Empresas & Management
Fecha de publicación: 2019-03-07
Galeria  Ver Fotogalería

¿Por qué crece la inversión con impacto social y medioambiental en Centroamérica?

La inversión de impacto está cobrando auge en Centroamérica, siendo microfinanzas, la cadena de valor agrícola, la energía renovable y las industrias creativas los sectores más pujantes.

Por Louisa Reynolds, estrategiaynegocios.net

En la fábrica de Yogi Superfoods, una empresa guatemalteca dedicada a la producción de alimentos orgánicos, sorprende la cantidad de rostros jóvenes. Candelaria, de 20 años, es la responsable de la producción de vinagre de sidra de manzana, súper alimentos en polvo y productos de chocolate y gomasio (un condimento). Siempre sonriente, este es su primer empleo formal.

A Mercedes, de la misma edad, le gustan tanto los aceites de coco, cúrcuma y gomasio, que los incorpora en las comidas que prepara para su pequeña hija. Héctor es un joven alegre y jovial que se dedica a fabricar uno de los productos estrella de la compañía: la kombucha (una bebida probiótica).

04-Yogi-Superfoods(800x600)

Ubicada en San Pedro Las Huertas, Sacatepéquez, Yogi Superfoods es una empresa que busca crear empleos de calidad para los jóvenes del municipio que logró despegar y crecer gracias a la asesoría y al apoyo financiero de Alterna, una organización que apoya a los emprendedores guatemaltecos durante la fase inicial del emprendimiento así como en la búsqueda de fuentes de financiamiento y redes. Fue una de las múltiples historias de éxito presentadas durante el Foro Latinoamericano de Inversión de Impacto (FLII) 2018 que se llevó a cabo en Antigua (Guatemala) el 7 y 8 de noviembre.

La inversión de impacto se realiza en compañías, organizaciones y fondos con la intención de generar impacto social, medioambiental y retorno financiero. Tiene dos modalidades: por un lado, organizaciones de financiamiento tradicionales como fondos de inversión, grandes bancos y distintas organizaciones que deciden invertir parte de su portafolio en empresas de impacto; y por otro lado, instituciones que han sido específicamente creadas para invertir en el ecosistema de impacto.

Daniel Buchbinder, fundador de Alterna (que organiza el FLII desde 2011), asegura que este tipo de inversión “está creciendo exponencialmente a nivel global y en América Latina”. En Centroamérica, “la perspectiva de inversion de impacto para los próximos dos a cinco años va a ser exponencial a nivel de fondos participantes y de fondos comprometidos”, agrega Buchbinder, quien prevé que la mayor parte de esta inversión se realizará en microfinanzas, la cadena de valor agrícola, energía removable y las industrias creativas. El objetivo del FLII 2018, explicó el fundador de Alterna, es generar conexiones entre inversionistas y emprendedores, desarrolladores de capacidades, entidades académicas, y medios de comunicación.

“Lo fundamental son las conexiones porque esa red genera la confianza, que es el elemento principal para que florezca un sector de inversión de impacto”, dijo.
Durante el FLII 2018 se realizaron mesas sobre una amplia variedad de temáticas, entre ellas el auge de las industrias creativas, la inversión de impacto con enfoque de género, el emprendimiento joven, los Objetivos Globales de Desarrollo Sostenible, y la inversión en el cambio climático.

Transformar retos en oportunidades


Yogi Superfoods ejemplifica cómo la inversión de impacto busca convertir grandes retos como el desempleo juvenil en un municipio, en una oportunidad, ya que la empresa ha logrado crecer gracias a esa mano de obra joven y deseosa de salir adelante. “La inversión de impacto entra a trabajar en espacios que no son obvios. Este tipo de inversión va a tener más posibilidades de tener impacto en regiones donde los retos se puedan capitalizar en oportunidades de manera muy rápida”, aseguró Buchbinder.

Entre los retos que la inversión de impacto puede convertir en oportunidades, este cita el desempleo juvenil y la falta de educación. “Hay empresas sociales que pueden generar cambios estructurales en términos de conectar a emprendedores con empresas rurales y con mercados urbanos o internacionales a través de plataformas tecnológicas”, explicó el organizador del foro de impacto.

