Empresas & Management
Fecha de publicación: 2019-01-09

¿Cómo plantearse metas alcanzables en 2019?

Siguiendo unos pasos sencillos podrá fijarse metas realizables este 2019.

Por María Ibarra (*)

Cuando llega enero y pasan los días de fiesta, pensamos en cómo invertir los próximos 365 días del nuevo año. Nos planteamos una lista de deseos por cumplir, nos preguntamos qué metas podemos alcanzar, qué sueños hacer realidad y qué pendientes se podrían cerrar.

Dentro de ese mar de opciones, elegir se vuelve una tarea un poco difícil de hacer; por ello es importante tomarse un tiempo a solas, ojalá con nuestra música favorita, un buen té o café, para analizar y respondernos a nosotros mismos está pregunta: ¿Qué quiero?

La pregunta parece fácil, sin embargo, la respuesta puede ser compleja. Por ello, basado en la metodología de The Full Planner, la recomendación es que antes de plantearnos las nuevas metas o deseos, respondamos lo siguiente:

1- ¿Qué tanto deseo eso que tengo en mente? ¿Es algo que deseo tanto que me quita el sueño?

2- ¿Qué tanto me emociona? ¿Ese deseo me causa felicidad? ¿Me veo como una persona plena al cumplirlo?

En este punto, es importante aclarar que un deseo y una emoción, no es lo mismo, es muy común que emprendamos negocios por el deseo de tener más ingresos y eso está muy bien, sin embargo, debemos preguntarnos si la actividad de ese negocio es algo que me emociona y llena el alma.

3- ¿Qué dificultad tiene?

Que algo sea difícil de lograr no significa que sea imposible. Sin embargo, debemos preguntarnos si nos vemos invirtiendo suficiente tiempo, recursos y haciendo sacrificios en esa meta. Si no estás dispuesto de una manera honesta a hacer sacrificios, no gastes energías en ello, porque los grandes resultados requieren de mucho sacrificio.

4- ¿Qué impacto tiene en tu vida?

¿Es una meta que obedece a modas o presiones sociales? ¿O es algo que impactará tu vida a largo plazo?.

Una vez que tenga claras las respuestas, viene lo más difícil: cumplir la meta. Y no es para menos ya que se calcula que sólo el 8% de las personas cumplen a cabalidad sus metas de inicio de año. Por ello, los hábitos y acciones que tomamos a diario para cumplir nuestros deseos son vitales para su cumplimiento. Sí de verdad quiere alcanzar esas nuevas metas que tiene en mente, deje de lado las excusas y justificaciones.

Para dejar las excusas, una de las herramientas más ponderosas que se pueden utilizar es un planificador, con esto podrá dar seguimiento diario y semanal a los aspectos que son realmente importantes de seguir para el cumplimiento de la meta. Busque uno, ya sea en papel o en tablas de Excel (lo que le funcione mejor) para que pueda crear y medir paso a paso sus proyectos, ver claramente dónde está, cuánto ha avanzado y qué ajustes necesita hacer.

Una revisión semanal con acciones pequeñas diarias, hará no sólo que poco a poco cumpla sus cometidos, sino que le motivará a dar el siguiente paso o cumplir otros sueños.

(*) La autora es la creadora de Full Planner, que funge como una herramienta de apoyo para crear, medir y dar seguimiento a tus proyectos personales y profesionales.

RELACIONADAS