Empresas & Management
Fecha de publicación: 2019-03-08

Uber se expande y analiza comprar Careem, su competidor en Medio Oriente

El servicio de viajes compartidos está en conversaciones para adquirir la startup con sede en Dubái que se ha convertido en la mayor aplicación para pedir viajes en Medio Oriente.

Por CNN

Uber podría estar cerca de gastar miles de millones de dólares para comprar a su gran rival en Medio Oriente.

Según informes, la compañía está en conversaciones para adquirir Careem, una startup con sede en Dubái que se ha convertido en la mayor aplicación para pedir viajes en Medio Oriente desde que fue fundada en 2012.

Careem ahora tiene más de 30 millones de clientes y su conocimiento y ventaja como participante local han dificultado las cosas para Uber desde que ingresó al mercado en 2013.

El acuerdo reportado podría valorar a Careem en aproximadamente de 3,000 millones de dólares. Uber y Careem declinaron hacer comentarios. Careem fue valorada en más de US$2.000 millones en su última ronda de financiamiento en octubre.

Uber tiene un historial mixto en los mercados internacionales. En los últimos tres años se ha retirado de China, Rusia y ocho países del sudeste asiático.

Pero Uber ha incrementado sus ambiciones globales a medida que se prepara para una oferta pública inicial (OPI), y es probable que desee apuntalar su posición en mercados en crecimiento como el Medio Oriente. El director financiero, Nelson Chai, dijo en noviembre que la compañía había invertido en “mercados de alto potencial en India y Medio Oriente, donde continuamos consolidando nuestra posición de liderazgo”.
Reduciendo sus pérdidas

Una fusión con Careem podría ayudar a reducir sus pérdidas.

“En este mercado, una fusión generalmente es una señal de que una o ambas compañías están sufriendo los costos de la competencia”, dijo Michael Ramsey, analista principal de la consultora Gartner.

“Una fusión, teóricamente, reduce el costo de mantener a los conductores. Hay algunos beneficios de escala al usar un único sistema, pero en su mayoría es una reducción de la competencia”.

Uber dijo el mes pasado que había perdido 1,800 millones de dólares en 2018. Se espera que la compañía, que es la startup estadounidense de más alta valoración, se vuelva pública este año.

Careem también podría preferir que se realice un acuerdo antes de una OPI de Uber que podría recaudar miles de millones para su competidor.

“Es probable que Careem se incline más hacia una adquisición por parte de Uber para proteger el valor creado y evitar nuevas pérdidas una vez que Uber tenga más municiones como resultado de su OPI”, dijo Khaldoon Tabaza, fundador de la firma operadora de startups con sede en Dubái, iMena Group.

Pero la inestabilidad regional podría aumentar los riesgos para Uber, agregó. Careem opera en 22 ciudades de Pakistán, donde un reciente aumento de la tensión con India ha generado preocupaciones de un renovado conflicto entre los poderosos vecinos.

Socios en común

Una adquisición podría ser impulsada por los inversionistas que han respaldado a ambas compañías.

En 2017, Daimler invirtió en Careem unos meses después de anunciar que trabajaría con Uber para introducir autos de conducción automática en su red.

El gobierno saudí está apostando por ambos caballos, tras pagar US$100 millones por una participación en Careem en 2016 y aportar US$3,500 millones, la mayor cantidad por parte de un solo inversor, a Uber el mismo año.

La combinación de las dos aplicaciones daría a Uber el dominio completo del mercado en Medio Oriente, pero algunos analistas cuestionan si tal medida le permitiría aumentar las tarifas e impulsar la rentabilidad de su balance general.

“El problema más importante es que incluso con el dominio del mercado, no hay evidencia de que alguna de estas compañías realmente pueda obtener ganancias sostenibles al tiempo que proporciona el nivel de tarifas y la disponibilidad de automóviles que las hizo populares”, dijo Hubert Horan, un consultor de transporte independiente.

Un acuerdo también podría verse obstaculizado por intereses en competencia.

Uno de los principales inversores de Careem es la mayor empresa de comercio electrónico de Japón, Ratuken, que también posee el 13% de Lyft, otro rival de Uber. Rakuten declinó hacer comentarios.

¿Seguirá Careem el camino de Souq?

Pero Kingdom Holding, de Arabia Saudita, que también tiene participaciones en Careem y Lyft, ha señalado que podría respaldar un acuerdo entre Careem y Uber. El presidente ejecutivo de Kingdom Holding, Talal Al Maiman, dijo a Bloomberg en enero que su compañía “apoyaría” una fusión de ambas.

Didi Chuxing, que obligó a Uber a salir de China, también posee una participación en Careem. También se negó a comentar.

Si se produjera una venta, sería la segunda adquisición de un unicornio de Medio Oriente después de que Amazon compró la empresa de comercio electrónico Souq en 2017.

“Las partes interesadas regionales esperaban que Careem creciera más y se conviertiera en un adquiriente, en lugar de incorporarse a Uber”, dijo Tabaza de iMena.

“Sin embargo, una adquisición por parte de Uber también podría ser vista positivamente como un signo del atractivo y la madurez de los mercados regionales”, agregó.

RELACIONADAS