Programa-Valentina(800x600)

El Programa Valentina, creado en 2014 por Katia Cerwin Von Ahn, Alejandro Estrada Toledo, Jessica Hammer y la Fundación Sergio Paz Andrade (Funsepa), también se basa en el potencial de la juventud centroamericana.

Valentina es un sistema de capacitaciones aceleradas con una duración de diez semanas, dirigidas a jóvenes de entre 16 y 29 años. El programa, que ya ha formado a 287 jóvenes, tiene como objetivo colocar a sus estudiantes en empleos formales de valor en el sector de la tecnología en los cuales pueden ganar dos o tres veces el salario mínimo.

Fue nombrado Valentina en honor a Valentina Tereshkova, la primer mujer cosmonauta en viajar al espacio en 1963, ya que los fundadores afirman que buscan “colocar a jóvenes en un cohete” para acelerar sus oportunidades y sus egresados son llamados Valentinos y Valentinas. Desde 2016, el mencionado programa cuenta con el apoyo de GBM, empresa que le ha donado 30 computadoras Lenovo para equipar un segundo laboratorio que beneficiará a 150 jóvenes.

“En Programa Valentina creemos en la igualdad de oportunidades para todos los jóvenes guatemaltecos y que la tecnología es el vehículo más rápido para lograrlo. Trabajamos para que Guatemala se convierta en una potencia regional en tecnología, trayendo progreso social y económico para todos”, afirma Katia Cerwin, directora del mismo. Funsepa se ha trazado una meta ambiciosa: para 2025 busca convertirse en el programa opensources de capacitación y colocación más influyente de Latinoamérica.

Desarrollo incluyente para frenar la migración

Durante el FLII 2018, Nicholas Coloff, director ejecutivo de la Fundación Argidius, explicó que la organización se basa en el principio de que el desarrollo económico incluyente mediante el impulso de la pequeña y mediana empresa (Pyme) es uno de los principales motores de cambio en los países de bajos ingresos, ya que las empresas generan empleo e ingresos y desempeñan un papel clave en la reducción de la pobreza.

Argidius trabaja directamente en Guatemala, Nicaragua, Kenia, Uganda y Tanzania. Coloff detalló los factores por los cuales a nivel latinoamericano la fundación eligió a Guatemala y Nicaragua: “Son dos países que contrastan en términos de tamaño y nivel de desarrollo
económico pero ambos tienen importantes desafíos en términos de pobreza, y en el caso de Guatemala, inequidad. Nicaragua sigue siendo un país eminentemente agrícola mientras que Guatemala cuenta con productos agrícolas con un valor agregado y tiene manufactura”. Argidius también financia emprendimientos en todo el mundo a través de la red global aceleradora de emprendedores Impact Hub y en América Latina a través de la aceleradora de empresas Ágora Partnerships.

our-work_where-we-work_honduras-impact-2(800x600)

En América Latina financia la aceleradora Impulsa tu Empresa de TechnoServe, una organización no gubernamental (ONG) con sede en Washington, habiendo apoyado a más de 1.000 emprendedores de diversos sectores (comercio, agricultura, textil, construcción y alimentos procesados) en Guatemala, Honduras, El Salvador, y Nicaragua. Un estudio de impacto realizado por la Emory University arroja resultados sorprendentes: desde el 2012, los emprendedores beneficiados han incrementado sus ventas en más de US$35 millones, han creado más de 1.100 nuevos empleos y han movilizado un capital de más de US$5 millones. Además, dos de cada tres emprendimientos financiados por Impulsa tu Empresa fueron fundados por mujeres.

Refiriéndose al reciente éxodo de migrantes hondureños hacia Estados Unidos en busca de oportunidades de empleo y una vida libre de violencia, Coloff dijo: “Si invirtiéramos más en crear empleos formales de calidad mediante empresas sociales, las personas encontrarían menos motivos para unirse a una caravana y embarcarse en un viaje largo y peligroso con el objetivo de llegar a los EE.UU.”.

