Empresas & Management
Fecha de publicación: 2019-01-05

Esto es lo que quieren que sepas los jefes adictos al trabajo

Para algunas personas, el trabajo es lo primero en lo que piensan por la mañana y lo último antes de dormir, para otras no. Pero, ¿Qué pasa cuando tu jefes en workaholic, espera lo mismo de tí?

Por estrategiaynegocios.net

Recientemente CNN publicó un artículo sobre cómo manejar a un jefe adicto al trabajo y los lectores no dudaron en comentaron al respecto. Algunos escribieron sobre jefes para los que trabajaban y otros se reconocieron culpables.

Pero solo porque tu jefe trabaja las 24 horas del día, los 7 días de la semana, no significa que espera que tú lo hagas. Esto es lo que estos jefes quieren que sepas.

Entiendo que tienes otros compromisos

Lacey dijo que es conocida por convocar reuniones a las 5:00 pm, pero entiende cuando otros tienen compromisos anteriores.

Su horario laboral es más flexible ahora que sus hijos son mayores, pero ella recuerda las exigencias de tratar de administrar un trabajo a tiempo completo como abogada en un bufete privado y ser madre de niños pequeños.

"Estoy en una etapa en la que esto es agradable, pero no siempre fue así", recordó. "Fue horrible porque sentía, sin importar dónde estuviera, que no estaba haciendo un buen trabajo".

Esa experiencia no se le olvida y trata de solucionar los conflictos de agenda.

No espero que corras a mi ritmo

Cuando Lou Galterio contrata a un nuevo empleado, él es muy directo con su consejo: no trates de seguirme el ritmo.

Fundó SunCoast RHIO en 2013, una firma que ayuda a agilizar el proceso de reclamaciones de seguros para los proveedores de atención médica que facturan al gobierno federal.

Trabajar de 10 a 12 horas diarias durante la semana es algo típico para él, y el trabajo a menudo se filtra a su vida personal cuando tiene que atender llamadas de los clientes.

"A la gente le lleva un tiempo aprender a hacer un buen trabajo, y he perdido a muchas buenas personas porque intentaron seguir mi ritmo y se sentían culpables".

Siento presión añadida

Para John Bowers, CEO de la compañía británica de tecnología para vehículos autónomos JCC Bowers, ser el jefe significa no solo ejecutar una visión, sino también apoyar a un equipo de personas que dependen de él para sus salarios.

Pero estar al mando también puede ser solitario.

"Desde una perspectiva personal y social, a menudo cancelo eventos o reuniones y renuncio a cosas del ámbito personal para asegurarme de que estoy trabajando y abordando los temas que necesitan mi atención, enfoque, dirección y todo lo demás", dijo Bowers.

"Es solitario en el sentido de que soy el capitán, yo me hundo con la nave, cuando las cosas se ponen difíciles, y se ponen, me responsabilizo de rectificarlas y de garantizar que la moral y la determinación del equipo sean lo más altas posibles. Y hay que pagar un precio, pero ¿quién quiere trabajar en una empresa en la que el CEO se da vuelta cada vez que hay un obstáculo en nuestro camino? ".

Habrá ocasiones en las que necesitaré que trabajes más allá de 9 a 5

Los plazos deben cumplirse y, en ocasiones, trabajar hasta tarde o los fines de semana es inevitable.

"Si tenemos una verdadera crisis y te necesitamos aquí, entonces tienes que estar aquí", dijo Lacey. "Pero mi definición de una verdadera crisis es muy estrecha".

Ella dijo que trabaja con su equipo para adaptarse a los compromisos personales, pero la flexibilidad debe ir en ambos sentidos.


"En la medida en que podamos acomodarnos, eso es lo que hay que hacer, pero de la misma manera, si te llamo un fin de semana y realmente necesito algo de ti, entonces espero que me ayudes de la misma forma en que yo te ayudé".

No necesito que estés en tu escritorio todo el tiempo

El lugar donde trabajas no es realmente importante para algunos jefes, incluso si prácticamente ellos viven en la oficina.

"No voy a ordenar que estés clavado en tu silla de 8:00 a 6:00, pero tenemos cosas que deben hacerse a tiempo", dijo Lacey. "Siempre digo que puedes trabajar a medianoche, siempre y cuando cumplas".

No siempre espero una respuesta fuera del horario laboral

Bowers dedica algo de tiempo los fines de semana para prepararse para la semana siguiente, lo que significa que ocasionalmente envía correos electrónicos a los empleados. Pero no siempre espera una respuesta en sábado o domingo.

"Tengo que recordarles a los miembros de mi equipo que tienen una vida", dijo. "Solo porque es algo que yo elijo hacer con mi vida, no significa que tenga que ser un reflejo de todos los que me rodean".

Me preocupa que trabajes demasiado duro

Pasar muchas largas jornadas en la oficina, enviar correos electrónicos a todas horas. Todas estas son señales de advertencia para Galterio de que un empleado podría estar trabajando demasiado y podría estar al borde del agotamiento o burnout.

"Ellos no son dueños de la compañía", refirió. "Cuando veo estas cosas, les digo que deben bajar la velocidad y no preocuparse tanto".

Con información de Expansión

RELACIONADAS