Empresas & Management
Fecha de publicación: 2019-04-20

Telefónica cerrará venta de sus centros de datos por más de US$600 millones

Fuentes financieras indican que la operadora espera cerrar la venta de sus data center luego que haya analizado las ofertas vinculantes presentadas hace semana y media.

Por estrategiaynegocios.net

Telefónica está por cerrar la venta de sus centros de datos. La próxima semana cederá su cartera de 25 centros situados en EEUU, Europa y Latinoamérica, para seguir reduciendo su deuda.

Fuentes financieras indican que la operadora espera cerrar la venta de sus data center luego que haya analizado las ofertas vinculantes presentadas hace semana y media.

Uno de los candidatos mejor posicionado en la puja para hacerse con esta cartera de centros es Asterion Industrial Partners , fondo fundado por Jesús Olmos, exdirectivo de KKR, el pasado mes de noviembre. Del proceso se ha caído, por ejemplo, otro de los nombres que sonaron fuerte en el mercado, como el fondo de infraestructuras Brookfield.

EQT e I-Squared Capital, así como dos compañías del sector, inversores con perfil estratégico, como las estadounidenses Digital Realty y Equinix son los interesados.

Telefónica cuenta con 25 instalaciones distribuidas en Estados Unidos, Europa y Latinoamérica. De esta cartera, ocho centros se encuentran en España, tres en Brasil, tres en Colombia, tres en Ecuador, dos en Perú, dos en Chile, dos en Argentina, uno en Miami y otro en México.

Por esas fechas, Bank of America y BBVA, asesores de Telefónica en la venta, ya habían definido el perímetro de la venta. La transacción está ahora tan avanzada que el comprador ya tendría diseñada la financiación. En concreto, Santander, BBVA y un banco francés, previsiblemente Crédit Agricole, se encuentran entre los bancos que apoyarán al comprador.

Con esta nueva desinversión, Telefónica logrará rebajar la deuda por debajo de los 40.000 millones de euros, una buena noticia que trasladar al mercado en la próxima presentación de resultados del primer trimestre, prevista para 10 de mayo. Ya se habría situado de forma virtual por debajo de esta barrera psicológica, algo que no conseguía desde hace más de una década, después de conocer que Hacienda le tendrá que devolver los impuestos pagados de más en el Impuesto de Sociedades entre los ejercicios 2008 y 2011. La compañía va a obtener por ese concepto, al menos, 702 millones, aunque el grupo prevé reclamar, también, los intereses de demora.

Si se cuentan las desinversiones de sus negocios en Centroamérica y la aseguradora Antares, cerradas en este ejercicio de 2019, la deuda bajaría a 40.400 millones. A esto habría que restar los 702 millones de Hacienda y los 600 millones de la venta de los data center. Eso sí, por la aplicación de las nuevas normas contables internacionales IFRS 16, se producirá un repunte de entre 7.800 y 8.100 millones, según ha comunicado la operadora.

Con información de Expansión

RELACIONADAS