Pero el director ejecutivo de Argidius, quien anteriormente se desempeñó como director de innovación de Oxfam Gran Bretaña, advirtió que la inversión social por sí sola no puede resolver los enormes desafíos que enfrenta Centroamérica. “La empresa social puede ayudar pero no es la única respuesta en sí misma. Es parte de una solución empresarial que necesita un ambiente para florecer. En los países con economías dinámicas existe un alto nivel de confianza entre individuos, entre las empresas y entre los empresarios y el gobierno. En Centroamérica, una región que acaba de pasar por una etapa de mucha conflictividad, no existen esos niveles de confianza”, explicó Coloff.

Agregó que países como Guatemala han logrado avances palpables en la lucha contra la corrupción, pero sus gobiernos todavía tienen importantes tareas pendientes: “Guatemala ha cambiado mucho durante los últimos 15 años pero esto ha sucedido a pesar de los gobiernos que ha tenido y no a causa de ellos. No necesariamente se trata de que el gobierno tenga que invertir en empresas sociales; también puede hacer otras cosas como simplificar el pago de impuestos, reducir la burocracia y mejorar las carreteras porque si las carreteras son malas no puedes sacar tus productos al mercado y no puedes generar ingresos, o si hay frecuentes cortes de energía eléctrica, eso tiene un impacto negativo en los costos de un negocio”.

El auge de las industrias creativas

Durante el foro se discutieron estrategias para aprovechar el potencial de las industrias creativas en Centroamérica. Philippe Hunziker, propietario de la librería Sophos, en Guatemala, dijo que era necesario fortalecer el mercado cultural intra-regional. “No hay una sola plataforma de comunicación que abarque la región; ahí hay un enorme potencial no solamente en medios sino en una comunicación de la cultura. Que no sea necesario crear un mercado para nuestro cine en la India, sino en El Salvador”, dijo.

DdwUYP4VQAA2Njs(800x600)

Patricia Rosenberg, directora del Teatro Lux, en Ciudad de Guatemala, subrayó la importancia de que el estado invierta en el desarrollo cultural y citó el Consejo Nacional de Ciencia y Tecnología (Conacyt) de México como un ejemplo a emular.

Mariam Polanco, presidenta de la Comisión de Industria Creativa de Guatemala (iCrea) de la Asociación Guatemalteca de Exportadores (Agexport), explicó que los empresarios de iCrea se reunieron con docentes de la Universidades Panamericana y Galileo con el objetivo de redireccionar las carreras de producción audiovisual de manera que respondan a las exigencias del mercado internacional.

También mencionó que junto con el Programa Nacional de Competitividad (Pronacom) iCrea impulsó la creción de una Cuenta Satélite para medir el impacto económico de las industrias creativas, lo cual les permite acceder a fuentes de financiamiento para poner en marcha nuevos proyectos: “Sin la cuenta satélite no sabemos como sector cuánto representamos en el Producto Interno Bruto (PIB). Con un directorio fragmentado por productores de arte, cine, etc, podemos empezar a generar estadísticas. Para buscar cooperación tenemos que ir con los números”.

Casos de éxito: ‘Impulsa tu empresa’, asesoría y dinero

soyanutri(800x600)

Soya Nutribar (El Salvador)
Fundado en en 2010, es un restaurante y una tienda de productos orgánicos ubicada en San Salvador. Busca promover un estilo de vida saludable. Tiene seis empleados.

La Feria Mágica (Guatemala)
Fundada en 2004, se dedica a la organización de fiestas y eventos para familias y clientes corporativos. 20 empleados.

Laboratorios Bio Productos Naturales (Honduras)
Manufactura de productos de belleza con fórmulas originales. 15 empleados de tiempo completo y tres medio-tiempo.

Productos El Sol (Nicaragua)
Distribuidora de productos químicos que cuenta con 15 empleados de tiempo completo y tiene una cartera de más de 100 clientes.

RELACIONADAS