Empresas & Management
Fecha de publicación: 2019-04-28

Millennials exigen salario emocional, más que salario económico

El mayor reto de las empresas actuales es retener talento, sobre todo cuando éste es un elemento para el protagonismo de la organización.

Por esrategiaynegocios.net

Los Millennials son empleados que cada vez más van llenando las planillas de las empresas; sin embargo, representan un verdadero reto para las organizaciones, ya que deben luchar por retenerlos.

RECOMENDAMOS: "Si naciste entre 1977 y 1985 no eres ni Millennial ni Generación X"

Esta generación, de entornos familiares y escolares donde se les ha protegido y sobrevalorado en exceso, jóvenes que se mueven en entornos sociales hiperconectados y que tienen una su sed por la inmediatez, no solo buscan un buen salario, sino que para ellos el salario emocional es indispensable.

DE INTERÉS: "Cinco consejos para emprender siendo un millennial"

El salario emocional significa sumar aspectos emocionales a la mera retribución económica de un empleado, puede aportar más a la persona que el dinero. Un salario emocional tiene tres ventajas principales, primero el bienestar psicológico porque cuando los empleados ven que la empresa tiene interés en sus necesidades personales, se sienten motivados y además perciben que su trabajo se reconoce en mayor medida, aspectos clave en la reducción del estrés y el aumento del compromiso y la motivación.

RELACIONADO: "Así puedes sobrevivir a un jefe 'Millennial'"

En segundo lugar se encuentra la conciliación, al ofrecer horas de trabajo flexibles o beneficios como el cuidado de niños, se facilitaría que los padres conciliasen su trabajo y su vida familiar, una iniciativa que se ve claramente reflejada en la mejora de la productividad.

TALENTO: "Las razones por las que los millennials pueden renunciar"


Por último, otra ventaja que aporta el salario emocional es las oportunidades de autodesarrollo y mejora, ofreciendo cursos de desarrollo de capacidades, programas de coaching o formación en idiomas que ayuden a los empleados a mejorar como personas y también como profesionales.

ARCHIVO: "El fin de un mito laboral: los millennials no viven cambiando de trabajo"

Según una encuesta realizada por Deloitte en 2017, The 2017 Deloitte Millennial Survey Apprehensive millennials: seeking stability and opportunities in an uncertain world: “dos de cada tres millennials estarían dispuestos a cambiar de trabajo en cualquier momento y probablemente lo harán en menos de dos años”.

TENDENCIAS: "Cómo atraer al mejor talento millennial"

Para las empresas, si quiere brindar un mejor ambiente laboral trate de conseguir un espacio de ocio donde los empleados combinen relajación y desconexión en un tiempo determinado de su jornada es algo que todos agradecerán. También se tiene en cuenta el voluntariado, la compañía puede ofrecer horas gratis para los empleados que desean ser voluntarios por una buena causa, aportando mayor bienestar entre los empleados al estar en línea con sus valores.

RECOMENDAMOS: "Baby Boomer, Generación X, Millennials y Centennials ¿cuál es tu generación?"

Pero existen otras posibilidades para el salario emocional como la retribución flexible que permite la elección entre los servicios que ofrece la empresa y los beneficios sociales, como por ejemplo los cheques de atención médica, de restaurantes o de transporte pagados por la compañía, una buena manera de reconocer el esfuerzo y desempeño de los empleados y conseguir retener el máximo talento.

TAMBIÉN: "Qué es el Co-housing: Casas para envejecer con los amigos"

La exigencia millennial ha introducido el concepto de "salario emocional" como nexo entre sus intereses laborales y personales. Su objetivo no es más que encontrar un lugar de trabajo en el que además de dedicar largas e infinitas horas por un sueldo, sientan que lo que hacen tiene un sentido y contribuye a mejorar la sociedad.

Con información de Diario Responsable

RELACIONADAS