concurso Innova-Emprende, del Ministerio de Economía salvadoreño. Su proyecto ganador fue crear una planta de tratamiento y reutilización de agua. Se trata de un cofinanciamiento no reembolsable que Denim Project invirtió para comprar maquinaria y materia prima.
Perlas, piedras, denim pintado a mano… La personalización ha sido clave en la evolución de su negocio. “Son nuestros productos insignias. Nos buscan porque somos distintos”, agregó.

IMG_0008.1(800x600)

Denim Project contrata a jóvenes desde 18 años de zonas difíciles del área urbana capitalina. “Contratamos jóvenes en riesgos de violencia, son jóvenes que en otros casos no les dan trabajo, porque vienen de zonas conflictivas. Trabajan, conviven con pandilleros, pero mientras quieran trabajar, no discriminamos a nadie”, agregó Ticas.
En el sector del textil siempre se contamina, en especial en la producción de jeans. “Nuestra forma para devolver algo es apoyar y financiar proyectos sociales”. De la mano de 4ocean, una empresa de Estados Unidos que se dedica a eliminar desechos plásticos del océano, Denim Project organizó en 2018 limpieza de playas en Isla Tasajera. También están financiando programas de conservación de tortugas y han creado colecciones para apoyar a artesanos locales.

Futuro
El sueño de Denim Project es tener su propia tienda con los productos para vestir completamente a la persona (camisa, jeans, gorra).



RELACIONADAS